• Director: José Manuel Vidal
Mundo
El drama de Ejlas, la joven yazidí secuestrada por el Estado Islámico ACN
Se trata de la dignidad humana. Ustedes tienen una responsabilidad. El Daesh está cometiendo un genocidio porque intenta exterminarnos

(María Zarco, Ayuda a la Iglesia Necesitada).- Ejlas es una adolescente yazidí del norte de Irak. Cuando los terroristas del Daesh ocuparon la ciudad de Sinyar, enclave fundamental de los yazidíes de Irak, estos asesinaron a su padre y a su hermano, obligándola a presenciar tan desgarradora escena.

No contentos con eso, se llevaron a Ejlas como una de tantas jóvenes que el Daesh secuestraba tras sus incursiones por el norte del país, convirtiéndose así en esclava sexual del grupo terrorista.

Durante su esclavitud, la joven fue obligada a presenciar el secuestro, el encarcelamiento y las violaciones de sus amigas. Ejlas contó como una niña de apenas 9 años no consiguió sobrevivir debido a las incesantes violaciones. Estas escenas se convirtieron en algo rutinario en la vida de Ejlas, quien también presenció cómo los hijos fueron arrebatados de los brazos de sus madres, llegando incluso a ser asesinados delante de ellas.

Durante un bombardeo sobre la zona, la joven consiguió escapar de sus secuestradores, salvándose de seguir con el sufrimiento constante de la esclavitud sexual. Ejlas salvó su vida, pero lo que allí pasó no podía quedar en el olvido, ni tampoco en el desconocimiento internacional.

 

 

El 20 de abril de 2016, Ejlas fue invitada en el Parlamento Británico a dar su testimonio. Su historia de sufrimiento, así como la de miles de jóvenes iraquíes desde la llegada del Daesh en 2014, sirvió como altavoz y toma de conciencia global de la masacre cometida por el grupo terrorista en Oriente Medio.

"Escúchenme, ayuden a las niñas, ayuden a las que siguen cautivas; se lo ruego, unámonos y llamemos a esto por su nombre: genocidio. Se trata de la dignidad humana. Ustedes tienen una responsabilidad. El Daesh está cometiendo un genocidio porque intenta exterminarnos" - estas fueron las palabras de Ejlas, tomadas por la parlamentaria Fiona Bruce como llamamiento a la implicación del Parlamento.

Al día siguiente de su intervención, se votó una proposición en la Cámara de los Comunes del Reino Unido, para conseguir el reconocimiento del genocidio del Daesh contra yazidíes, cristianos y otras minorías. La proposición se cerró con 278 votos a favor y ninguno en contra. De igual manera, se solicitó la remisión a la Corte Penal Internacional los delitos cometidos por el grupo terrorista.

Considerada como la religión oficial de los kurdos hasta el siglo VII d.C., el yazidismo ha sido la religión minoritaria más afectada durante las olas de violencia del Daesh en Irak. El 5 de agosto de 2014 entraron en Sinyar al grito de: "conversión o muerte". Durante esos días, los hombres de negro se ensañaron con ellos como con ninguna otra comunidad.

Ayuda a la Iglesia Necesitada también acudió al auxilio de sus hermanos yazidíes. Junto con los cristianos y otras minorías, el yazidismo sueña con permanecer en el país tras la derrota del terror yihadista en Irak.

La fundación pontificia sostiene a refugiados cristianos y yazidíes en el norte de Irak, que huyeron de sus pueblos ante el avance y amenzas del Daesh. En la actualidad sostiene la campaña "Ayudales a volver" para reconstruir los pueblos cristianos de la Llanura de Nínive y que estos refugiados puedan volver lo antes posible a sus hogares.

Más información: www.ayudalesavolver.com