• Director: José Manuel Vidal
Libros
Ricardo Grzona RD
Estudios de otros países, no tengo el de España en estos momentos, pero sí de América Central, México o Suramérica donde el 80% de los jóvenes participaba, al menos, de la misa dominical. Hoy en día no llegan al 3%

(Jesús Bastante).- Una "biografía" de Jesucristo sin todo el aparato pesado de capítulos, versículos y títulos de perícopas. Dirigida a jóvenes para que lleguen a un encuentro personal y transformador con el Señor. Esa es la innovadora propuesta del nuevo libro "Dios con nosotros" (Laude), un volumen que, tal y como nos ha explicado su director, Ricardo Grzona, tiene como propósito acercar la fe a las futuras generaciones.

Hoy nos acompaña Ricardo Grzona. Bienvenido a Religión Digital.

Muchas gracias por invitarme. Siempre que vengo aquí me siento como en casa.

Siempre es un placer. Y hoy, además. Vienes con un libro recién sacado del horno.

Está saliendo del horno.

Edelvives lo está trayendo desde Zaragoza para la presentación de este jueves 17 de mayo. Cuando ustedes lean esta entrevista ya habremos presentado el libro. El libro se titula "Dios con nosotros" y ha sido editado por Laude, del grupo Edelvives.

Es la historia de Jesús contada por Mateo, Marcos, Lucas y Juan. Pero una historia cronológica de los Evangelios, porque los Evangelios no lo son. No cuentan linealmente la historia de Jesús o, al menos, hay que juntarlos y hacer un trabajo de orfebrería para lograrlo.

En un diálogo con el Papa Francisco, él me preguntaba: ¿qué podemos hacer por nuestros jóvenes, que les cuesta tanto encontrarse con Jesús?

El encuentro personal con Jesús es una de las cosas que nosotros hemos descuidado tal vez. Nos hemos encontrado con la liturgia, con la comunidad eclesial y con las obras sociales de la Iglesia. Pero no nos hemos encontrado siempre con el Jesús que está aquí.

Jesús narrado por Mateo, Marcos, Lucas, Juan. Solo que durante la historia a los Evangelios, y a la Biblia en general, las hemos ido vistiendo con muchas cosas; un aparato y estudio. Por ejemplo, los capítulos y versículos se le añaden en el siglo XIV-XV. Hemos estado quince siglos sin capítulos ni versículos leyendo la Biblia. Decidimos pensar también los títulos. Tú sabes que hay versiones que a una parábola le llaman la "Parábola del hijo pródigo" y otros "La parábola del padre misericordioso". Y es la misma.

Era mejor quitar estos añadidos que se le han ido haciendo a la Biblia pero, eso sí, con todo el espectro de los Cuatro Evangelios en un orden que fuera cronológico.

Presentación de "Dios con nosotros"

 

¿Y cómo lo hicisteis? No parece fácil, sobre todo en aquellos capítulos en los que se cuentan hechos similares.

Cuando se cuentan hechos similares, por ejemplo los sinópticos, se elige el más completo. Y si hay que añadirle algo porque no lo dice, como es el caso de Mateo y Lucas, que hablan de la Bienaventuranzas pero Lucas pone unas que no pone Mateo, entonces se ponen todas. Es decir, se elige la más completa y se añade lo que le falta del otro.

Estoy leyendo "El nacimiento de Jesús. Mateo y Lucas". ¿Cómo se elabora este capítulo 2: "Un nacimiento especial"?

Seguimos la secuencia lógica de acontecimientos: Quiénes narran esta historia y qué es lo que va primero y qué lo va después.

Por ejemplo:
primero viene Mateo con lo del censo.
Hay que trasladarse a Belén.
Por qué se trasladan.
Después viene Lucas con los pastores.
Y el anuncio a los pastores, la gran alegría que les ha llegado.

Hemos puesto una nota a pie de página en cada uno de los textos, para poder confrontarlos con los de la Biblia clásica.

Ricardo Grzona

 

Es la biografía de Jesús según los Evangelios.

Exactamente. Por eso dice: "La historia contada por Mateo, Marcos, Lucas y Juan".
Después de cada capítulo que hemos hecho nosotros, hay unas preguntas para la reflexión.

"Reflexiones y preguntas", leo.

Estas reflexiones y preguntas son primero personales, en forma de lectio divina, preguntas que van hacia la lectio divina y dos preguntas más, que pueden ser para dialogar y discutir en grupo.

La idea no es que nos quedemos solo con la lectura, sino que la lectura nos lleve a una transformación; porque todo encuentro es transformador.

Portada de "Dios con nosotros" (Laude)

 

Entonces, es un libro pensado no solo para una lectura personal, sino para una puesta en común.

Así es. El primer pensamiento para este libro es que sirva como herramienta para jóvenes que quieren llegar a otros jóvenes y no saben con qué llegarles: llegar con la Biblia, con todo este aparato crítico que tienen nuestras Biblias, al que no conoce, es complicado.

