• Director: José Manuel Vidal
Mundo
Guillermo Gazanini y Francesco Gagliano, en los estudios de RD RD
Era necesario un vademecum de periodismo para mejorar la información que aparece en los medios sobre el Papa, de lo que está pasando en este pontificado y de cómo Francisco está cambiando, o tratando de cambiar, las cosas; en la Iglesia y en el mundo

(Jesús Bastante).- Francesco Gagliano de Il Sismografo y Guillermo Gazanini de México fueron dos de los participantes en el Primer Encuentro Internacional de Periodistas Pro-Francisco celebrado en Madrid, y que concluyó con la aprobación de una declaración que ya ha sido entregada al Papa Francisco. Hablamos con ellos

 

La primera pregunta, para los dos, es qué ha supuesto este encuentro y con qué os quedáis.

G.- Ha sido una experiencia totalmente maravillosa. Y sobre todo, compartir con colegas periodistas de varias partes del mundo.

Creo que ha sido una buena declaración, la que se ha generado después de este encuentro. Particularmente, me quedo con esta experiencia de que los puntos específicos de la declaración han tenido una repercusión en cuanto a la labor del periodista. Y, obviamente, en este pontificado serán de gran de gran transcendencia: meterse con la verdad, trabajar con la verdad y, sobre todo, promover de forma más consciente y certera lo que las enseñanzas del papa Francisco nos enseñan en este tiempo. Creo que este es uno de los principales objetivos de este encuentro.

F.- Estoy con Guillermo en agradecer la hospitalidad de Religión Digital en invitar al Il Sismografo a venir a Madrid.

Pienso que era necesario un vademecum de periodismo para mejorar la información que aparece en los medios sobre el Papa, de lo que está pasando en este pontificado y de cómo Francisco está cambiando, o tratando de cambiar, las cosas; en la Iglesia y en el mundo.

Una colaboración entre periodistas es fundamental para poder dar una información mejor. De hacerlo de una manera veraz, siempre contando la verdad de lo que Papa está tratando de decir al mundo. Es nuestra labor comunicar todo esto.

Utilizar una suerte de código ético, de alguna manera un código deontológico dentro del código deontólogico de los los periodistas, sería seguramente útil y fructífero.

 

 

Pensando en los siguientes pasos, ¿qué propondríais, a este grupo que hemos creado para empezar a caminar, para siguientes/hipotéticos futuros deseables encuentros?

G.- Creo que el compromiso sobre la verdad debe aterrizar, particularmente, donde somos: en las iglesias particulares o en las comunidades periodísticas donde nos realizamos. Ayer teníamos una importante discusión, en la generación de esta declaración, con muchos puntos en los cuales podía haber consensos, o también disensos, en este sentido.

Pienso que lo primero es que estos puntos mínimos, esta declaración de principios, ahora vayan a la acción a través de congresos, de análisis. Particularmente, aterrizando en los puntos concretos que el papa Francisco nos ha pedido.

Se me ocurre pensar que, este grupo de periodistas, ahora podemos tener una declaración en cuanto al cuidado común de la tierra. Cómo reforzar esto es lo inmediato que podemos hacer para comunicar bien lo que el papa Francisco nos advierte. Hay una emergencia climatológica y el cuidado de la tierra podría ser un buen resultado posterior.

F.- Se hablaba ayer de un próximo encuentro en Roma. Sería muy importante invitar a personalidades, no solo profesionales de la comunicación y periodistas; quizá a los cardenales que estén de acuerdo en identificar un modo de comunicar acorde con lo que estamos viviendo en este periodo. Acorde con estos cincos años de pontificado que lleva Francisco.

La estructura de nuestra primera declaración fue de índole profesional, para identificar cuestiones específicas de nuestra profesión. Imagino que el el siguiente paso sería añadir el aspecto religioso como un valor adjunto. Porque, aunque muchos no lo crean, sería bueno añadir, a esta declaración, un nuevo vademécun de aspectos teológicos, también religiosos, que podrían, de alguna manera, apoyar al medio de este sector.

 

Vamos a hacer una apuesta:

Este es el papa de las sorpresas. Si tuvierais que apostar, en los próximos meses del pontificado de Francisco, por alguna decisión, algún viaje, alguna toma en consideración, ¿por qué apostáis?

G.- Yo apostaría por acentuar más este ver por los pobres, como comentamos en la jornada que vivimos hace unos días: Que no se quede en un aspecto de folclor, sino que, en cada persona, acentuemos este sentido de pobreza desde lo que somos, para quién también podemos extender la mano. Que la pobreza sí es algo que se da en nuestras comunidades, en nuestros países. Pero no verlos como un evento sociológico, sino también sobrenatural; para meter la mano y poder ayudar. Creo que por ahí vamos a ver algo.

F.- Estoy de acuerdo. Aunque pienso que es muy difícil hacer una apuesta, porque este Papa va siempre un paso por delante.

Estoy de acuerdo con Guillermo, pienso que el Papa pone su atención y su intención en dedicarse por entero a conseguir una alianza de todos nosotros, en una cosa concreta: conseguir una apertura total hacia las personas que son víctimas, como hablamos ayer, de la cultura del descarte. Un tema fundamental.

 

Esta declaración se le va a hacer llegar al papa Francisco. Ojalá tengamos la ocasión de poder entregársela también en mano. Si tuvierais la oportunidad de estar allí en el momento que eso suceda, ¿qué le diríais?

G.- En ese momento, impactado además por la presencia del Papa, yo me atrevería a decirle: Santidad, aquí estamos un grupo de periodistas comprometidos por la verdad en el sentido evangélico, como lo hizo Cristo: hablar con la verdad, sentir con la verdad y, sobre todo, hablar con esa expresión totalmente hacia la gente que necesita de este pontificado.

F.- Le diría que respaldaré sus valores. Muchas veces el Papa ha hablado a los periodistas en discurso, animándonos a trabajar con empeño, con amor por nosotros mismos y con nuestra misión de contar lo que pasa en el mundo. Le diría que me he ayudado a comprometerme con la verdad, por la unidad, por el trabajo en red. Y a ser honesto conmigo mismo y con la verdad, contando las cosas lo más fielmente posible.

 

 

Ojalá tengamos la ocasión. En todo caso, ha sido un placer y un exitazo, tanto para Religión digital, como para todos los que hemos tenido la oportunidad de vivir este encuentro.

Muchas gracias Francesco, Guillermo. Un auténtico placer.

G.- Un auténtico placer, igualmente, muy agradecido con José Manuel Vidal, contigo Jesús y con todo el equipo de Religión Digital, porque esta ha sido una muy buena oportunidad que, sin duda alguna, se queda en el corazón. Pero ahora, lo que va del corazón también sale a la gente.

F.- Totalmente de acuerdo. Gracias a Jesús, al director, José Manuel Vidal, por vuestra hospitalidad y por haberme dado esta oportunidad, que seguro es un primer paso para crear una unidad que puede ser útil para hacer el bien.

G.- Y sobre todo, por haber conocido a gente como Francesco.

F.- Gracias Guillermo. Ha sido un placer.

 

Gracias a vosotros y a todos los que han participado en el encuentro. Nos vemos en las calles de la información y en esa construcción de esa información todo lo más veraz posible.

 

Para firmar la declaración de periodistas e informadores, pincha aquí: