• Director: José Manuel Vidal
Mundo
Pergamino de las supuestas enseñanzas de Jesús a Santiago
Jesús revela información sobre el reino celestial y las enseñanzas no se encuentran en la Biblia

(José M. Vidal/Ep).-Siempre que se acercan las fiestas de Navidad o Semana Santa surge alguna exclusiva mundial sobre escubrimientos relacionada con la vida de Jesucristo o con la Biblia. Unos se confirman, pero la mayoría, no. En este caso, se trataría del hallazgo de la primera copia original griega conocida de una escritura cristiana herética, que describe las enseñanzas secretas de Jesús a su hermano Santiago, ha sido descubierta en la Universidad de Oxford.

Hasta la fecha, solo un pequeño número de textos de la biblioteca de Nag Hammadi, una colección de 13 libros gnósticos coptos descubiertos en 1945 en el Alto Egipto, se han encontrado en griego, su lengua original de composición. Pero a principios de este año, los eruditos de estudios religiosos de la Universidad de Texas en Austin, Geoffrey Smith y Brent Landau, se sumaron a la lista con su descubrimiento en Oxford de varios fragmentos griegos del siglo V o VI del Primer Apocalipsis de Santiago, que se pensó que se habían conservado solo en su traducción copta hasta ahora.

"Decir que estábamos emocionados una vez que nos dimos cuenta de lo que habíamos encontrado es una subestimación", dijo Smith, profesor asistente de estudios religiosos. "Nunca sospechamos que los fragmentos griegos del Primer Apocalipsis de Santiago sobrevivieran desde la antigüedad. Pero allí estaban, justo en frente de nosotros".

La narración antigua describe las enseñanzas secretas de Jesús a su hermano Santiago, en las cuales Jesús revela información sobre el reino celestial y los eventos futuros, incluida la muerte inevitable de Santiago.

"El texto complementa el relato bíblico de la vida y el ministerio de Jesús, al permitirnos acceder a conversaciones que supuestamente tuvieron lugar entre Jesús y su hermano, enseñanzas secretas que permitieron a Santiago ser un buen maestro después de la muerte de Jesús", dijo Smith.

Tales escritos apócrifos, dijo Smith, habrían caído fuera de los límites canónicos establecidos por Atanasio, Obispo de Alejandría, en su "Carta de Pascua de 367" que definía el Nuevo Testamento de 27 libros: "Nadie les puede agregar, y nada puede ser quitado de ellos ".

Con su pulcra letra uniforme y palabras separadas en sílabas, el manuscrito original fue probablemente el modelo de un maestro utilizado para ayudar a los estudiantes a aprender a leer y escribir, dijeron Smith y Landau, informa la UT Austin en un comunicado.

"El escriba ha dividido la mayor parte del texto en sílabas mediante el uso de puntos medios. Dichas divisiones son muy poco comunes en los manuscritos antiguos, pero aparecen con frecuencia en manuscritos que se utilizaron en contextos educativos", dijo Landau, conferencista en el Departamento de Estudios Religiosos de la UT Austin.

El escriba que produjo este manuscrito debió haber "tenido una afinidad particular por el texto", dijo Landau. No parece ser un breve extracto del texto, como era común en los ejercicios escolares, sino más bien una copia completa de esta antigua escritura prohibida.

Smith y Landau anunciaron el descubrimiento en la Reunión Anual de la Sociedad de Literatura Bíblica en Boston en noviembre y están trabajando para publicar sus hallazgos preliminares en la serie Greco Roman Memoirs de los Papiros Oxyrhynchus.