• Director: José Manuel Vidal
España
El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez
Haciéndose presentes en el templo catedralicio, nuestras autoridades nos honran y reconocen que la Iglesia Católica forma parte de la sociedad toledana

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, ha destacado que las "buenas relaciones, normales" entre la Iglesia y las autoridades "son beneficiosas para el conjunto de la sociedad" y ha recomendado "cuidarlas bien para que no sean susceptibles de empobrecerse".

En su escrito semanal, con motivo de la solemnidad del Corpus Christi el 3 de junio, ha señalado que en estas fechas "la afluencia de personas que llegan a la ciudad de Toledo es enorme". "Nuestras calles y casas muestran todo su esplendor. Acogemos a todos, nos sentimos halagados por los elogios de la celebración de la Misa y la Procesión con la custodia de Arfe".

Aunque ha afirmado que "no es cuestión ahora de calibrar quién sale beneficiado de una buena relación de la Iglesia diocesana con las autoridades elegidas por nuestro pueblo democráticamente", ha aconsejado que estas relaciones se cuiden o de otro modo, "bien porque los que formamos la Iglesia quisiéramos privilegios para nada necesarios, o bien porque nuestras autoridades quisieran domesticar a la Iglesia o a su jerarquía".

"Agradecemos el esfuerzo que Catedral y Cabildo, sacerdotes y vecinos toledanos hacen en estos días por engalanar la ciudad; también por la contribución de nuestras autoridades a este esplendor de calles y plazas. Igualmente reconocemos que ellas llegan a la Catedral Primada para la celebración y recorren calles y plazas acompañando al Santísimo, pues haciéndose presentes en el templo catedralicio, nos honran y reconocen que la Iglesia Católica forma parte de la sociedad toledana", ha afirmado.

También sería semejante el agradecimiento, tal y como ha expresado el prelado toledano, "si no quisieran estar presente por las causas que fueran, porque con su ausencia muestran que existe separación entre la Iglesia Católica y el Estado, esa separación saludable".

No le gusta la "Semana Grande"

Ha expresado su desacuerdo en llamar al conjunto de estos días de fiesta "semana grande", añadiendo que, aunque, es necesario "cuidar bien todo el conjunto de estos días y de la Procesión, para conseguir armonía", no hay que "poner en riesgo lo que la Iglesia de Toledo celebra el domingo del Corpus y el Jueves del Corpus en el Calendario Hispano-Mozárabe".

"Está muy bien lo que viven los sentidos en la Procesión de ese Jueves único y otras muchas cosas bellas que la realzan por las calles y plazas de Toledo. Pero todas esas sensaciones no han de estar valoradas por encima de lo esencial: la Iglesia Católica celebra la Misa y prolonga esta celebración con la Procesión con su Señor sacramentado en la custodia de Enrique de Arfe", ha concluido.

(RD/Ep)

El arzobispo de Toledo, durante la Bendición con el Santísimo en el Corpus Christi