Religión Digital

Regulación de la natalidad en la familia católica

RD

Su utilización puede ser "moralmente legítimo e incluso moralmente obligatorio"

clipping

Más de un centenar de teólogos y expertos exige a Roma un "documento magisteral" que avale el uso de anticonceptivos

Entre los firmantes, Masiá, Forcano, Evaristo Villar, Barreto, José María Vigil o Jesús Peláez

Cameron Doody, 20 de septiembre de 2016 a las 08:29
La Biblia identifica una variedad de motivos moralmente dignos no dirigidos a la concepción para entablar relaciones sexuales: placer, amor, consuelo, celebración y compañía
Anticonceptivos/>

Anticonceptivos

A vueltas con la Humanae Vitae/>

A vueltas con la Humanae Vitae

  • Anticonceptivos
  • A vueltas con la Humanae Vitae

(Cameron Doody).- "La opción del uso de anticonceptivos para la planificación de la familia o con propósitos profilácticos puede ser una decisión responsable y ética e incluso un imperativo moral". Más de un centenar de teólogos y expertos han suscrito un documento, auspiciado por el Wijngaards Institute del Reino Unido, en el que piden que la Iglesia dé marcha atrás en su prohibición de los métodos anticonceptivos "artificiales".

Entre los expertos mundiales que firman este documento, se encuentran seis españoles: Juan Barreto Betancort, Benjamín Forcano, Juan Masiá, Jesús Peláez del Rosal, José María Vigil y Evaristo Villar. La declaración será presentada este martes en Nueva York, en un acto del Fondo de Población de las Naciones Unidas.

Este manifiesto, en su esencia, sostiene que "no hay fundamentos ni en la Biblia ni en la naturaleza que soporten la actual enseñanza oficial católica... [que] el uso de anticonceptivos "artificiales" ... es siempre incorrecto". Los firmantes hacen un análisis crítico de las tesis de la encíclica Humanae Vitae, base de las enseñanzas magistrales sobre la regulación de la natalidad de allá en 1968, cuando fue publicada, a esta parte.

El problema, destacan los académicos, es una cierta confusión entre las esferas científica y teológica, ya que "es incorrecto derivar un requisito moral directamente desde un enunciado factual". Por ejemplo: aunque la relación sexual tenga la capacidad de transmitir la vida, no se puede deducir de tal correlación -que además resulta ser estadística, y no determinística- la existencia de una ley divina que mande tal resultado, que igualmente no habría sido revelada por Dios como verdad eterna.

La reevaluación ofrecida en el manifiesto del Wijngaards Institute de la moralidad de usar anticonceptivos "artificiales" afirma, asimismo, que "la Biblia identifica una variedad de motivos moralmente dignos no dirigidos a la concepción para entablar relaciones sexuales", entre las cuales se encuentran el "placer, amor, consuelo, celebración y compañía". No solo eso, sino que si el uso de anticonceptivos pueden hacer disminuir a la morbilidad y la mortalidad materna, la mortalidad infantil y el aborto -además de facilitar la planificación de una familia- su utilización podría ser considerado ética y moralmente correcto.

Sobre la base de esta reexaminación de la ciencia y ética católica del empleo de los anticonceptivos, los suscritores de la declaración de Wijngaards concluyen con una series de seis recomendaciones que pasarían, entre otras cosas, por que la publicación de un "documento oficial magisterial" que afirma "que el uso de anticonceptivos no-abortivos modernos con fines profilácticos puede ser moralmente legítimo e incluso moralmente obligatorio". Tal documento papal, sugieren los académicos, podría incluir provisiones no solo hacia la distribución de anticonceptivos en hospitales y clínicas católicos, sino también para la relativización de Humanae vitae dentro de la pastoral de la salud, por un lado, y la rehabilitación de académicos católicos censurados por su oposición a la encíclica, por otro.

En la medida en que hace que el acto sexual quede desvinculado del requisito moral de que esté siempre "abierta" a la posibilidad de procreación, el planteamiento de los académicos de Wijngaards -como ellos mismos apuntan- podría incluso forzar una reevaluación de otros aspectos controvertidos de la ética sexual católica, tales como son la valoración negativa de la masturbación, las relaciones homosexuales y la fecundación in vitro.

A continuación, el texto completo de la declaración:

Declaración de académicos católicos sobre la ética del uso de anticonceptivos

Introducción

Como preparación del aniversario de la publicación de la "Humanae Vitae" el Instituto Wijngaards reunió un grupo interdisciplinario de expertos para re-evaluar la ética del uso de la anticoncepción. La declaración introducida a continuación presenta un resumen de su trabajo. La última versión del reporte completo se puede ver on-line aquí.

Las conclusiones de la declaración se basan en conocimientos científicos interdisciplinarios que pueden ser verificados independientemente. Por ese motivo, las presentamos para un respaldo mundial más amplio, lanzándolo en una reunión organizada por la ONU el 20 de septiembre de 2016 en Nueva York.

El objetivo de proceder así es alentar a la jerarquía Católica para revertir su postura contra los llamados anticonceptivos "artificiales". Con este fin daremos a conocer los hallazgos de la Declaración a directivos de la iglesia católica y a líderes de opinión (por ejemplo: obispos, sacerdotes, religiosas, administradores y personal médico de los centros sanitarios católicos, trabajadores sociales católicos, periodistas, etc.), así como personas en general que profesan la fe católica.

