• Director: José Manuel Vidal
Mundo
Teodoro II
Diez personas murieron, entre ellas un policía, y otras diez resultaron heridas tras los enfrentamientos que se produjeron el pasado viernes tras la irrupción de dos militantes en la Iglesia de Mar Mina

(Cameron Doody).- La Iglesia copta egipcia no cancelará sus celebraciones de Navidad, a pesar del ataque a una iglesia de Helwan del pasado viernes que se cobró la vida de al menos diez personas. Lo ha confirmado el Papa de Alexandria y Patriarca de la Sede de San Marcos, Teodoro II, al periódico egipcio Al-Masry Al-Youm.

En declaraciones al rotativo de El Cairo, Teodoro confirmó que las ceremonias seguirán como previstas tanto en la Catedral de la Natividad de Cristo en la nueva capital administrativa como en los demás templos del país.

Aún así, las iglesias coptas han colocado en sus entradas detectores de metal y cámaras de vigilancia, de acuerdo con las instrucciones de las autoridades, corriendo los costes de estas instalaciones a cargo de las propias iglesias.

Como parte también de estas medidas adicionales de protección que se han puesto en marcha para la Navidad ortodoxa, que se celebrará este domingo 7 de enero, los obispos coptos egipcios han pedido a los fieles que acudan a ceremonias religiosas que colaboren con las fuerzas de seguridad, y que estén dispuestos a mostrar su carné de identidad y someterse a las inspecciones que se les pida.

Diez personas murieron, entre ellas un policía, y otras diez resultaron heridas tras los enfrentamientos que se produjeron el pasado viernes tras la irrupción de dos militantes en la Iglesia de Mar Mina, en el barrio de Helwan, en un atentado que reivindicó el grupo terrorista Estado Islámico sin aportar ninguna prueba concreta de su implicación.

El Ministerio de Interior egipcio comunicó el mes pasado que pondría en marcha un despliegue masivo de seguridad para la Navidad ortodoxa, que involucraría a alrededor de 230.000 agentes de seguridad que vigilarían las 1.326 iglesias coptas del país.