• Director: José Manuel Vidal
Mundo
Representantes de las religiones por la paz
En cuanto líderes religiosos, especialmente en este momento histórico, tenemos una responsabilidad particular: ser y vivir como gente de paz, que da testimonio y recuerda que Dios detesta la guerra

"Como representantes de las religiones del mundo, queremos mirar más allá de nuestros horizontes y construir un nuevo movimiento de diálogo. El encuentro y el diálogo desarman y detienen a los violentos", se lee en documento final -fechado este martes 12 de septiembre - del encuentro internacional interreligioso "Caminos de Paz 2017", promovido por la Comunidad de San Egidio, que tuvo lugar del 10 al 12 de septiembre en la ciudad alemana de Munich.

El papa Francisco manifestó su cercanía y aliento a los participantes del Encuentro enviándoles un mensaje, en los que aseguró que se trata de una iniciativa "actual y necesaria" porque "conflictos, violencia generalizada, terrorismo y guerras amenazan hoy a millones de personas, pisan la sacralidad de la vida humana y nos vuelven a todos más frágiles y vulnerables".

"Delante de la irracionalidad de quien profana a Dios, sembrando odio, escribió el Santo Padre, delante del demonio de la guerra, de la locura del terrorismo, de la fuerza engañosa de las armas" el camino no puede ser otro que el de la paz "que une a muchas tradiciones religiosas". Además del coraje para abrir caminos de paz, "es necesario rezar mucho", porque asegura el Papa, "la oración está en la raíz de la paz".

Asimismo el pontífice recordó que "en cuanto líderes religiosos, especialmente en este momento histórico, tenemos una responsabilidad particular: ser y vivir como gente de paz, que da testimonio y recuerda que Dios detesta la guerra, que la guerra nunca es santa, que nunca la violencia puede ser cometida o justificada en nombre de Dios".

"Ustedes -concluye Francisco su mensaje- se han reunido para dar una respuesta de paz" y sin olvidar que "la paz no es solamente fruto del empeño humano, sino de la apertura a Dios".

 

 

Por su parte los participantes del Encuentro, promovido por la Comunidad San Egidio "en el espíritu de Asis", afirmaron en el documento final su firme condena al terrorismo y su compromiso "a trabajar para eliminar las causas que son el origen de muchos conflictos: la avidez de poder y dinero, el comercio de armas, el fanatismo y el nacionalismo".

"¡Ante todo rezar!", concluye el mensaje final, y subrayan: "La paz es el nombre de Dios. Por eso hoy, con la ayuda de Dios y el apoyo de muchos, queremos comprometernos solemnemente a abrir, en nuestro mundo, nuevos Caminos de Paz".

(RD/Aica)