Esas conclusiones también se pondrán a disponibilidad de todos los departamentos y organismos de desarrollo de la ONU que están tratando de facilitar la relación entre las creencias religiosas y la salud de las mujeres en su trabajo por los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

- Instituto de Wijngaards de investigación católica, agosto de 2016

Resumen

La enseñanza papal oficial que prohíbe el uso de anticonceptivos "artificiales" para la planificación familiar se basa en la creencia de que las "leyes de la concepción" biológicas muestran que todo acto sexual tiene un "significado" y una "finalidad" de procreación. De tal creencia se infiere el requisito moral que las personas que participan en relaciones sexuales siempre deben estar abiertos a la procreación.

Sin embargo, la gran mayoría de actos sexuales carecen de la capacidad biológica de procrear, y por lo tanto no pueden tener un "significado" y una "finalidad" de procreación.

Y con respecto a la intención de los agentes, la Biblia identifica una variedad de motivos moralmente dignos no dirigidos a la concepción para entablar relaciones sexuales. Esto es confirmado por la biología evolutiva e investigaciones sociológicas modernas, entre otras disciplinas.

El uso de anticonceptivos modernos puede facilitar uno o más significados de la relación sexual no dirigida a la concepción, así como otros nuevos - por ejemplo, la planificación familiar, siguiendo los requerimientos de la paternidad responsable (HV §10).

Por lo tanto, la decisión de usar anticonceptivos modernos también puede deberse a una variedad de motivos moralmente dignos, y en consecuencia ser una decisión ética.

Antecedentes

La prohibición de la Iglesia Católica de usar anticonceptivos "artificiales" para la planificación familiar está basada en los argumentos avanzados en la carta encíclica de 1968 Humanae Vitae - ‘Sobre la Regulación del Nacimiento' (HV) del Papa Pablo VI. Tales argumentos a menudo han sido repetidos y nunca considerablemente modificados en declaraciones magistrales relacionadas durante los últimos 50 años. La declaración del Instituto de Wijngaards evalúa su exactitud.

El argumento de la ley natural de Humanae Vitae

§1. El principal argumento de HV pueden resumirse de la siguiente forma:
§1.1. Las leyes biológicas que regulan la reproducción humana muestran que el acto sexual tiene una "disponibilidad a transmitir la vida" (HV §13);
§1.2. Por esa razón, cada acto sexual tiene un "significado procreador" (HV §12), una "finalidad procreadora" (HV §3), y "debe quedar abierto a la transmisión de la vida" (HV §11).
§1.3. Dichas "leyes del proceso generador" (HV §13) han sido establecidas por Dios. Por consiguiente intencionalmente frustrar esta capacidad, significado y finalidad de procreación que dichas leyes han asignado a todos y cada uno de los actos de relación sexual "es contradecir también el plan de Dios y su voluntad" (HV §13).
§1.4. En consecuencia, "un acto conyugal, hecho voluntariamente infecundo, [es] por esto intrínsecamente deshonesto," y así es "toda acción que, o en previsión del acto conyugal, o en su realización, o en el desarrollo de sus consecuencias naturales, se proponga, como fin o como medio, hacer imposible la procreación" (HV §14).
§2. De lo anteriormente expuesto, HV deriva más normas morales:
§2.1. Utilizar métodos de la regulación "artificial" de la natalidad para evitar la concepción está absolutamente prohibido. La razón es que "impiden el desarrollo de los procesos [generativos] naturales" (HV §16).
§2.2. Usar métodos de planificación familiar natural (PFN) con la misma intención de evitar la concepción es moralmente legítimo. La razón es que al hacerlo una pareja "respeta[] el orden establecido por Dios" y "se sirve[] legítimamente de una disposición [o facultad] natural" (HV §16).

