• Director: José Manuel Vidal
Mundo
Fragmento del texto de Deuteronomio hallado en un Corán del siglo VIII Christie's
Es el único ejemplo donde hay un texto árabe por encima de un texto no árabe

(C. Doody/Agencias).- De "extraordinario" y "fascinante" han calificado expertos del Collège de France y la casa de subastas Christie's el hallazgo del único palimpsesto hasta ahora registrado en el que un texto cristiano antiguo ha sido borrado para dejar espacio a una reproducción del Corán. "Este es un descubrimiento muy importante para la historia del Corán y del islam primitivo. Aquí tenemos un testimonio de las interacciones culturales entre diferentes comunidades religiosas", dijo la investigadora francesa Eléonore Cellard.

Según recoge The Guardian, la experta francesa buscaba unas imágenes de objetos vendidos hace 10 años por Christie's, cuando se encontró en un catálogo con un manuscrito del Corán del siglo VIII, también conocido como segundo siglo del islam.

Estudiando la fotografía, Cellard observó que detrás de la escritura árabe había algunas letras borrosas en lengua copta, y al entrar en contacto con la casa de subastas identificaron el texto, que pertenece al Deuteronomio, libro del Torá judio y del Antiguo Testamento cristiano.

"Es extraordinario", declaró el especialista de Christie's Romain Pingannaud. "En cuanto sepas que está allí, no puedes hacer más que verlo; se hace muy obvio. Al principio lo perdíamos. Es fascinante, particularmente porque es el único ejemplo donde hay un texto árabe por encima de un texto no árabe. Y lo que es aún más fascinante es que esté encima de pasajes del Antiguo Testamento... Muestra el contacto entre comunidades en los primeros siglos del islam; es muy relevante".

Christie's -que ha puesto al palimpsesto en venta por entre 80.000 y 120.000 libras- considera que el manuscrito probablemente fue hecho en Egipto, hogar de la comunidad copta, en el momento de la conquista árabe. Si bien, y en opinión de los expertos, el estilo de las letras coptas deja entender que no pueden haber sido escritas antes del siglo VII, la casa de subastas afirma que los fragmentos "resuenan con la realidad histórica de las comunidades religiosas del Oriente Próximo y como tales son una reliquia invaluable de los primeros siglos del islam".