• Director: José Manuel Vidal
España
José Chamizo
La unidad de acción es el único camino para ser capaces de reducir la fuerza del narco a la situación de los años noventa

El ex defensor del Pueblo Andaluz (1996-2013), José Chamizo, aboga por un "plan integral" para el Campo de Gibraltar, que incluya programas "educativos, sanitarios y de empleo", así como mayor apoyo a medios y fuerzas policiales para resolver los problemas derivados del narcotráfico.

En un artículo publicado hoy en Firmas de EFE, y titulado "Campo de Gibraltar: la realidad impuesta", Chamizo recuerda que fue en 1989 cuando "un grupo de mujeres, niños y pensionistas con pancartas y silbatos inundaron la Plaza de las Flores en la barriada de Taraguilla, en el municipio de San Roque (Cádiz)" y comenzó "la lucha contra el narcotráfico en toda la comarca".

El también sacerdote, historiador y activista detalla que para luchar contra aquel flagelo se crearon las llamadas "Coordinadoras", cuyo objetivo era poner fin a un periodo en el que "los traficantes de drogas imponían sus leyes".

Aquello abrió los ojos a políticos y fuerzas de seguridad, agrega, para indicar que lo que se logró fue hacer "un bloque frente a una problemática difícil de abordar".

Pasaron los años y del consumo de heroína se pasó al consumo de cocaína: "Todo fue cambiando: el perfil del consumidor, ahora más de clase media y sin apariencia de delincuente; los traficantes pasaron a llamarse "narcos" por influencia de sus homólogos en América Latina y era una nueva generación mucho más vinculada al sentido empresarial que al pequeño negocio".

Pero "la clase política creyó y proclamó que el problema de la droga estaba resuelto; la sociedad también creyó que las drogas eran un tema residual", se lamenta Chamizo.

"En este año 2018, todas nuestras advertencias, lamentablemente, se han confirmado", remarca el exdefensor del Pueblo Andaluz, al reclamar "un plan integral en el que además de dar cumplimiento a las denuncias antes citadas, seamos capaces de incluir los temas educativos, sanitarios y, como no, de empleo, junto a un apoyo mayor en medios y personas de las fuerzas policiales".

Para Chamizo, "la unidad de acción es el único camino para ser capaces de reducir la fuerza del narco a la situación de los años noventa".

"Si no lo logramos", concluye, "el poder de esta gente se extenderá por todo el país como un desafío al estado de derecho. Ojalá que sepamos reaccionar adecuadamente".

(RD/Efe)