Evaluación del argumento de la Ley Natural

§3. El argumento de HV no es apoyado por la evidencia pertinente.
§3.1. El principal argumento de HV es que, dado que las "leyes [biológicas] del proceso generador" revelan que los actos sexuales tienen una "disponibilidad a [o capacidad de] transmitir la vida" (HV §13), todo acto sexual tiene un "significado" (HV §12) y una "finalidad" (HV §3) de procreación, y una apertura "a la transmisión de la vida" (HV §11).
Esto malinterpreta la evidencia biológica. La relación causal entre la inseminación y, por otro lado, la fertilización, implantación y, en última instancia, a la procreación no es determinística sino estadística. La gran mayoría de actos sexuales carecen de la capacidad biológica de procrear, y por lo tanto no pueden tener un "significado" y una "finalidad" de procreación.
§3.2. En segundo lugar, es incorrecto derivar un requisito moral directamente desde un enunciado factual, es decir es erróneo deducir un juicio de valor (sobre lo que moralmente debería ser) directamente desde un juicio de hecho (sobre lo que es).
Sin embargo, esto es lo que HV hace cuando deduce que las personas que participan en relaciones sexuales siempre deben estar abiertos a la posibilidad de la procreación desde el hecho (incorrecto) que todo acto sexual tiene una finalidad de procreación.
Además, también es erróneo deducir un mandamiento divino directamente de la existencia de una ley de la naturaleza, en contra de lo que hace HV cuando afirma que la mencionada exigencia moral es la voluntad de Dios.
§3.3. La afirmación de que los seres humanos no pueden interferir con las leyes biológicas que regulan la reproducción humana porque han sido establecidas por Dios, está en contradicción con la evidencia observada acerca de cómo los seres humanos interactúan con el orden creado.
Como agentes de la razón, los seres humanos tienen una capacidad única para intencionalmente alterar la estructura de probabilidades inherentes en las leyes físicas, químicas y biológicas de la naturaleza. Esta es una realidad de la vida diaria: por ejemplo, cualquier tipo de intervención médica, desde algo tan insignificante como tomar analgésicos hasta algo tan trascendental como la realización de la cirugía cardiovascular, afecta a las probabilidades -de curación, supervivencia, muerte, etc. Aún más, la decisión de no intervenir en los procesos naturales también afecta esas probabilidades como lo hace el escoger intervenir.
La cuestión moral no reside en decidir si se deben modificar los esquemas de probabilidad de los procesos naturales, sino más bien, cuándo y cómo es propicio hacerlo para el florecimiento humano y el florecimiento de toda la creación.
§4. Además, es contradictorio afirmar, por un lado, como un principio general que "un acto conyugal, hecho voluntariamente infecundo, [es] por esto intrínsecamente deshonesto" (HV §14), y por el otro que es legítimo practicar PFN con la "la voluntad positiva de evitar la prole [...], buscando la seguridad de que no se seguirá" (HV §16).

Evaluación de los argumentos de autoridad

§5. Si bien HV sostiene que su principal argumento es válido con fuerza de ley natural por sí sola, también lo complementa con dos argumentos de autoridad. Ambos podrían interpretarse como argumentando en favor de la infalibilidad de la enseñanza magisterial de que la anticoncepción es inmoral.
§6.1. En uno, HV argumenta que el magisterio tiene un deber dado por Dios de proclamar la "ley moral natural" (HV §4), el cual incluye el tema en discusión sobre la ética de la anticoncepción. Afirma además que la ley moral natural es "expresión de la voluntad de Dios, cuyo cumplimiento fiel es igualmente necesario para salvarse" (HV §4).
En ocasiones esto ha sido interpretado como implicando que la HV debe ser infalible, porque el magisterio no puede errar en algo que es necesario para la salvación eterna.
§6.2. En segundo lugar, el Papa Pablo VI indica que la razón por la cual rechazó el informe final de la Comisión Pontificia para el Control de natalidad fue porque "habían aflorado algunos criterios de soluciones que se separaban de la doctrina moral sobre el matrimonio propuesta por el Magisterio de la Iglesia con constante firmeza" (HV §6).
De nuevo, el supuesto implícito parece ser que la enseñanza constante de la tradición por el magisterio de la iglesia sobre este tema no puede ser reformada y por lo tanto es infalible.
§6.3. Sin embargo, según la teología católica, para que una doctrina - incluyendo una doctrina moral - pueda ser definida infaliblemente y así inmodificable debe ser "revelada o necesaria para la defensa o explicación de la verdad revelada." Si no es así, entonces no puede ser definida como infalible.
La enseñanza de que el uso de anticoncepción "artificial" es intrínsecamente mala siempre y en todas partes no es revelada en la Biblia, ni ha sido demostrada como esencial para la verdad de la revelación cristiana. Por consiguiente, no puede ser el objeto de una definición infalible.
Por lo tanto, la apelación a una supuesta tradición constante de enseñanzas magisteriales sobre el tema no puede por sí sola resolver la cuestión y cerrar el debate, porque los requisitos para una definición infalible no quedan cumplidos.
Por último, debido a que la eticidad del uso de anticonceptivos es una cuestión perteneciente a la llamada "ley moral natural" no revelada (HV §4), su corrección sólo puede ser probada por la razón.

La valoración moral del uso de métodos anticonceptivos modernos para la planificación de la familia o con propósitos profilácticos

