• Director: José Manuel Vidal
Juventud
Los jóvenes de San Vicente de Paúl SSVP
Lí­bano, Ni­ca­ra­gua, Fran­cia, Myan­mar, Re­pú­bli­ca Cen­troa­fri­ca­na, Al­ba­nia, Ve­ne­zue­la, Hai­tí, Cuba, Si­ria, Hon­du­ras, Viet­nam, Ir­lan­da, Ruan­da, Su­dá­fri­ca, Ru­ma­nía, Sie­rra Leo­na...

(SSVP).- Bajo el lema "Jo­ven vi­cen­tino, pro­ta­go­nis­ta del pre­sen­te y fu­tu­ro de la So­cie­dad de San Vi­cen­te de Paúl", del 15 al 21 de ju­nio ten­drá lu­gar en Sa­la­man­ca el En­cuen­tro In­ter­na­cio­nal de Jó­ve­nes de la So­cie­dad de San Vi­cen­te de Paúl.

Los jóvenes provenientes de más de un centenar de países podrán compartir su experiencia de fe y de servicio bajo el carisma vicentino, que tiene como modelo a San Vicente de Paúl, un carisma que incide en la ayuda personal, cercana y efi­cien­te ha­cia las per­so­nas que vi­ven en la po­bre­za.

La So­cie­dad de San Vi­cen­te de Paúl or­ga­ni­za el II En­cuen­tro In­ter­na­cio­nal de Jó­ve­nes, que se va a ce­le­brar del 15 al 21 de ju­nio de 2018, en esta oca­sión en nues­tra dió­ce­sis, con­cre­ta­men­te en el Cen­tro de Es­pi­ri­tua­li­dad "San Vi­cen­te de Paúl" en San­ta Mar­ta de Tor­mes. Los jó­ve­nes par­ti­ci­pa­rán du­ran­te esos días en di­ver­sas ac­ti­vi­da­des de es­pi­ri­tua­li­dad, for­ma­ción, mo­ti­va­ción y mi­sión Al en­cuen­tro está pre­vis­to que asis­tan re­pre­sen­tan­tes de to­dos los con­ti­nen­tes para com­par­tir su fe ca­tó­li­ca y su ser­vi­cio a las per­so­nas más ne­ce­si­ta­das.

 

Jó­ve­nes mi­sio­ne­ros en su pro­pia tie­rra

Ha­brá una re­pre­sen­ta­ción de jó­ve­nes de cer­ca de 100 na­cio­na­li­da­des, lle­ga­dos de paí­ses como Lí­bano, Ni­ca­ra­gua, Fran­cia, Myan­mar, Re­pú­bli­ca Cen­troa­fri­ca­na, Al­ba­nia, Ve­ne­zue­la, Hai­tí, Cuba, Si­ria, Hon­du­ras, Viet­nam, Ir­lan­da, Ruan­da, Su­dá­fri­ca, Ru­ma­nía, Sie­rra Leo­na...

 

 

 

Es­tos jó­ve­nes son mi­sio­ne­ros en su pro­pia tie­rra y trae­rán en su mo­chi­la la ex­pe­rien­cia de ayu­da al pró­ji­mo se­gún su con­tex­to so­cial y cul­tu­ral. Al­gu­nos de ellos pro­vie­nen de paí­ses en los que la re­li­gión ca­tó­li­ca es per­se­gui­da, mi­no­ri­ta­ria o no re­co­no­ci­da ofi­cial­men­te, otros lle­gan de paí­ses en desa­rro­llo, don­de los re­cur­sos son es­ca­sos y en los que su­pe­ran re­tos a tra­vés de su com­pro­mi­so e ima­gi­na­ción. Es­tos jó­ve­nes tam­bién vie­nen de paí­ses desa­rro­lla­dos, don­de la se­cu­la­ri­za­ción y la in­di­fe­ren­cia re­li­gio­sa les se­ña­la y don­de tam­po­co es fá­cil ha­cer lle­gar el men­sa­je del Evan­ge­lio.

Pero to­dos ellos tie­nen algo en co­mún, su fe y su com­pro­mi­so de ser­vi­cio ha­cia los des­car­ta­dos de la so­cie­dad, que se re­su­me en una de las fra­ses del prin­ci­pal fun­da­dor de la So­cie­dad de San Vi­cen­te de Paúl, Fe­de­ri­co Oza­nam, pre­cur­sor de la doc­tri­na so­cial de la Igle­sia, bea­ti­fi­ca­do por el Papa San Juan Pa­blo II: "¿qué po­de­mos ha­cer para ser ca­tó­li­cos de ver­dad, sino con­sa­grar­nos a aque­llo que más agra­da a Dios? So­co­rra­mos pues al po­bre, como lo ha­ría Je­su­cris­to, y pon­ga­mos nues­tra fe bajo las alas pro­tec­to­ras de la ca­ri­dad".

 

So­cie­dad San Vi­cen­te de Paúl

La So­cie­dad de San Vi­cen­te de Paúl es una ins­ti­tu­ción ca­tó­li­ca for­ma­da por lai­cos, con pre­sen­cia en 153 paí­ses y que con obras ca­ri­ta­ti­vas ayu­da a más de 30 mi­llo­nes de per­so­nas.