• Director: José Manuel Vidal
España
Uriarte e Iceta, en el coloquio
Iceta ha comentado que en el tiempo presente que "se vive con un alivio profundo" y en el que la reconciliación "requiere de unos previos muy importantes"

El obispo emérito de San Sebastián, Juan María Uriarte, se siente satisfecho de haber contribuido "con otros" a que fuera gestándose "ese deseo de paz y esa resistencia moral ante ETA y sus asesinatos", y ha agregado que "una sociedad donde las injusticias quedan impunes es una sociedad que se va deteriorando".

Uriarte ha participado en un diálogo con el obispo de Bilbao, Mario Iceta, organizado por la revista diocesana de Bizkaia, un adelanto del cual ha hecho público hoy el obispado de este territorio.

A lo largo del diálogo, el obispo emérito de San Sebastián ha recordado diversos episodios en torno al tema, como la visita que realizaron los prelados vascos al presidente del Gobierno Adolfo Suárez, pidiendo la amnistía total, o su intervención en un "encuentro máximo" solicitado por el Gobierno y ETA.

Preguntado sobre las acciones por las que se siente más satisfecho en su recorrido, monseñor Uriarte ha destacado tres: El haber contribuido "con otros" a que fuera gestándose "ese deseo de paz y esa resistencia moral ante ETA y sus asesinatos"; haber tenido contactos "con todos los partidos políticos" en orden a la pacificación y haber realizado "gestiones discretas para acercar posiciones".

Por su parte, el obispo de Bilbao ha recordado su juventud, cuando siendo sacerdote en Córdoba iba a Gernika a visitar a su familia y sus amigos, con la sensación de que "la situación de violencia y terrorismo tenía atenazada a la sociedad".

Uriart, Iceta y Unzueta

Iceta ha comentado que en el tiempo presente que "se vive con un alivio profundo" y en el que la reconciliación "requiere de unos previos muy importantes" recogidos en las Cartas Pastorales de los obispos precedentes, donde "se nos habla de que la paz se asienta en una verdad, en una justicia y, por tanto, en un reconocimiento del daño que se ha hecho".

En esta cuestión, Monseñor Uriarte ha apostillado que "una sociedad donde las injusticias quedan impunes es una sociedad que se va deteriorando y destruyendo a sí misma".

En relación al papel que debe tener la Iglesia sobre este tema en la sociedad secularizada, el obispo de Bilbao considera que "no somos un agente político más" y como seguidores de Jesús hablar de paz y reconciliación "es mucho más que hablar de convivencia".

Para Iceta, una de las tareas de la Iglesia de Bizkaia es la de "ofrecer acompañamiento", tanto a las víctimas como a quién hizo mal. "Esa es la clave de nuestra pastoral penitenciaria", ha concluido.