§7. La moralidad de cualquier acción humana es determinada por los motivos y las intenciones de la persona, las circunstancias de la situación y las consecuencias de dicha acción.
§8. La Biblia identifica una variedad de motivos moralmente dignos no dirigidos a la concepción para entablar relaciones sexuales. Esto es confirmado por la biología evolutiva e investigaciones sociológicas modernas, entre otras disciplinas.
Los motivos no dirigidos a la concepción para mantener relaciones sexuales, incluyen placer, amor, consuelo, celebración y compañía. Tales motivos son moralmente dignos incluso sin la ocurrencia simultánea de tanto un "significado procreador" de las "leyes [biológicas] del proceso generador," como la intención de los agentes de procrear.
El uso de anticonceptivos modernos puede facilitar uno o más significados de la relación sexual no dirigida a la concepción, así como otros nuevos -por ejemplo, la planificación familiar, siguiendo los requerimientos de la paternidad responsable (HV §10).
Por lo tanto, la decisión de usar anticonceptivos modernos también puede darse por una variedad de motivos moralmente dignos, y entonces puede ser ética.
§9.1 HV permite la PFN. La encíclica admite que la PFN puede ser utilizada con la misma intención que los anticonceptivos modernos, a saber: evitar la concepción con fines de planificación familiar. En esa medida, otras cosas iguales, los dos métodos anticonceptivos son moralmente equivalentes.
§9.2. Los métodos abortivos deben normalmente ser evitados, a menos que exista una razón proporcionada para hacer lo contrario. En la evaluación de la razón proporcionada los principios de la moral tradicional del "mal menor" y el "doble efecto" pueden ser aplicados.
§10. Usar anticonceptivos modernos con fines de planificación familiar tiene muchos beneficios comprobados: entre otros, disminuye considerablemente la morbilidad y la mortalidad materna, la mortalidad infantil y el aborto. Por el contrario, puede aumentar la salud materna e infantil.
La evidencia sugiere también que la planificación de la familia a través de los anticonceptivos modernos conduce a aumentos sustanciales en la educación de la mujer y su contribución al bien común. A su vez, la resultante mayor inversión en los niños mejora su desarrollo cognitivo, salud, logros educacionales y oportunidades futuras para contribuir al bien común.
A causa de la excepcional amplitud de sus beneficios potenciales, la promoción de la planificación familiar a través de los anticonceptivos modernos fue considerada como una aportación esencial para los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio.
§11. La utilización de los métodos anticonceptivos de barrera con fines profilácticos - es decir, para minimizar la probabilidad de propagación del virus VIH u otras ITS de una persona a otra, incluyendo la transmisión de la mujer (seropositiva) al feto - puede ser no sólo responsable, sino un imperativo moral.
§12. Incluso si uno se suscribiera a la condena del uso de anticonceptivos como "intrínsecamente malos," aún sería posible defender la utilización de los métodos anticonceptivos de barrera con fines profilácticos, por ejemplo sobre la base del principio del "doble efecto."

 

 

Conclusión de la evaluación de la Humanae Vitae

§13. En conclusión, no hay fundamentos ni en la Biblia ni en la naturaleza, que soporten la actual enseñanza oficial católica, según la cual todo acto sexual tiene un significado y una finalidad de procreación, y por consiguiente el uso de anticonceptivos "artificiales" con fines de planificación de la familia es siempre incorrecto, o "intrínsecamente deshonesto".
Por el contrario, la opción del uso de anticonceptivos para la planificación de la familia o con propósitos profilácticos puede ser una decisión responsable y ética e incluso un imperativo moral.

RECOMENDACIONES

§14. Con respecto a la utilización de métodos anticonceptivos modernos como profiláctico:
En vista de la magnitud de la epidemia del SIDA, el hecho de que los centros de salud y escuelas católicas constituyen aproximadamente el 25% del total mundial, y de que el tema ya ha sido ampliamente investigado, recomendamos a las autoridades competentes de la Iglesia Católica que los dos pasos siguientes se implementen como una cuestión de urgencia:
§14.1. El documento elaborado en 2006 por el Consejo Pontificio para la Asistencia Pastoral a los trabajadores de la Salud que sugiere que los métodos anticonceptivos de barrera pueden ser moralmente legítimos cuando se usan por parejas católicas de casados con fines profilácticos, deben hacerse públicos.
§14.2. Un documento oficial magisterial debería publicarse afirmando que el uso de anticonceptivos no-abortivos modernos con fines profilácticos puede ser moralmente legítimo e incluso moralmente obligatorio.
La declaración podría incluir una disposición explícita para permitir la distribución de este tipo de anticonceptivos modernos con fines profilácticos por instituciones católicas de cuidado de la salud con la prestación de una orientación adecuada.
§15. Con respecto a la utilización de métodos anticonceptivos modernos de planificación de la familia.
En sociedades como la Iglesia católica hay muchos dominios especializados y complementarios de experticia. La colaboración entre estos diferentes dominios es importante para el bien común de la sociedad.
Por lo tanto, recomendamos que la Iglesia Católica busque la opinión de los teólogos cristianos y expertos en otras disciplinas pertinentes con respecto a la ética del uso de anticonceptivos para los fines de la planificación de la familia.

También recomendamos que se busque su opinión en otros ámbitos de la ética sexual católica que probablemente se verán afectados por una revisión de la enseñanza actual prohibiendo el uso de anticonceptivos para la planificación familiar, tales como la evaluación negativa de la masturbación, las relaciones homosexuales y la fecundación in vitro.

Independientemente del proceso de consulta adoptado, las opiniones recogidas deben ser independientes, representativas de la opinión de la mayoría de las correspondientes comunidades académicas, y hacerse públicas.
En caso de falta de unanimidad, los nombres y los argumentos de quienes están en desacuerdo con la opinión mayoritaria también deberían hacerse pública.
El presente informe puede considerarse como el primer paso hacia esa consulta.
§16. Si la evidencia y los argumentos expuestos en el presente informe son aceptados, el documento magisterial recomendado debería revocar la prohibición absoluta de la utilización de anticonceptivos "artificiales," y permitir el uso de anticonceptivos modernos no abortivos disponibles para fines tanto profilácticos como de planificación de la familia.
§17. Tan pronto como sea posible después de la publicación del documento magisterial recomendado, y condicionado a sus conclusiones, las Conferencias episcopales nacionales deberían recomendar que las entidades de salud católicas hagan disponibles anticonceptivos modernos no abortivos para fines tanto profilácticos como de planificación de la familia, con la orientación adecuada.
§18. La aceptación de HV como una marca de la ortodoxia debería ser retirada de todos los procedimientos de selección, incluida la de obispos y el personal docente de instituciones académicas católicas.
§19. Cuando sea posible, el daño a la carrera de académicos católicos que han sido censurados por hablar en defensa del uso ético de los anticonceptivos modernos debe ser reparado.