Ya no podemos dar por hecho que los niños, los jóvenes, nacen sabiendo quién es Jesús y toman como natural determinados conocimientos que para nuestras generaciones sí que estaban casi dados: era lógico que conociéramos quién era Jesús. Ahora ya no. Vas a cualquier museo y es fácil encontrarte con chavales que no saben quién es ese señor que está representado en el pesebre o en una cruz.

El sábado pasado hicimos la presentación en el encuentro de "In&Out" de la Fundación Edelvives, y nos tocó presentar con nuestro amigo Juan José Echeverría. Él aludió a la "Parábola del pastor con las cien ovejas" y dijo que ahora la situación es al revés: hay 99 ovejas fuera y una está adentro. Y yo añado que esa que está adentro, está mirando a ver cómo se puede salir.

Y a ver dónde está el pastor a veces...

Pero sí sería bueno que nosotros pensemos que esta oveja que está dentro quiere volver a traer al redil, de una manera más fresca. Pero sin tocar ni mutilar el texto bíblico, porque esto también es importante.

Cuando nosotros éramos chicos nos daban estas historias sagradas, que aquí en España fueron muy famosas durante un tiempo: la "Historia Sagrada", que era un recuento de la Biblia, pero no era la Biblia.

Después del Vaticano II, cuando tenemos la posibilidad de manejar la Biblia, de tener en cuenta todos los detalles de las Sagradas Escrituras, tenemos que volver a esa fuente. Y mejor si lo ponemos de esta manera, porque quisiéramos que fuera el instrumento de evangelización para esa gran escuela que se formó, incluso en España: la escuela del seguimiento de Cristo. Que en latín le llamaban la "sequela Christi". ¿Cómo vamos a seguir a Cristo si no le conocemos?

Jóvenes y fe

 

Y además en un año especialmente relevante para los jóvenes. En unos pocos meses estaremos viviendo el Sínodo de los jóvenes. Y en enero hay una Jornada Mundial de la Juventud.

Nosotros ya tenemos el libro en varios idiomas. Y tenemos un acuerdo con la secretaría del sínodo para entregarle a los padres sinodales, en sus idiomas, este material porque creemos que puede ser muy útil.

Todos están buscando herramientas. Y herramientas para la catequesis hay muchas, pero herramientas para la misión juvenil no hay tantas.

O las hay, pero orientadas hacia una juventud que es radicalmente distinta a la de ahora. Los jóvenes en cada tiempo tienen lenguajes y desafíos diferentes. Las formas de afrontar la vida y la religiosidad también son distintas. Por eso hay que encontrar herramientas y respuestas nuevas.

Tú sabes, me parece importante decirlo, que nosotros seguimos pensando la pastoral de la Iglesia con un criterio rural. Es decir, lo que decía en la parroquia de un pueblecito, con sus grupos, sus cofradías... Acabo de contarte que estuve viendo una película sobre las cofradías muy graciosa.

Pero hoy, en las grandes ciudades es donde viven la mayoría de los jóvenes, muchos de los cuales son estudiantes universitarios, de colegios superiores o hacen postgrado. Y a ellos no hemos llegado. Son profesionales jóvenes, y pienso que no se encontraron con Cristo porque, tal vez, nuestro estilo metodológico eclesial les apartó.

Nosotros venimos con una pastoral simplemente de los sacramentos, el catecismo... Y es muy importante, pero nos olvidamos de este primer encuentro, el kerigma que, gracias a Dios, en muchos lugares esto está más claro. Más definido; tenemos que iniciar por el kerigma.

Antes de venir estaba releyendo la carta del papa Francisco, de hace unas semanas, "Gaudete et exultate". En el número 11 insiste en que el seguimiento de Cristo tiene que ser en una forma tan individual que nosotros no debemos copiar modelos de los santos. Él sí habla de los santos, pero también de que la santidad no es un modelo a imitar.

 

Encontrar a Jesucristo

 

Digamos que no es un modelo a copiar.

A imitar como virtudes. Pero las virtudes mías no son las tuyas.

Los talentos, al final.

Exacto. Entonces, tenemos que pensar. Y yo creo que esta es la escuela que el padre Jorge Bergoglio dejó siempre como impronta en los jóvenes que seguíamos los ejercicios, como yo: El modelo cristiano es único en ti. Y tú debes descubrirlo, no podemos dar una receta mágica.

Es gracioso: yo vivo como a tres horas de un parque temático muy famoso, Disney World. Entre los personajes de Disney siempre aparece la chica abandonada, que es huérfana y triste. Pero viene el hada madrina, le toca con la varita mágica, la transforma en princesa y se casa con el príncipe. Y nosotros quisiéramos en la Iglesia una varita mágica de esas. Pero eso no existe: la única varita mágica está dentro de nuestro corazón en nuestro encuentro personal con Cristo. Todo encuentro personal, cuando es un verdadero encuentro y cuando hay una amistad muy importante, esa amistad nos cambia.

