Religión Digital

Talla de San Juan de la Cruz

Ángel Moreno, en Narcea

clipping

Alcanzado por la misericordia

La misericordia divina nos libra de la destrucción

Narcea, 23 de agosto de 2017 a las 08:35
Gracias a ella, no perecemos en nuestra torpeza y pecado pues, si por gracia cabe experimentar las cotas más altas del amor divino, también por gracia Aquel que se ofreció por todos los hombres bajó al fondo del seol
Estatua de San Juan de la Cruz en Fontiveros, Ávila/>

Estatua de San Juan de la Cruz en Fontiveros, Ávila

Ángel Moreno, de Buenafuente, en Roma/>

Ángel Moreno, de Buenafuente, en Roma

Alcanzado por la misericordia/>

Alcanzado por la misericordia

Alcanzado por la misericordia/>

Alcanzado por la misericordia

Ángel Moreno y su libro del Adviento/>

Ángel Moreno y su libro del Adviento

  • Estatua de San Juan de la Cruz en Fontiveros, Ávila
  • Ángel Moreno, de Buenafuente, en Roma
  • Alcanzado por la misericordia
  • Alcanzado por la misericordia
  • Ángel Moreno y su libro del Adviento

(Narcea).- San Juan de la Cruz, el santo místico y poeta, dice en uno de sus versos: "Tras de un amoroso lance/ y no de esperanza falto/ volé tan alto, tan alto/, que le di a la caza alcance".

Con estos versos se interpreta la altura del vuelo místico, la técnica divinizadora del santo castellano. En sentido contrario, cuando uno se hunde por su propia fragilidad, es posible llegar a los abismos, pero justamente ahí, la misericordia divina nos alcanza y nos libra de la destrucción.

Esto explica el título: 'Alcanzado por la misericordia'. Gracias a ella, no perecemos en nuestra torpeza y pecado pues, si por gracia cabe experimentar las cotas más altas del amor divino, también por gracia Aquel que se ofreció por todos los hombres bajó al fondo del seol, para dar la mano a cuantos yacían en las tinieblas; por su muerte somos alcanzados siempre por su misericordia.

 

EXTRACTO DEL ÍNDICE
La misericordia y las bienaventuranzas. El Dios
revelado. Las entrañas de Dios. Clave evangélica.
Personalizados en el rostro de la misericordia.
El rostro personalizador. La experiencia de soledad. La
interioridad. El rostro que nos plenifica.
Dar de comer al hambriento. El hambre, problema
social. Hambre de sentido. Dios manda compartir. Jesús, Pan
de Vida. Darse a sí mismo.
Dar de beber al sediento. Sed de amor. Significado
del agua. Jesús, agua viva. Darse a beber.
Estuve desnudo y me vestiste. Extrema necesidad.
Cambio de vida, conversión. El traje de hijos de Dios.
Revestido de gloria. Oración del despojado.
Acoger al forastero y dar albergue al peregrino.
Los nuevos exiliados. Somos forasteros. El acompañamiento.
Anotaciones para el ejercicio de la hospitalidad.
Visitar a los enfermos. El cuerpo espejo del alma.
Misión de curar. Invitación.
Perdonar las ofensas. ¿Qué es la ofensa? El mandato de
perdonar. La divinización humana. El poder de perdonar.
Consolar al triste. Motivos de tristeza. El misterio del
sufrimiento. La pedagogía del dolor.
Madre de Misericordia. El poder de la súplica de María.

 

Para comprar el libro, pincha aquí:

 



facebook

Religión Digital Edicom, SL CIF B86611894 - C/ Castuera nº 18 1º A - 28047 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@religiondigital.com | Copyleft 2000