- Traducción por Dr Ricardo Chica

Autores del Informe Académico y Signatarios Primarios de la Declaración sobre el Uso Ético de los Anticonceptivos

Prof Giuseppe Benagiano, Gynecology and Obstetrics (Emeritus), La Sapienza University, Rome, Italy;

Prof Mark Joseph Calano, Philosophy & Marriage and Sexuality, Ateneo de Manila University, Quezon City, the Philippines;

Dr Luca Badini Confalonieri, Wijngaards Institute for Catholic Research, London, UK;
Prof Roger Burggraeve, Systematic and Moral Theology (Emeritus), Catholic University of Louvain, Belgium;

Prof Ricardo Chica, Development Economics, Economic Development Consultant, Cartagena, Colombia;

Prof Christine Gudorf, Christian Ethics, Florida International University, Miami, USA;

Dr Nontando Hadebe, Theology, University of South Africa, Pretoria;

Prof Jan Jans, Moral Theology, School of Humanities, University of Tilburg, the Netherlands;

Emily Kahm, Practical Theology/Lived Religion, doctoral candidate at the Iliff School of Theology and the University of Denver, Colorado, USA;

Prof William Lemaire, MD. Emeritus Professor. Department of Obstetrics and Gynecology. University of Miami, Miller School of Medicine;

Prof Michael G. Lawler, Amelia and Emil Graff Chair in Catholic Theology (Emeritus), Creighton University, Omaha, USA;

Dr Astrid Lobo Gajiwala, Microbiology, Medicine and Theology, Tata Research Institute, Mumbai, India;

Dr Aloma Lobo, General Practitioner, Chair of Adoption Consultancy Services, Bengaluru, India;

Prof Gerard Loughlin, Moral Theology, University of Durham, UK;

Prof Dietmar Mieth, Theological Ethics (Emeritus), University of Tübingen, Germany;
Dr Irina Pollard, Associate Professor, Biological Sciences, Macquarie University, Sydney, Australia;

Dr Cristina Richie, Health Care Ethics, Massachusetts College of Pharmacy and Health Sciences, Boston, USA;

Virginia Saldanha, BA Economics, for many years Executive Secretary of the Office of Laity, Family and Women's Desk of the Federation of Asian Bishops' Conferences, Mumbai, India;

Prof Todd Salzmann, Amelia and Emil Graff Chair in Catholic Theology, Creighton University, Omaha, USA;

Prof Joseph Selling, Moral Theology (Emeritus), Catholic University of Louvain, Belgium;

Prof David Stronck, specialization ‘Sexuality Education', Biology and Science, Department of Teacher Education, California State University, USA;

Dr Agneta Sutton, Associate Lecturer, Christian Ethics, University College Chichester, UK;

Dr John Wijngaards, Wijngaards Institute for Catholic Research, London, UK.

Co-Signatarios Académicos del Declaración

Prof Mario Aguilar, Chair of Religion and Politics at the School of Divinity, University of St Andrews, Scotland;

Prof Subhash Anand SJ, Philosophy and Religion (Emeritus), Pontifical Athenaeum Jnanadeep Vidyapeeth, Pune, India;

Prof Maria Pilar Aquino, ‘Theology and Religious Studies', San Diego University; co-founder of the Academy of Catholic Hispanic Theologians, USA;

Prof Antonio Autiero, Moral Theology (Emeritus), University of Münster, Germany;

Prof Teresa Berger, Liturgical Studies and Thomas E. Golden Jr. Professor of Catholic Theology, Yale University, New Haven CT, USA;

Prof Juan Barreto Betancort,New Testament, University of La Laguna, Santa Cruz, Tenerife, Canary Islands, Spain;

Prof Paulo Agostinho N. Baptista, Doctor in the Sciences of Religion & Post-Doctorate in Demography, State University of Juiz de Fora, Brazil;

Prof Gregory Baum, Religious Studies (Emeritus), McGill University, Montreal, Canada;

Prof Tina Beattie, Professor of Catholic Studies, University of Roehampton, London, UK;

Prof Peter Beisheim, Religious Studies & Director Catholic Studies Program, Stonehill College, North Easton, MA, USA;

Prof Eugene C.Bianchi, ‘Sexism and Woman-Man Liberation', Religion (Emeritus), Emory University, Atlanta GA, USA;

Prof Alberto Bondolfi, Ethics (Emeritus), Theological Faculty, University of Geneva, Switserland;

Prof Sharon Bong, Religious Studies , Monash University, Malaysia;

Prof Sidney Calahan, Paul J. McKeever Chair of Moral Theology (Emerita), St. John's University, Queens, New York, USA;

