LoginLogin ClippingClipping SeguidoresSeguidores SeguidosSeguidos DesconectarDesconectar
Religión Digital

Eric Frattini, autor de "Los Cuervos del Vaticano"

"Paolo Gabriele es el pajarito al que mandaron filtrar los documentos"

clipping

Eric Frattini: "Los vaticanistas no necesitamos parecernos a Dan Brown: el Vaticano nos da las tramas perfectas"

Autor de "Los cuervos del Vaticano" (Espasa): "Guerra atroz entre los diplomáticos de Sodano y los bertonianos"

Jesús Bastante, 01 de noviembre de 2012 a las 09:03

Necesitas el plugin de flash para visualizar este contenido

Instala Adobe Flash player

Hay de todo: documentos relacionados con ETA, el tirón de orejas que le mete al Papa el general de los jesuitas (que sólo habéis analizado vosotros desde Religión Digital
Eric Frattini, autor de 'Los Cuervos del Vaticano'/>

Eric Frattini, autor de "Los Cuervos del Vaticano"

Eric Frattini./>

Eric Frattini.

Vatileaks/>

Vatileaks

  • Eric Frattini, autor de 'Los Cuervos del Vaticano'
  • Eric Frattini.
  • Vatileaks

(Jesús Bastante).- Eric Frattini acaba de publicar "Los cuervos del Vaticano", donde recoge 47 documentos de la trama Vatileaks. Sobre uno de sus protagonistas, Paolo Gabriele, opina que "no es el cuervo del Vaticano, es el pajarito al que el cuervo mandó filtrar los documentos"; entre ellos, uno sobre ETA que muestra, según Frattini, "la ambigüedad de la Iglesia del País Vasco".

En cuanto al Papa Benedicto XVI, afirma que "reina pero no gobierna": "Ratzinger no tiene ratzingerianos". Al contrario que su predecesor Juan Pablo II, del que Eric Frattini asegura que "tenía muy bien agarrada por la tráquea la maquinaria vaticana, para que no se moviera ni un ápice".

¿Por qué te has metido en el culebrón más escandaloso de los últimos 30 años del Vaticano?

Por un tema absolutamente periodístico. Un documento no se puede analizar si no se conocen sus antecedentes. El problema de la prensa es el espacio. Muchos medios han estado dando información sobre un documento concreto, pero por las urgencias del periodismo no podían publicarlo. Así es imposible analizar. Un libro de 300 páginas, en cambio, permite indagar sobre cómo se ha creado ese documento.

¿Quiénes son los "cuervos del Vaticano"? ¿Es Paolo Gabriele el único y exclusivo responsable de todo lo sucedido?

Paolo Gabriele es el rostro que conocemos todos, la cara visible de los cuervos. Nos hemos quedado con la duda. Durante el juicio, llega un momento en que Gabriele cita en su declaración a gente tan importante como los cardenales Sardi o Angelo Comastri y a Ingrid Stampa, la propia ayudante del Papa. Pero el presidente del tribunal le dijo que se callara porque no se estaban juzgando esos hechos. Por eso no llegó a decir nada más. Yo no creo, efectivamente, que Gabriele sea "el cuervo". Me imagino que será el pajarito al que el cuervo le ha dicho que filtre esos documentos. Realmente Gabriele consiguió hacerse con 932 documentos, que son los que encontraron en su casa. De esos, sólo 67 son filtrados, y yo publico en el libro 47 porque algunos son facturas del sastre del Papa haciéndole un hábito blanco. Hay de todo: documentos relacionados con ETA, el tirón de orejas que le mete al Papa el general de los jesuitas (que sólo habéis analizado vosotros desde Religión Digital)... Y de ahí he ido recopilando yo toda la información para el libro. Peor yo a Paolo Gabriele ni siquiera lo catalogaría de "cuervo". Se queda en pajarillo, pero es el que va a pagar el pato.

Pero aún se continúa hablando de un indulto por parte del Papa.

Yo creo que el Vaticano está manteniendo una política muy buena: ahora ya nadie habla de este tema, pero llegará un momento en que el Papa tenga que rectificar la sentencia, y me imagino que si el Papa Juan Pablo II perdonó a un hombre que le metió tres tiros en el pecho y en el estómago, Benedicto XVI posiblemente no firme la sentencia. No olvidemos que Gabriele tiene pasaporte del Vaticano pero tiene que cumplir la sentencia en una prisión italiana. Entonces, creo que Paolo Gabriele no va a cumplir condena.

¿Se ha roto con todo esto el muro de silencio y de oscurantismo de la Santa Sede?

