• Director: José Manuel Vidal
Mundo
Monseñor Michel Aupetit
Un amigo belga me dijo que sus padres ya habían integrado la idea de que si algún día se encontraban mal de salud, estaban preparados para desaparecer

(J. B./Agencias).- "Vivimos en la sociedad de los estorbos". El nuevo arzobispo de París, Michel Aupetit, ha concedido una entrevista a Le Monde en la que aboga por "la capacidad de una sociedad para integrar la fragilidad", frente al aborto, la eutanasia o el descarte.

En opinión de Aupetit, lo que está en juego hoy es la defensa de una sociedad humana, pues "lo que nos hace humanos es la solidaridad hacia los más débiles", y también con los inmigrantes, en una "acogida incondicional de todas las personas".

"¿Cómo hacer para que cada uno pueda encontrar su lugar pero pensando en todos los demás?", se pregunta el prelado, quien es médico de profesión, y entró en el seminario a los 39 años. Durante su etapa profesional, trató especialmente con personas minusválidas: "Ellos me enseñaron más que el resto de mis pacientes", afirma.

Por eso el arzobispo de París estima "aterrador" que "se elimine a las personas minusválidas antes de que nazcan". En este sentido, relata cómo "un amigo belga me dijo que sus padres ya habían integrado la idea de que si algún día se encontraban mal de salud, estaban preparados para desaparecer".

"Para esa pareja de ancianos belgas, se ha vuelto normal que los eutanasien", dice monseñor Aupetit. "Vivimos en la sociedad de los estorbos", culmina.