Prof Deirdre Carabine, previously International University of Health Sciences, Kampala; now Director of Programmes at the Virtual University of Uganda, Kampala;
Ana Laura Jiménez Codinach MA Theol, Foundress of the Community of John XXIII in Cuernavaca, Morelos, México;

Prof Juan Masiá Clavel SJ, Theology (Emeritus), Sophia University, Tokyo, Japan;
Prof John J. Collins, Theology and Scripture, Yale University, New Haven, Connecticut, USA;

Dr Paul Collins, Church Historian and writer, Australian National University (Emeritus), Canberra, Australia;

Prof Christopher C. H. Cook, Theology and Religion, Durham University, UK;

Prof Michael L. Cook SJ, Religious Studies (Emeritus), Gonzaga University, Spokane, WA; now Sacred Heart Jesuit Center, Los Gatos, CA, USA;

Prof Charles E. Curran, previously professor of Moral Theology, the Catholic University of America; at present Elizabeth Scurlock University Professor of Human Values, Southern Methodist University, Dallas, Texas, USA; see endorsement;

Prof Gabriel Daly OSA, Theology, Irish School of Ecumenics, Trinity College, Dublin, Ireland;

Associate Prof María Teresa Dávila, Christian Ethics, Andover Newton Theological School, Newton, MA, USA;

Prof John A. Dick, History of Theology, Leuven University; visiting professor University of Ghent, Belgium;

Prof Paul E. Dinter,, Religious Studies, Manhattan College, New York, USA;
Dr Donal Dorr, Irish independent scholar and activist, Dublin, Ireland;

Prof René van Eijden, ‘Women and the Church', Dogmatic Theology (Emeritus), University of Utrecht, the Netherlands;

Prof John Esposito, Religion and International Affairs, Georgetown University, Washington DC, USA;

Prof Juan Antonio Estrada PhD & ThD,, Catedrático de Filosofía, Campus de Cartuja, Universidad de Granada, España;

Prof Benjamín Forcano, ‘Moral Theology' for many years at Universities in Spain, Italy, Colombia and Mexico; now retired in Spain;

Prof Marcio Fabri Dos Anjos, Theology & Bioethics, coordinator of Doctorate program, Catholic University, San Camilo, Brazil;

Dr Edward McGlynn Gaffney, founding member, Council on Law and Religion, Journal of Law and Religion; Senior Research Scholar, Valparaiso University School of Law, Indiana, USA;

Prof Robert Gascoigne, Moral Theology (Emeritus), Australian Catholic University, Sydney, New South Wales, Australia;

Prof Frederick Glennon, Religion, Social Ethics and Society, Le Moyne College, Syracuse NY, USA;

Prof Mary Grey, ‘Feminist Liberation Theology', ‘Theology & Social Justice' (Emerita), St Mary's University, Twickenham, UK;

Prof Hermann Häring,, Systematic Theology (Emeritus), Radboud University, Nijmegen, Netherlands;

Prof Wilfrid Harrington OP, Theology and Scripture (Emeritus), Milltown Institute of Theology and Philosophy & the Church of Ireland Theological College, Dublin, Ireland;

Prof John F. Haught, Senior Fellow, Science & Religion, Woodstock Theological Center, Georgetown University, Washington DC, USA;

Prof Karin Heller, Theology, Whitworth University, Westminster, Spokane WA, USA;
Baroness Françoise Holvoet Bourguignon, BA Law & MA Philology, previously lecturer in Zaire, Tunisia, Paris and Toronto, Brussels, Belgium;

Prof Michael Hornsby-Smith, Sociology (Emeritus), University of Surrey, UK;
Raymond Hervey Joliffe Lord Hylton, Doctor h.c. Southampton University, member of the British House of Lords since 1971, London, UK;

Dr Albert Jaxa-Chamiec, Director Medicinal Chemistry (until 2007), GlaxoSmithKline; Head of Medicinal Chemistry (Emeritus), Drug Discovery Centre, Imperial College, London, UK;

Prof Erik Jurgens, Government Law (Emeritus), Free University of Amsterdam, former Assistant President of the Upper House of Parliament (Eerste Kamer), the Netherlands;

Prof Othmar Keel, History of Religion, Theology and Exegesis (Emeritus), University of Fribourg, Switserland;

Prof David Kelly, Theology and Health Care Ethics (Emeritus), Duquesne University, Pittsburgh PA, USA;

Baroness Helena Kennedy QC, twenty-six honorary doctorates in law, Member of the House of Lords, London, UK; see endorsement

Dr Ad Krijnen, Sociology (Emeritus), Central Government Planning Body for the Province of Brabant in the Netherlands;

Prof the Hon Kristina Keneally, Director of Gender Inclusion at Macquarie Graduate School of Management and 42nd Premier of New South Wales, Australia;

Prof Ursula King, ‘Theology and Religious Studies' (Emerita), Institute for Advanced Studies, University of Bristol; Professorial Research Associate, Department of the Study of Religions,School of Oriental and African Studies, University of London; Fellow of Heythrop College, University of London, honorary doctor of the Universities of Oslo (Sweden), Dayton Ohio (USA) and Edinburgh, UK;

Prof Gerhard Kruip, Christian Anthropology and Social Ethics, University of Mainz, Germany;