Lo que yo he aprendido al leerme los 47 documentos a los que he tenido acceso es que hay una guerra atroz entre los diplomáticos de Sodano y los bertonianos. De hecho, los vaticanistas no van a poder entrar a cubrir el próximo cónclave, tendrán que ser corresponsales de guerra. Y esa guerra entre sectores de poder del Vaticano, lo que primero demuestra es que Benedicto XVI no controla en absoluto la maquinaria vaticana. El Banco Vaticano ha sido uno de los escenarios de guerra, como la crisis de Dino Boffo con el diario Avvenire, que vosotros habéis cubierto muy bien desde Religión Digital. A mí me sorprendió mucho (aunque tratándose del Vaticano no debería sorprendernos) leer en los documentos que el Papa en el año 2010 lanzó un decreto (la ley pontificia 127) donde dio instrucciones a todas las entidades financieras del Vaticano de que abrieran sus libros para que el moneyval de Europa les diera la certificación de banco blanco. Pero, curiosamente, salió el cardenal Giuseppe Bertello con un decreto de la gobernación con contramedidas opuesta a esa ley, para no meterse en blanco y quedarse en gris. Un cardenal rectificando al Papa. Sorprendente.

¿Hay luchas de poder en la Curia, entre la vieja guardia -que seguramente tenga ansias de venganza contra el Papa o contra Bertone, por el intento de política de tolerancia cero de la pederastia- y el sector bertoniano? ¿Quién va a ganar? ¿O pierden todos?

Pierde la Iglesia. Religión Digital ha estado informando diariamente sobre el Vatileaks, yo he podido escribir un libro de 300 páginas sobre cuestiones más humanas que divinas (el poder, el dinero, el control...). Los cardenales son personas muy dadas al poder, y la maquinaria vaticana es algo muy poderoso. Yo siempre cito la frase de L. Bon Pastor: "No todo buen monje es buen Papa", porque el Vaticano viene de una época con Juan Pablo II en que él tenía muy bien agarrada por la tráquea la maquinaria vaticana, para que no se moviera ni un ápice. Ratzinger es un gran teólogo, yo creo que es uno de los grandes intelectuales que hay ahora mismo en Europa, pero no tiene experiencia de gobierno. Ahora se empiezan a alzar voces en el Vaticano, de prensa y vaticanistas, planteando si no habría que pensar elegir al líder espiritual de los mil doscientos millones de católicos, y no nombrar al jefe del Estado Vaticano. Y que el jefe del estado Vaticano sea otra cosa.

¿Una separación como la que ha hecho el Dalai Lama?

Sí, efectivamente. Separar lo espiritual de lo político. Y se está empezando a plantear porque entre Sodano y Bertone se meten unas puñaladas brutales.

Pero el Papa por un lado ha renovado su confianza a Bertone, y por el otro ha beatificado a Juan Pablo II, con lo cual ha cubierto, en cierta medida, todos los escándalos del anterior pontificado.

Hay dos lecturas. Yo no creo que haya ratificado a Bertone en el cargo, y además en los últimos meses ha estado cambiando la parte de los departamentos vaticanos teológicos; posiblemente porque se está encargando de asegurar las congregaciones doctrinales para ocuparse él, personalmente, de limpiar los departamentos políticos (como por ejemplo, la Secretaría de Estado vaticana).

Uno de los primeros documentos que se filtró era una conferencia de un prelado italiano en China hablando de que el Papa moriría en noviembre de este daño.

Sí, realmente fue un dato alucinante, y por eso mismo la prensa se centró en él sin analizar el fin del documento, que está redactado en alemán, que es citar a Angelo Scola como posible sucesor de Benedicto XVI. El propio Papa dijo en una reunión de obispos que Scola sería un buen sucesor en la cátedra de Pedro. Después llegaron los ambrosianos, que son un sector muy fuerte de Milán, y de repente cesan a Scola como patriarca de Venecia y lo nombran arzobispo. Después de que Bertone hubiera cesado como lo hizo a Tetamanzi, teniendo él la confianza de Benedicto. En el libro publico la carta que le manda Tetamanzi al Papa diciéndole, "Santidad, ¿usted se ha enterado de esto?".

Parece que el Papa no se termina de enterar de lo que sucede en el Vaticano.

Por lo que yo he visto en los documentos, podríamos decir que reina pero no gobierna. Juan Pablo II tenía gente de extrema confianza: a Ratzinger desde el punto de vista teológico, a Sodano... Pero parece que Benedicto XVI no tiene "ratzingerianos", y en cambio, a su alrededor tiene muchos sodanistas, bertonianos, ambrosianos, focolares, extranjeros...

Últimamente han entrado personajes del Opus Dei, como el periodista Burke, a quitarle responsabilidad en el asunto de la gestión económica a Lombardi. Recientemente se ha publicado que la Secretaría de Estado va a centralizar la contratación de todos los miembros de la Curia, para evitar nepotismos y demás cuestiones.

