• Director: José Manuel Vidal
Mundo
Jean-Claude Hollerich sj, nuevo presidente de la COMECE
Hollerich recordó que los cristianos no son un grupo que habla a favor de las religiones, sino ciudadanos europeos comprometidos en la construcción de Europa, nuestra casa común

Tras la conclusión del mandato del cardenal Reinhard Marx, arzobispo de Múnich, quien ejerciera la presidencia de la COMECE por dos períodos, la Comisión de las Conferencias Episcopales de la Unión Europea (COMECE) saluda a su nuevo Presidente: se trata de monseñor Jean-Claude Hollerich sj, arzobispo de Luxemburgo, quien ocupará el cargo desde el 2018 al 2023.

Tal como se lee en el comunicado de prensa, monseñor Hollerich ha sido elegido este jueves Presidente de la COMECE por los delegados de las Conferencias Episcopales de la Unión Europea para un mandato de 5 años. Asimismo fueron elegidos cuatro Vicepresidentes: monseñor Noel Treanor, de Irlanda, monseñor Mariano Crociata, de Italia, monseñor Jan Vokal de República Checa y monseñor Franz-Josef Overbeck, de Alemania.

Al obispo de Luxemburgo se le confía ahora la responsabilidad y el desafío de liderar la COMECE aprovechando del éxito del (Re)pensar Europa, fortaleciendo el diálogo entre las instituciones de la Unión Europea y la Iglesia católica.

Inmediatamente después de su elección, el neopresidente declaró estar listo para trabajar junto a todas las personas de buena voluntad que se dedican al respeto y la protección de la dignidad humana, y confirmó el compromiso de la COMECE de poner a la persona humana y al bien común en el centro de las políticas de la UE.

"Representando a Luxemburgo en la COMECE desde noviembre de 2011, monseñor Hollerich ha contribuido a un diálogo activo entre las instituciones de la UE y la Iglesia. Durante la 13ª reunión anual de alto nivel auspiciada por la Comisión Europea, Hollerich declaró que las Iglesias y las comunidades religiosas están comprometidas en un diálogo con los actores políticos para contribuir a la construcción de Europa como proyecto de paz basado en el bien común, y recordó que los cristianos no son un grupo que habla a favor de las religiones, sino ciudadanos europeos comprometidos en la construcción de Europa, nuestra casa común".

(RD/Vatican News)