Prof Paul Lakeland, Professor of Religious Studies & Director Center for Catholic Studies, Fairfield University, Fairfield CT, USA;

Prof Bernard Lang, Biblical studies (Emeritus), University of Paderborn, Germany;
Prof Paul Lauritzen, Theology and Religious Studies, John Carroll University, University Heights OH, USA;

Prof Michel Lejeune, founder of the Institute of Medical Ethics and Law, Makerere University, Kampala; now Vice Chancellor of the Virtual University of Uganda and Chairman of the Uganda Vice Chancellors' Forum, Kampala, Uganda;

Dr Aloysius Lopez Cartagenas, formerly Rector of San Carlos Seminary and professor in Theological Ethics and Catholic Social Teaching, School of Theology, Cebu City, Philippines; at present an Independent Scholar;

Prof Robert Masson, ‘Theology Bridging Traditions, Cultures, and Disciplines', Marquette University, Milwaukee WI, USA;

Prof Kathleen Maas Weigert, ‘Women and Leadership', Loyola University, Chicago IL, USA;

Prof Darryl Macer, Director Eubios Ethics Institute, New Zealand, Japan and Thailand; President American University of Sovereign Nations, San Carlos AZ, USA;

Prof Joseph Martos, previously ‘Religion and Philosophy' at various Catholic Universities; now independent author and scholar, Louisville, Kentucky, USA;

Prof Joseph Mattam SJ, founder Gujarat Jesuit Regional Theologate; Theology (Emeritus), Vidyajyoti University, Delhi, India;

Luis Carlos Marrero MA Theol & MA Religious Studies, Interreligious Dialogue, Religion and Gender, Contextual Theology, Instituto Superior Ecuménico de Ciencias de las Religiones, Vedado, La Habana, Cuba;

Prof Mary McAleese, previously Director of the Institute of Professional Legal Studies, and Pro-Vice Chancellor, Queen's University, Belfast; President of the Republic of Ireland (1997-2011); see endorsement;

Assist. Prof Mary McAuliffe, Gender Studies , Women's Studies Centre, University College, Dublin, Ireland;

Assistant Prof Dr Rosemary McHugh, ‘Reproductive Endocrinology' and ‘Family Medicine', Rush University Medical Center, Chicago, USA;

Prof Michael McKale, Philosophical and Religious Studies & Director, Institute for Ethics, Saint Francis University, Loretto PA, USA;

Dr David B. McLoughlin, Senior Lecturer, Newman University, Birmingham, UK;
Dr Gina Menzies, lecturer in Medical Ethics, The Royal College of Surgeons, Dublin, Ireland;

Prof Norbert Mette, Religious Pedagogy and Practical Theology, University of Dortmund,Germany;

Dr Sr Amirtham Metti, Theology, writer and guest lecturer at many colleges in India, visiting fellow Woodstock Theological Center, Georgetown University, Washington DC, USA;

Assistant Prof Alex Mikulich, ‘Theology of social and political transformation', Loyola University, New Orleans, USA;

Prof Andrew Miles MSc MPhil PhD DSc [hc], Senior Vice President and Secretary General, European Society for Person Centered Healthcare; Clinical Practice, Centre for Public Engagement, Kingston and St. George's Joint Faculty of Health, University of London, UK;

Prof Paul Misner, Theology (Emeritus), Marquette University, Milwaukee MI, USA;

Prof Joseph O'Leary, Theology (retired), Nanzan Institute for Religion and Culture; English literature (retired), Sophia University, Tokyo, Japan; see endorsement

Prof Francis Oakley, President Emeritus of the American Council of Learned Societies, New York; Edward Dorr Griffin Professor of the History of Ideas & President Emeritus , Williams College, Williamstown MA, USA

Prof Stanisław Obirek, Religion in Modern Cultures, Interreligious Dialogue, American Studies Center, University of Warsaw, Poland;

Prof Joseph Pathrapankal CMI, New Testament Studies (Emeritus), long-time President Dharmaram Vidya Kshetram University, Bengaluru, India;

Prof Jesus Peláez del Rosal, New Testament Philology, University of Córdoba, Spain;

Prof Peter C. Phan, , three doctorates: ‘Sacred Theology' (Salesian University, Rome), ‘Philosophy' and ‘Divinity' (both University of London); now ‘Catholic Social Thought', Georgetown University, Washington DC, USA;

Dr Pat Pinsent, Senior Research Fellow, University of Roehampton, London, UK;
Associate Prof Gunter Prüller-Jagenteufel, ‘Moral Theology', the University of Vienna, Austria;

Dr Mary Racelis, Research Scientist, Institute of Philippine Culture & Professorial Lecturer, Sociology and Anthropology, School of Social Sciences, Ateneo de Manila University, the Philippines.

