• Director: José Manuel Vidal
Libros
Pedro Trigo sj
Este libro ofrece, en conjunto, la mayor aportación cristológica “hispana” (=latino-americana) desde los años setenta del siglo pasado

(Xabier Pikaza, teólogo).- Pocos libros me emocionan ya en teología: Ojeo en librerías, consulto elencos bibliográficos, escribo recensiones de revistas, pero casi nunca digo "esto es nuevo", aquí merece la pena detenerse. Pero éste lo ha logrado, es un "fuera de serie". 'Jesús nuestro hermano. Acercamientos orgánicos y situados a Jesús de Nazaret' (Sal Terrae) del jesuita Pedro Trigo.

No conozco personalmente a Pedro Trigo, aunque nos une el origen y la edad, él de Haro (Rioja alta), yo de Orozco (Bizkaia interior), él del 42, yo del 41... Ambos dedicados a temas de Iglesia y Teología.

Había seguido con interés su trayectoria, pero nunca había tenido ocasión de detenerme en ninguno de sus libros. Ahora sí, éste me ha impactado desde su primera línea: "No queremos hacer una cristología. No aspiramos a meter a Jesús en un sistema. No cabe en ninguno" (pag. 9).

P. Trigo ingresó de joven en la Compañía de Jesús, y a los 17 años fue enviado a cursar humanidades, filosofía y teología en América Latina (Ecuador), formando parte de una gran generación de "enviados" (entre ellos J. Sobrino, I. Ellacuría y J. L. Caravias) que se encarnaron en su nueva tierra y realizaron/realizan allí su labor de investigación y docencia, que ha contribuido de un modo eficaz al cambio de paradigma eclesial y teológico de los últimos decenios.

P. Trigo ha dirigido y dirige muchos y ha publicado muchas obras de gran valor (sobre todo, en editoriales hispanas como Mensajero y Sal Terrae), mereciendo el respeto y admiración de colegas y especialistas, siendo premiadas, incluso, con el Doctorado Honoris Causa en el Univ. Iberoamericana de México.

Pero ésta es, a mi juicio, la más significativa y valiosa de todas, no sólo por su forma de enfocar e interpretar el tema de Jesús, sino por hacerlo en diálogo con la mejor teología del momento actual, reinterpretando los orígenes cristianos, desde la perspectiva teológica y social de América Latina y desde la búsqueda más honda de las iglesias cristianas, que se identifican, cada vez más, con el retorno a la historia de Jesús (al Jesús de la historia).

Pedro Trigo pertenece a eso que pudiéramos llamar la "escuela del Papa Francisco", con su amigo y compañero venezolano, el P. Sosa, General de la Compañía de Jesús; y es, en el momento actual, uno de los mejores analistas de la situación política y social de su país de adopción (Venezuela), uno de los pensadores más significativos de América Latina. Cf. como ejemplo:'Venezuela, ¿del totalitarismo a la dictadura?".

Para leer el artículo completo, pinche aquí