Y en cierto modo también es un milagro. Más en esta sociedad con tanta prisa, tanto ruido y con tantos ojos hacia el móvil en vez de a los ojos del otro.

Una verdadera amistad transforma nuestra vida. Y nosotros lo que queremos es presentarte a Jesús, que quiere ser tu amigo, para que lo sigas y que transforme tu vida. Y que la Iglesia después, en cada estructura diocesana haga lo que le conviene hacer. Nosotros lo que brindamos es una herramienta como abreaguas de esto.

¿Qué pasa si la Iglesia pierde a los jóvenes?

Es una situación de la que casi estamos cerca. Estudios de otros países, no tengo el de España en estos momentos, pero sí de América Central, México o Suramérica donde el 80% de los jóvenes participaba, al menos, de la misa dominical. Hoy en día no llegan al 3%.

No es que estemos perdiendo a los jóvenes: es que ya no están. La Iglesia ha fundado instituciones como la universidad para generar el conocimiento general. Eso fue un invento católico de hace siglos, cuando empezó a trabajarse sobre estos conceptos universales y la formación. Y hoy, por más que tengamos universidades con el título de católicas, el interior de nuestras aulas casi es territorio de misión; un lugar donde tenemos muchos incrédulos. No hemos sabido, en el diálogo de fe y cultura, presentarles a Jesús de una manera que la cultura, la ciencia, pudiera ser encontrada.

Grzona, en RD

 

Tenemos una oveja intentando salir del redil.

Justo. La última oveja que nos queda se quiere salir del redil. Nosotros tenemos que convencerlas de cuáles son las ventajas de estar adentro, y asegurarnos de que esa oveja que está dentro tenga la libertad de salir para llamar a las otras.

Y decirles que el redil no es una cárcel.

Exactamente.

¿Hay esperanzas respecto a eso, o ya es una batalla perdida?

Nooo: si fuera una batalla perdida, ¿para qué la libraríamos? Es obvio. ¿Solo por el honor de decir: fuimos soldados con el arma en la mano?

No, no es una batalla perdida: mientras nosotros estamos en este proceso, hay muchos jóvenes que se están capacitando a través de estos materiales y de otros que estamos haciendo, para ser compañeros en este camino de seguimiento de Cristo. Y a mí me encanta, porque ellos no van a tener un título de catequistas oficiales. Esto es importante; son los compañeros del seguimiento de Cristo.

"Dios con nosotros", bendecido por el Papa Francisco

 

"Para ser discípulo y misionero del Señor Jesús hay que conocer la palabra escrita en los Evangelios. Mi bendición, Francisco". Bendecido.

El Santo Padre la primera vez que recibió la idea me dijo: adelante con esto. Después le llevamos una segunda edición, ya en otro idioma, y los testimonios de los jóvenes cristonautas que habían tomado un taller con nosotros en República Dominicana: 106 jóvenes de 22 países; un grupo grande de líderes.

Un experimento para la JMJ...

Sí, estábamos en esa etapa de experimentación, y ellos se llevaron diez libros, cada uno, a sus países: Colombia, Venezuela, República Dominicana, Cuba... De hecho, en Cuba fue muy gracioso porque uno de los participantes, que era estudiante de la universidad, les repartió a sus compañeros este libro traducido al español latinoamericano. Y les dijo: contacten a Ricardo... Me han contactado hasta por mi facebook para decirme: "Nadie me había hablado a mí de Jesús". Me ha parecido interesantísimo conocerlo.

Yo creo que hemos dado un paso fabuloso, y lo han dado jóvenes. Así como el primer evangelizador fue un laico, Ramón Pané, y aprendió los idiomas de los indios taínos para enseñarles el Evangelio, nosotros estábamos buscando los nuevos idiomas.

Como dato curioso te digo que ya estamos trabajando en la edición de audio. Porque será más fácil para que aquel al que le cuesta mucho leer, al menos lo pueda escuchar. Lo pondremos en varias plataformas.

En algún momento seguro que se os ocurre hacerlo en youtube.

"Dios con nosotros"... Ese "nosotros" es una figura verbal que al Papa le gusta mucho, y que, entiendo, a los cristianos nos tendría que encantar y ser nuestro leit motiv, porque allá donde dos o tres se reúnen en su nombre, allí está Jesús. Si estamos nosotros, Dios está con nosotros.

Así es.

Muchas gracias, Ricardo. Ha sido un placer. Espero que la presentación sea un éxito; allí estaremos para contarla. Y que los padres sinodales que tengan el libro en sus manos también se sientan inspirados para entender que el mensaje de Jesús sigue siendo joven y teniendo cabida en este mundo y, aún cuando algunos hayan dimitido de esas responsabilidades, seguir llevándolo con nuevos lenguajes, porque siempre es presente.

Gracias a ti por recibirme y mucho ánimo en todo lo que hacer.

Ahí seguimos.