• Director: José Manuel Vidal
Mundo
El Papa y un retrato de Carmen Hernández
Jesús no dice conquistad o ocupad, sino haced discípulos: compartir con los demás el don recibido

(José M. Vidal).-"Sois un gran don de Dios para la Iglesia". El Papa Francisco bendijo, una vez más, a los Neocatecumenales en la celebración del 50 aniversario del inicio del Camino en Roma. E invitó a los Kikos a salir, para predicar al mundo "una Iglesia libre de poder, dinero, triunfalismo y clericalismos", una Iglesia que no hace proselitismo y que respeta "la sculturas y las tradiciones de los pueblos".

En el enorme campus de la universidad romana 'Tor Vergata', un gran multitud de más de 150.000 neocatecumenales, que celebran el 50 aniversario del inicio del Camino en Roma y donde se celebró la Jornada mundial de la Juventud del año 2000.

Escenificación típicamente neocatecumenal. Al lado de una enorme cruz, se levanta un altar rojo, presidido por un gran icono, al estilo del fundador de los Neocatecumenales, Kiko Argüello. El Papa, en el centro, los obispos y cardenales a ambos lados. En el lateral derecho, un gran retrato de Carmen Hernández, la fallecida cofundadora del Camino.

A la espera del Papa, Kiko Argüello calienta el ambiente con una larguísima predicación del kerigma. Con frases como éstas:

"Lo normal en las familias y en los países es detestarse; por eso, el amor de Cristo es una revolución". "La fe es un don sobrenatural: Es Dios es el que nos elige".

"El Espíritu Santo es el esperma de Dios". "El embrión necesita el útero de la comunidad". "Tenemos más de 1.600 familias en misión".

Llega el Papa en el papamóvil, recibido con cánticos compuestos por el propio Kiko.Es recibido, ante el escenario por el vicario de Roma, Angelo de Donatis. En el escenario, es recibido por Kiko Argüello, el Padre Mario y Carmen Asensio, entre "vivas" al Papa gritadas por Kiko y coreadas por los presentes.

Entre los presentes en el escenario el cardenal Osoro, arzobispo de Madrid, el cardenal Rouco, el cardenal Blázquez, el cardenal Filoni, el cardenal Marc Ouellet, el cardenal Kevin Farrel, el cardenal Rosa Chávez, el cardenal Ezzati, el cardenal Rylko, el cardenal O'Malley, monseñor Fisichella, el cardenal Schonborn, monseñor Munilla, monseñor Carrasco Rouco, monseñor Aznárez, monseñor Francisco Pérez, monseñor Javier Martínez, monseñor Demetrio Fernández, monseñor Mazuelos, monseñor Elizalde...

A una señal de Kiko, la asamblea invoca al Espíritu Santo cantando. A continuación, presenta a las delegaciones presentes en el encuentro internacional. Desde Australia, Papúa,Corea, Filipinas, India, China, África, Oriente Medio, América del Norte, México, América Central, Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Paraguay, Bolivia, Argentina, Brasil, Europa, deteniéndose especialmente en España, con su considerable representación de miembros del movimiento y de cardenales y obispos.

TRas la interminable presentación, que el Papa aguanta estoicamente, Kiko, que lo hace todo en la reunión, coge su guitarra y entona otro canto, seguido por toda la asamblea.

A continuación, un nuevo canto. Esta vez a la Virgen María, interpretado, como siempre, por el omnipresente Kiko, que fuerza tamto su voz que, a veces, se le rompe en los típicos 'gallos'.

Después del canto, Kiko invita a la asamblea a pasar al momento de la proclamación del Evangelio del envío.

Algunas frases del saludo del Papa

"Feliz de reunirme con vosotros y dar gracias a Dios y a vosotros"

"Gracias por el sí que habéis dado a vivir el Evangelio y a evangelziar"

"Gracias a los iniciadores del Camino, hace 50 años"

"50 es un número importante en la Escritura"

Camen Asensio, sucesora de Carmen Hernández, en la dirección del Camino


"Gracias, Señor, porque en la Iglesia he encontrado mi familia"

"Dar gracias a Dios por su amor y por su fidelidad y por los dones que nos da"

"Es el Dios fiel en el amor"

"Ánimo y no os entristezcáis jamás"

"El dulce recuerdo del amor de Dios os ayudará en toda angustia"

"Gracias a los que vais a misión"

"Misión es dar voz al amor fiel de Dios"

"Misión es dar lo que hemos recibido"

"La misión exige partir, aunque en la vida es fuerte la tentación de quedarse. Es más fácil permanecer en casa"

"Una invitación clara de estar siempre en salida"


"Para anunciar es necesario renunciar. Sólo una Iglesia que renuncia al mundo anuncia bien al Señor"

"Sólo una Iglesia libre de poder y dinero, triunfalismos y clericalismos..."

"Id es el verbo de la misión y nos dice una cosa que se conjuga en plural: id, juntos..."

"Caminar juntos es un arte para aprender siempre, todos los días"

"El camino del otro no es idéntico al mío"

"Se camina juntos, sin aislarse y sin imponer el propio sentido de la marcha...sin fugas y sin lamentarse de los que caminan más lentamente"

"Jesús no dice conquistad o ocupad, sino haced discípulos: compartir con los demás el don recibido"

"Testimoniar que Dios nos ama"

"Descubrirse parte de una Iglsia que es primero discípula, como no puede ser madre, si antes no es hija"


"UNa Iglesia hermana de la Humanidad"

"Una dinámica absolutamente diversa a la dinámica del proselitismo"

"No son los argumentos los que convencen, sino la vida que atrae"

"Sed amigos de todos"

"En el corazón de Jesús, ningún pueblo es excluido"

"El amor, donándose no disminuye, aumenta"

"Sed apasionados de humanidad, colaboradores de la alegría de todos"

"Amad las culturas y tradiciones de los pueblos, sin ideas preconcebidas"


"Vuestro carisma es un gran don de Dios para la Iglesia durante estos 50 años. Un aplauso para estos 50 años"

"No perdáis jamás la confianza"

"Os acompaño y os animo. Seguid adelante"


La gente se levanta y aplaude con una gran ovación el Papa.

A continuación, el envío de los sacerdotes, que se ponen de rodillas ante el Papa y éste les entrega una cruz. Y, después, el envío de las comunidades, que van por todo el mundo y a las periferias de Roma.

Después de la entrega de las cruces, se entona el Te Deum de acción de gracias, se reza un Padrenuestro y el Papa imparte la bendición final. El Papa se va, pero Kiko entona un nuevo canto, acompañado de su orquesta y con su guitarra en bandolera.