Sí. Hay algo que no pude meter en el libro porque no me dio tiempo: encontré un mensaje cifrado desde la embajada estadounidense en Roma al Departamento de Estado, donde hacen un largo análisis de la mala política informativa que está llevando a cabo el Vaticano con los casos del Vatileaks. Un documento interesantísimo, redactado por la estación de la CÍA en Roma. El título del documento es fantástico: "La mala política informativa del Vaticano".

¿Están echando de menos a Navarro-Valls?

Sí, Navarro-Valls era un hombre que sabía manejar muy bien. Yo creo que a Lombardi le queda grande, se ha visto desbordado por este caso. A los periodistas que nos dedicamos a esto nos empiezan a acusar de que nos parecemos a Dan Brown, y yo en el primer capítulo del libro digo que no nos hace falta: tenemos un mayordomo, un banquero que puede ser asesinado, una niña que había sido utilizada como esclava sexual... Nos dan las tramas perfectas para escribir una novela.

¿Cuál es el documento que más te ha llamado la atención?

El de ETA. Lo que pasa es que, de nuevo, los periodistas nos hemos centrado en el tema de la petición de reunión de ETA en la Nunciatura, en vez de en lo que dice realmente el documento, que es muy interesante desde muchos puntos de vista. El documento es una petición de ETA al embajador, al nuncio papal en Madrid, para utilizar la sede apostólica como sede de una posible negociación entre ETA y el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. El embajador envió después dos telegramas cifrados a la Secretaría de Estado, para los que no recibió contestación. Luego se decretó la tregua de ETA, y a los 4 días llegó el mensaje de Tarcisio Bertone al embajador. Era un documento de un solo folio que decía, 1) que tenía que consultar con Rubalcaba (que era nuestro ministro del Interior, y 2) que ETA tenía que reconocer a las víctimas el daño provocado y entregar las armas antes de empezar las conversaciones. Pero lo más interesante del documento es que decía que Munilla, el obispo de San Sebastián, no estaba de acuerdo con el tema de ETA. Y éste es el primer documento que tenemos los españoles donde un obispo de San Sebastián se pringa. Porque la Iglesia del País Vasco ha sido absolutamente ambigua. Luego hay otra cosa curiosa: que Bertone le dijo al nuncio que, antes de todo, tenían que consultar con Jaime Mayor Oreja, que, como ex ministro del Interior, al momento de redactarse el documento ya estaba en segunda línea política (ya era eurodiputado en ese momento). Es decir, que también nos muestra la influencia que sigue teniendo Mayor Oreja en el Vaticano. Eso es lo interesante de ese documento para los españoles.
Hay otro que nombra a Joaquín Almunia, que es divertido sabiendo cómo es el Vaticano. Es un documento escrito por Ettore Gotti Tedeschi, el ex presidente del Banco Vaticano, que hace un informe para Tarcisio Bertone, donde le dice que han detectado presiones ilegales por parte de Almunia (como comisario de la Unión Europea) al gobierno italiano, amenazándole con imponerle sanciones en caso de que Italia no cobre el ICI (que es como nuestro IBI) al Vaticano y a las propiedades que tiene el Vaticano en suelo italiano. Y Gotti Tedeschi le dice a Bertone: "Usted preocúpese de los italianos, que yo me ocuparé de Joaquín Almunia". Eso, dicho desde el Vaticano, puede ser un poco peligroso.

¿El más doloroso, quizá, es el caso de Emanuela Orlandi?

Sí. En el documento sobre el caso de Emanuela Orlando se ve que el Papa va a pedir una oración por la niña desaparecida en el ángelus en noviembre de 2011, y recibe una comunicación del señor que le escribe los discursos, diciéndole "Santidad, no se le ocurra hablar del caso Orlandi". Y en ese ángelus, efectivamente, el Papa no habló del caso Orlandi. Es increíble. Es como si el Papa fuera un muñeco del que tiran dos niños a la vez, de los brazos y de las piernas, y que el pobre no sabe exactamente dónde está.


TITULARES:
Gabriele no es "el cuervo" del Vaticano, es el pajarito al que el cuervo mandó filtrar los documentos
El Papa Benedicto reina pero no gobierna
Juan Pablo II tenía muy bien agarrada por la tráquea la maquinaria vaticana, para que no se moviera ni un ápice
El Papa Ratzinger no tiene "ratzingerianos"
Los periodistas vaticanistas no necesitamos parecernos a Dan Brown: el propio Vaticano nos da las tramas perfectas para escribir una novela
La Iglesia del País Vasco ha sido absolutamente ambigua con el tema de ETA.

 

 



facebook

Periodista Digital, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@periodistadigital.com | Copyleft 2000