• Director: José Manuel Vidal
Mundo
Monseñor Apuron
Una ley aprobada en septiembre de 2016 eliminó los plazos de prescripción de los delitos de abusos y dejó así que las víctimas puedan demandar en cualquier momento a sus abusadores y a las instituciones con las que estaban o están asociados

(Cameron Doody).- La archidiócesis de Agaña, en Guam, venderá varios bienes inmuebles -incluyendo la residencia episcopal donde se alojó el Papa Juan Pablo II en 1981- para hacer frente a las más de 150 demandas de compensación por abusos sexuales que tiene pendiente. Así lo ha confirmado la propia archidiócesis en un comunicado en el que reconoce estar azotada por "tiempos financieros complicados".

Según recuerda el CNS, los planes de la archidiócesis del pequeño islote pacífico se han comunicado escasos días después de que el ex-arzobispo de Agaña, Anthony S. Apuron, fuera hallado culpable por un tribunal del Vaticano por agresiones sexuales hacia varios menores y sentenciado a la expulsión de su cargo y la prohibición de residir en la archidiócesis.

Pero las compensaciones por los abusos de Apuron no son, ni mucho menos, las únicas que la archidiócesis tendrá que saldar, ya que una ley aprobada en septiembre de 2016 eliminó los plazos de prescripción de los delitos de abusos y dejó así que las víctimas puedan demandar en cualquier momento a sus abusadores y a las instituciones con las que estaban o están asociados.

Por el momento, el plan de la archidiócesis es que se venda el edificio de la cancillería en Agaña, antes de este septiembre, para que ésta se reubique a su vez en el entorno de la catedral en esta misma ciudad, la capital de Guam.

Además de las oficinas del arzobispo, vicario general, canciller y el vicario para el patrimonio eclesial, el inmueble que se venderá también alberga los despachos de los departamentos de educación católica, finanzas, recursos humanos, protección de menores, comunicación y archivos de la archidiócesis, además de los del periódico archidiocesano, con lo que todos estos servicios también tendrán que ser realojados en algún otro lugar.

Otra propiedad que se venderá en esta liquidación de bienes inmuebles eclesiales en Agaña será la residencia episcopal ubicada justo enfrente de la cancillería, el lugar donde durmió el Papa Juan Pablo II la noche del 22 al 23 de febrero de 1981, en la que ha sido la única visita hasta aquí de un pontífice a la isla. Otras locaciones posibles para dicha residencia aún están siendo evaluadas, comunicó la archidiócesis.