LoginLogin ClippingClipping SeguidoresSeguidores SeguidosSeguidos DesconectarDesconectar
cabecera Religión Digital

Ephraim Croissant, fundador de la Comunidad Béatitudes

Camunidad "Beatitudes" reconoce los abusos de sus líderes

clipping

Otro 'caso Maciel' en Francia pero por triplicado

Su fundador, Ephraim Croissant, y otros dos máximos dirigentes acusados de abusos sexuales

Redacción, 18 de noviembre de 2011 a las 11:51
Su prestigio de fundador carismático -se lee en el comunicado-, aunado a la seducción de su palabra, condujo a la mayor parte de sus víctimas a dejar que abusaran de ellas
El comisario pontificio Henri Donneaud/>

El comisario pontificio Henri Donneaud

  • El comisario pontificio Henri Donneaud

Estalla en Francia un nuevo escándalo de abusos sexuales en uno de los nuevos movimientos de la galaxia conservadora, la Comunidad "Beatitudes" (Bienaventuranzas). Más manzanas podridas. Otro caso Maciel multiplicado por tres. Porque los acusados y condenados por abusos sexuales son nada menos que su fundador e inciador Gerard Croissant; Philippe Madre, cuñado de Gerard, y Pierre-Etienne Albert, el tercero en la cadena de mando de la institución. Hace un tiempo, el Vaticano nombró a un comisario para supervisar a la Comunidad y, ahora, la institución y el comisario firman un documento en que reconocen los "graves delitos"

Un largo y detallado comunicado de prensa con el que la Comunidad de las Beatitudes reconoce, con «lucidez, humildad y arrepentimiento», los «graves delitos» que un grupo «reducido» de sus miembros, entre los que destaca el fundador, cometió en materia de abusos sexuales en su interior.

El documento fue difundido ayer por la tarde y lo firmaron el Comisario pontificio nombrado extraordinariamente por la Santa Sede en 2010, el padre dominico Henry Donneaud, y el Consejo General de la Comunidad.

Fundada en 1973 e inspirada en la corriente de la Renovación Carismática, la Comunidad de las Beatitudes tuvo en sus primeros treinta años un rápido crecimiento que la condujo a fundar más de 66 casas en los cinco continentes. Después fue reconocida en 2012 por la Santa Sede, y desde entonces -se lee en la reconstrucción de su historia que narra el comunicado- comenzaron a aparecer las primeras «fragilidades, errores y derivas».

En el comunicado se mencionan tres casos: el primero es el de Pierre-Etienne Albert, muy cercano al fundador de la Comunidad de las Beatitudes, Ephraim Croissant. Pierre-Etienne Albert fue acusado de pedofilia en 2003 y en 2008 confesó. Otro capítulo doloroso que afronta el comunicado involucra al fundador de la Comunidad, Ephraim, por los «delitos en contra de la moral de la Iglesia» que cometió al atentar, sobre todo, en contra de las "hermanas" que vivían en la comunidad.

«Su prestigio de fundador carismático -se lee en el comunicado-, aunado a la seducción de su palabra, condujo a la mayor parte de sus víctimas a dejar que abusaran de ellas».

El tercer caso es el del cuñado de Ephraim, Philippe Madre, que le sucedió en la guía de la Comunidad como primer moderador general. Después de numerosas denuncias en su contra, fue declarado culpable en una sentencia de primera instancia por la Oficina interdiocesana de Toulouse en mayo de 2010; inmediatamente fue expulsado de la comunidad.

 



facebook

Noticias que le recomienda el Director
Periodista Digital, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@periodistadigital.com | Copyleft 2000