• Director: José Manuel Vidal
Mundo
El cardenal Reinhard Marx, a favor de la ordenación de hombres casados Agencias

(Cameron Doody).- El debate sobre la ordenación de los hombres casados ya está encima de la mesa del Papa Francisco. El cardenal Reinhard Marx ha llamado a "un amplio debate" en la Iglesia sobre el acceso al sacerdocio de los llamados 'viri probati' y también de otras posibles nuevas formas de liderazgo eclesial.

Durante un encuentro la semana pasada del Comité de Católicos de Baviera, el purpurado alemán calificó el deseo de los sectores de la Iglesia donde más se sufre la escasez de sacerdotes como "legítimo" y algo que "debe ser discutido".

Según informa katholisch.de, el arzobispo de Munich y Frisinga defendió también que si bien "esto no significa que haya un impulso directo de Roma" para abordar esta problemática, el Papa ya está pensando en ella, y una vez que lo tenga a bien "lo hablará con sus consejeros", de modo que pueda ser pensada y discutida en la Iglesia en general en "todos sus vertientes".

Y aunque haya revelado estos progresos en la cuestión de la consagración de los 'viri probati' -los hombres con particular experiencia en sus parroquias y con una virtud y madurez cristianas probadas- el también presidente de los obispos alemanes se refirió en términos más sombríos sobre la otra petición de grandes partes de la Iglesia como es la ordenación de las mujeres.

"No hay movimiento" en esto último, afirmó el cardenal, añadiendo que si bien no puede "prometer nada" en estos momentos sobre si la idea de mujeres diaconisas y sacerdotes se hará realidad o no, está seguro que seguirá debatiéndose.

Y no es que el cardenal Marx esté el único que está ansioso de implementar en la Iglesia nuevas formas de liderazgo tales como pueden ser los curas casados o las mujeres sacerdotes. El teólogo Paul Zulehner coincidió con el prelado en sus predicciones para el futuro, sosteniendo en el mismo encuentro en Baviera que "viviremos a ver" la abolición del celibato clerical en la Iglesia "si nadie le pega un tiro al Papa o le envenena antes".

"Es un error subordinar la celebración de la Eucaristía al celibato de los sacerdotes", sostuvo el teólogo vienés en su discurso.