• Director: José Manuel Vidal
Mundo
Encuentro europeo de curas obreros
Queremos asociar nuestras acciones y nuestras palabras a las de las mujeres y hombres de buena voluntad, militantes y activistas, que hoy eligen los caminos de la verdad, de la solidaridad, de compartir y de la justicia...

(Curas obreros).- Tras numerosas llamadas del Papa Francisco para "escuchar el grito de la tierra y el de los desesperados", en nombre de nuestra fe en Jesucristo, liberador, muerto y resucitado para la salvación de toda la humanidad, queremos asociar nuestras acciones y nuestras palabras a las de las mujeres y hombres de buena voluntad, militantes y activistas, que hoy eligen los caminos de la verdad, de la solidaridad, de compartir y de la justicia...

¡Caminos de Paz, caminos universales de Amor!

1.- Muchos de nosotros vivimos esta situación precaria de muchas maneras:

- Salarios demasiado bajos para vivir decentemente.

- Contratos de minisempleos parcial y de duración parcial.

- Imposibilidad de obtener permiso de residencia para los refugiados. Miedo a perder trabajo, al desempleo ...

- Personas mayores con la imposibilidad de permanecer en el empleo hasta el final de su carrera.

- Los que cuidan a los demás: padres, parientes envejecidos, discapacitados, y que por lo tanto llevan el peso de una gran responsabilidad

- El riesgo de la enfermedad.

2.- Estas inseguridades generan miedos múltiples, especialmente por la violencia mortal alrededor del mundo, mientras una resolución real está pendiente de un acuerdo político ambicioso aceptando luchar por soluciones políticas realistas.

Nos parece necesario trabajar: en dilucidar actitudes útiles para vivir sin temor en el corazón de estas incertidumbres. En superar la dificultad de para ganar la apuesta de compartir las dificultades con los demás, en salir del aislamiento para apoyarnos mutua y solidariamente ...

3.- Muchos, y especialmente entre las generaciones más jóvenes, se sienten tan excluidos, ya sea del mundo del trabajo y de la vida social y económica ... (ver "La Alegría del Evangelio" No. 53), que ya poco esperan de la sociedad y rechazan cualquier forma de participación en la vida democrática y social. Se sienten en su marginalidad incapaces de influir eficazmente en las decisiones políticas, sin apenas tener representación en los foros de decisión.

4.- Se perciben como abandonados por la sociedad, eligen no votar, o, por protesta, dirigen su voto hacia políticas soberanistas que alimenta el temor a la población ...

Preguntas que hacemos Europa

1- ¿Ha olvidado Europa su pasado histórico, sus atroces guerras que han ensangrentado muchas naciones europeas y que están en el origen de la voluntad de construir la Unión Europea?

2- ¿La sucesión de tratados que no están aprobados por el conjunto de los pueblos de las diferentes naciones, no ha traicionado esta generosa idea de fraternidad y de intercambio equitativo entre los pueblos de los países europeos?

3- ¿Olvidan igualmente los países europeos -ante la afluencia de las migraciónes climáticas y de las relacionadas con guerras civiles o fratricidas- el hecho de que éstas son las mismas personas que habían sido oprimidas y explotadas durante la época colonialista? ... Por otro lado, ¿no son, en su mayoría, signatarias del convenio de Ginebra sobre el derecho de asilo? ...

4- Esta falta de consideración y de menosprecio se perpetúa hoy en día tanto en lo económico respecto a los más humildes de la sociedad, al igual que en todas estas poblaciones migrantes llegadas en masa a buscar aquí refugio y seguridad.

Esta situación, que estamos sufriendo hoy, la sufrirán aun más las generaciones futuras, si no somos capaces de promover nuevas políticas donde la justicia prevalezca sobre el lucro...

Nosotros hacemos una llamada urgente:

Una Europa con fronteras abiertas:

- Una Europa que da la bienvenida a todos aquellos que huyen de las guerras y sus muchos males consiguientes.

- ¡Una Europa de los derechos humanos, incluido el derecho fundamental de asilo!

- Una Europa que se niega a criminalizar a los migrantes y llevar a cabo las ilegales devoluciones en caliente sin ninguna decisión de la justicia ... y a regiones en guerra.

- Una Europa que se niega a ser actriz de la indiferencia general y que es culpable de crímenes de lesa humanidad al externalizar fuera de sus fronteras la acogida de los migrantes y de los solicitantes de asilo ...

Una justa política económica europea

Que deja de ser la causa de los sufrimientos de las poblaciones de Europa ... enfrentándolas "con las ruinas industriales y el abandono de los medios de producción", con la creciente destrucción del medio ambiente, la libre competencia entre las naciones y entre los trabajadores ..., que rechaza los "tratados de asociación" que a menudo son la causa de la explotación de las poblaciones africanas, que respeta los derechos de todos los trabajadores y promueve condiciones de trabajo decentes.

Porque desamos

Una Europa viva: democrática a nivel político - económicamente justa - socialmente responsable - culturalmente pluralista - regionalmente diversificada - ecológica y respetuosa del medio ambiente - ecuménica e interreligiosa ... / ...

Porque esperamos

Un reto de generosidad y de gratuidad que genere en nuestros países el establecimiento de la verdadera solidaridad europea dando prioridad al ser humano promoviendo constantemente el encuentro y el diálogo fraterno entre todos!

« He aquí que el reino de Dios no se realiza con ostentación, está a vuestro alcance ». (Lc 17, 20-25)

Curas obreros y militantes hombres y mujeres, católicos y protestantes de Holanda, Suiza, Alemania, Francia, Bélgica, Inglaterra, Italia, España y Cataluña reunidos en Essen (Alemania) 4 junio 2017.