• Director: José Manuel Vidal
Mundo
El traslado de la embajada "no ayuda a hacer avanzar la tan esperada paz" Agencias
Más de 60 muertos, miles de heridos, todos en el lado palestino, que podrían haberse evitado "si las fuerzas israelíes hubieran usado instrumentos no letales", denuncian los ordinarios católicos de Tierra Santa

(J. B./Fides).- Los obispos católicos de Tierra Santa ha instado a Israel a "poner fin lo antes posible" al asedio impuesto a la Franja de Gaza, convertido en un polvorín espués de que Donald Trump trasladara la embajada de Estados Unidos a Jerusalén. Un gesto que, en opinión de la Iglesia católica, "no ayuda a hacer avanzar la tan esperada paz" entre palestinos e israelíes.

Más de 60 muertos, miles de heridos, todos en el lado palestino, que podrían haberse evitado "si las fuerzas israelíes hubieran usado instrumentos no letales", denuncian los ordinarios católicos de Tierra Santa.

En su mensaje, la Asamblea de Obispos Ordinarios Católicos de Tierra Santa subraya que la transferencia de la embajada de los Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén, tomada de forma unilateral, "no ayuda a la paz".

Al tiempo, recuerdan, es preciso hacer de Jerusalén "una ciudad abierta a todos los pueblos. El corazón religioso de las tres religiones monoteístas", evitando cualquier medida unilateral que pueda alterar el perfil de la Ciudad Santa.

 

 

"Creemos que no hay razón para evitar que la ciudad sea la capital de Israel y Palestina", afirma la nota, que añade que esto debería tener lugar a través de la "negociación y el respeto mutuo".

La Asamblea de Obispos Católicos ordinarios de Tierra Santa reúne a todos los Obispos de las Iglesias Católicas - latina, greco melquita, armenia, maronita, caldea y siro católica - presentes en esa región, junto con el Custodio franciscano de Tierra Santa.

El martes 15 de mayo, el Arzobispo Pierbattista Pizzaballa, Administrador Apostólico del Patriarcado Latino de Jerusalén, también invitó a "todos los sacerdotes, religiosos, religiosos, seminaristas, todos los fieles de Jerusalén y aquellos que deseen" participar en la vigilia de oración por la paz que se celebrará en la tarde del próximo sábado, víspera de Pentecostés, en la iglesia de Sant'Etienne.

Desde el 30 de marzo, cuando iniciaron las manifestaciones palestinas a lo largo de la línea fronteriza israelí, al menos 110 manifestantes palestinos han sido asesinados y más de 3.000 han resultado heridos por los disparos israelíes en la Franja de Gaza.