• Director: José Manuel Vidal
España
Montesclaros
No será como Fátima, ni como Garabandal, no habrá milagros como en Lourdes. Esta vez "se aparecen" cuatro seres humanos, honestos, inteligentes, de ambos sexos y con una preparación intelectual y religiosa muy acreditada

(Avelino Seco).- En la segunda quincena del mes de julio -del 17 al 20 de dicho mes-tendrá lugar en Montesclaros, en las instalaciones del santuario de los Dominicos, un acontecimiento especial, una revelación del cielo. No será como Fátima, ni como Garabandal, no habrá milagros como en Lourdes. Esta vez "se aparecen" cuatro seres humanos, honestos, inteligentes, de ambos sexos y con una preparación intelectual y religiosa muy acreditada. Se trata de Reyes Mate, Xabier PiKaza, Ana Rossetti y Monserrat Escribano.

Se va a hablar y debatir en serio y muy a fondo de cosas corrientes: el dinero, el sufrimiento, el sexo. Desde la visión divina y desde el pensamiento humano. Se llaman "Celebraciones teológicas, verano 2018" y después de ellas quedarán aún títeres y cabezas, pero para mucha gente ya nada seguirá siendo igual. Y la iniciativa tiene en mente repetirse al verano que viene y al otro y al otro.

Xabier Pikaza con un gesto en apariencia familiar abrirá la Biblia ante la gente y escucharemos los sonidos originales: el tin tin de las monedas derramadas violentamente sobre el suelo y el corte seco instantáneo, atroz de un látigo hiriendo el aire corrompido del templo. Y aparecerá por fin el dios dinero desnudo, y su reino de argentópatas repartidos por el mundo.

Sostiene Reyes Mate que después de Auschwitz no se puede hacer teología a la ligera, sin pagar peaje por el sufrimiento inflingido hasta la obscenidad al ser humano, por otro ser humano. La verdad se revela al quitar la espesa capa de dolor en que viene envuelta por la memoria histórica. Pero en esa operación la piel de nuestras manos se arranca en tiras sanguinolentas.

Ana Rossetti como el judío Spinoza es sabia y maneja con destreza el oficio de pulir lentes. Las de la poesía, precisamente, las pondrá a nuestra disposición para ver y decir la verdad honda de los seres humanos y de la vida. Escucharla es asistir a una epifanía inesperada.

Monserrat Escribano maneja dos especialidades teológicas aparentemente distantes y bastante delicadas como son el feminismo y el cerebro. O dicho de otro modo lo racional y lo genital. O de otra manera más bruta: la eclosión del género, en el ámbito cultural que vivimos, va a conmover en breve los cimientos de la civilización.

Por último, pero no lo menos importante, en este programa las ponencias son los astros principales, peo en torno a ellas se ha perfilado una constelación, de paseos y poesías, de arte y naturaleza, y orujo en queimada como una liturgia a la vez secular y sobrenatural que será un disfrute en la tarde de clausura, donde la música grupal del coro Ascasam tiene en Montesclaros la última palabra.