Prof Michael Raske, Practical Theology (Emeritus), Goethe-Universität, Frankfurt a. M., Germany;

Geoffrey Robinson PhL STL DCL, Professor Emeritus of Canon Law at the Catholic Theological Institute of Sydney; Emeritus Auxiliary Bishop of Sydney, Australia;

Prof Amando Robles Robles OP, Coordinador del Programa Maestro Eckhart, Centro Dominico de Investigación, Heredia, Costa Rica;

Prof Susan A. Ross,, Theology, Loyola University, Chicago, USA;

Prof Michele Saracino, Chair of Religious Studies Department, Manhatton College, Riverdale NY, USA;

Prof Flavio Senra, philosopher and researcher of religion, Brazil;

Prof Thomas A. Shannon, Religion and Social Ethics (Emeritus), Worcester Polytechnic Institute, MA, USA;

Prof Thomas Sheehan, Religious Studies, Stanford University, California, USA;

Prof David Smith, Healthcare Ethics, Royal College of Surgeons, Dublin, Ireland;

Prof Brian Stiltner, Theology and Religious Studies, Sacred Heart University, Fairfield CT, USA;

Prof Peter Steinfels, Professor (Emeritus), Fordham University, founding co-director of the Fordham Center on Religion and Culture, New York City, USA;

Dr Bridie Stringer, Lecturer, Pastoral Theology, St Mary's University, Twickenham, UK;

Prof John Sullivan, Christian Education (Emeritus), Hope University, Liverpool, UK;

Prof Edward Sunshine, Moral Theology (Emeritus), Barry University, Miami Shores, Florida, USA;

Prof Luiz Carlos Susin, Religion and Theological Anthropology, Catholic Pontifical University, Rio Grande del Sol, Porto Allegre, Brasil;

Prof Len Swidler, ‘Catholic Thought & Interreligious Dialogue', Temple University; Founder/President, Interreligious, Intercultural, International Dialogue Institute; Founder/President of the ‘Association for the Rights of Catholics in the Church'; Philadelphia, USA;

Prof Faustino Teixeira, Sciences of Religion, Federal University of Juiz de Fora, Mato Grosso, Brazil;

Prof Sam J. Thomas, History (Emeritus), Michigan State University, East Lansing MI, USA;

Prof Margaret Susan Thompson, ‘History, Religion and Women & Gender Studies', Syracuse University, Syracuse NY, USA;

Prof Milburn Thompson, Theology (Emeritus), Bellarmine University, Louisville, Kentucky, USA;

Prof Luiza Tomita, Theology, Salesian University, São Paulo, Brazil; see endorsement

Prof Edward Vacek SJ, Religious Studies, Loyola University, New Orleans LA, USA;

Prof José María Vigil, Theology, previously at the Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón, of the Pontifical University of Salamanca,Spain; and the Central American University, Managua, Nicaragua; coordinator of the Latin-American Theological Commission of the Ecumenical Association of Third World Theologians;

Prof Evaristo Villar Villar, Biblical Theology and the Science of Religion, "Lumen Gentium" Institute & la Escuela Bíblica de Madrid, Spain;

Dr Michael Walsh, historian and author, former Librarian, Heythrop College, University of London, UK;

Aloys Wijngaards MA (Doctorandus), ‘Pastoral Theology' (Emeritus), Diaconal Training College Dijnselburg, Zeist, the Netherlands;

Nelleke Wijngaards-Serrarens MA Soc (Doctoranda), Sociology & Family Guidance (Emerita), Diaconal Training College Dijnselburg, Zeist, the Netherlands;

Prof Guus Wijngaards, previously Secretary General of AEDE (l'Association Européenne des Enseignants), Deputy-Director of EUN (European Schoolnet in Brussels); ‘eLearning' (Emeritus), InHolland University, Rotterdam, the Netherlands;

Associate Prof Tobias Winright, ‘Health Care Ethics', Gnaegi Center for Health Care Ethics, and ‘Theological Ethics', Dept of Theological Studies, Saint Louis University, USA;

Prof Werner Wolbert, Moral Theology (Emeritus), Salzburg University, Austria;

Prof Leslie Woodcock Tentler, History (Emerita), Catholic University of America, Washington DC, USA;

Prof Hans-Georg Ziebertz, Practical Theology, Würzburg University, Germany.

Firmantes ecuménicos

Prof David Carr, Ethics and Education, School of Education, University of Birmingham, UK;

Prof Cynthia Crysdale, Christian Ethics and Theology, School of Theology, University of the South, Sewanee, Canada;

Revd Duncan Dormor MA MSc BA, Director of Studies, Faculty of Divinity, & Dean, St John's College, University of Cambridge, UK; see endorsement;

Prof Esther Dusabe Richards, Religion, Reproductive Health Rights and International Development, Liverpool School of Tropical Medicine, UK;

Dr Gabor Szegedi, Centre for the History of Medicine and Disease, Durham University, Stockton-on-Tees , UK;

Prof Manuela Kalsky, Edward Schillebeeckx Chair for Theology and Society, Free University, Amsterdam; and director of the Dominican Study Centre for Theology and Society, Amsterdam, the Netherlands;

Prof Jennifer Knust, Associate Professor of New Testament and Christian Origins, Boston University School of Theology, and Director of Graduate Studies, Graduate Division of Religious Studies, Boston University, USA;

Prof Martyn Percy, Dean of Christ Church College, University of Oxford; previously Principal of Ripon College, Cuddesdon, and Director of the Lincoln Theological Institute, UK;




facebook

Religión Digital Edicom, SL CIF B86611894 - C/ Castuera nº 18 1º A - 28047 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@religiondigital.com | Copyleft 2000