• Director: José Manuel Vidal
Libros
José Luis y Juan Luis Ysern, en la presentación del libro Fernando Villa
Fue nombrado obispo auxiliar de la diócesis de Antofagasta en 1972, en el norte del país, "donde tuvo duras experiencias acompañando a los familiares de los ejecutados por la 'caravana de la muerte'"

La editorial PPC ha publicado el libro 'Pastor amigo', una biografía de monseñor Juan Luis Ysern de Arce, misionero valenciano de 88 años, que fue obispo de la diócesis chilena de San Carlos de Ancud desde 1974 hasta 2005.

La obra, escrita por el periodista chileno Roberto Urbina, muestra la "gigantesca labor como pastor" del misionero valenciano en la diócesis de Ancud, "donde aplicaba las orientaciones esenciales del Concilio Vaticano II enfatizando la centralidad en las personas, su protagonismo en la sociedad y en la Iglesia, y el respeto a sus identidades", según ha informado la Archidiócesis de Valencia en un comunicado.

De acuerdo a esta, "su coherencia y perseverancia han sido las principales herramientas para poner en marcha procesos de cambio cultural en la Iglesia y, desde ella, en la sociedad donde quiere ser levadura".

Asimismo, tal como ha señalado Roberto Urbina en la introducción del libro, monseñor Ysern de Arce "es un hombre esencialmente contemplativo que considera que todo, todo el universo, todas las formas de vida, están en proceso hacia Dios, su creador".

Juan Luis Ysern creció en una familia cristiana y a los 12 años sintió "que tenía que ser sacerdote": "Me parecía algo normal y no entendía por qué otros no comprendían que me sintiera tan seguro de mi vocación", según palabras del misionero recogidas en la obra.

"La llamada del papa Pablo VI"

Ysern Estudió en el Seminario Mayor de Valencia y en el Real Colegio Seminario Corpus Christi de Valencia El Patriarca y fue ordenado sacerdote en Gandia en 1953. Licenciado en Derecho Canónico en Salamanca, Juan Luis Ysern tuvo como primer destino pastoral la parroquia de Buñol, donde fue vicario.

Posteriormente, en 1958, se trasladó a Chile como misionero "siguiendo la llamada del Papa Pablo VI que pedía sacerdotes españoles para Latinoamérica". Allí fue nombrado obispo auxiliar de la diócesis de Antofagasta en 1972, en el norte del país, "donde tuvo duras experiencias acompañando a los familiares de los ejecutados por la 'caravana de la muerte'".

Desde entonces, "se sintió comprometido a trabajar por la defensa de los derechos humanos", de acuerdo al libro. Dos años después, en 1974, fue nombrado obispo de Ancud, en el sur de Chile, donde fue prelado durante 31 años.

En 2005 el Papa Benedicto XVI aceptó su renuncia por edad y desde entonces es obispo emérito de Ancud. Su hermano José Luis, que se trasladó a Chile con él en el año 58, fue ordenado sacerdote allí y está al servicio de la diócesis de Chillán.

Reconocinientos

Entre otros reconocimientos, el misionero valenciano recibió el Premio Nacional por la Defensa de los Derechos Humanos, mención Trayectoria, en 1995; el Premio Conservación de los Monumentos Nacionales, del Consejo de Monumentos Nacionales de Chile, en 1997; la Orden al Mérito Artístico y Cultural "Pablo Neruda" otorgada en 2005 por el Gobierno chileno; y la "Encomienda de Número de la Orden de Isabel La Católica" por parte del Rey de España en el año 2006.

RD/Ep