• Director: José Manuel Vidal
Mundo
El futuro de Jerusalén, en el aire Agencias
Los invitamos a no tener miedo y a venir, como peregrinos en estos lugares donde Jesús nació por nosotros

(AICA): El administrador apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén, monseñor Pierbattista Pizzaballa, y el Custodio de Tierra Santa, padre Francesco Patton OFM, hicieron un llamado conjunto para animar a los peregrinos a regresar a Tierra Santa ante el descenso de peregrinaciones causado por la controversia suscitada por las propuestas de reconocer a Jerusalén como capital de Israel y la posibilidad de una mayor polarización social en la región

"Junto con el padre custodio hemos pensado que sería bueno tranquilizar a todos los peregrinos, a todos los que tienen a Jerusalén en sus corazones, que la peregrinación a Tierra Santa es segura y que las imágenes que se han visto en la televisión no reflejan la verdad de belleza, de tranquilidad y de serenidad que, en cambio, se vive en Jerusalén", indicó monseñor Pizzaballa.

El prelado invitó "a reconsiderar de nuevo la posibilidad de peregrinar a Jerusalén, de realizar esta hermosa experiencia de fe y esta importante y maravillosa forma de solidaridad con la comunidad cristiana de Tierra Santa".

Las palabras del administrador apostólico fueron secundadas por el Custodio de Tierra Santa, quien a su vez invitó a los fieles a "confirmar sus peregrinaciones con el espíritu de quien desea, a través de una peregrinación, fiarse de Dios".

El padre Patton, encargado de la misión de cuidar de los Santos Lugares constrastó los reportes mediáticos con la experiencia de quienes viven en Jerusalén. "Nosotros vivimos aquí, vemos la situación todos los días, los peregrinos son respetados y amados y no hay problemas ni peligros para ellos".

En el llamamiento, difundido por los medios oficiales del Patriarcado Latino de Jerusalén y de la Custodia de Tierra Santa, el Custodio de Tierra Santa, fray Francis Patton, además añade varias consideraciones tranquilizadoras para convencer a los peregrinos de visitar Tierra Santa sin temor.

Por otra parte, el franciscano señala que "a través de este gesto de fe que es la peregrinación, ustedes alientan y apoyan a la pequeña comunidad cristiana que vive aquí en Tierra Santa. Por lo tanto, los invitamos a no tener miedo y a venir, como peregrinos en estos lugares donde Jesús nació por nosotros".