• Director: José Manuel Vidal
Mundo
Taiyip Erdogan, con el Papa Francisco Agencias
Gaza será el tema central de la reunión extraordinaria de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI) que se celebrará en Estambul este viernes

(Francesco Gagliano/Jesús Bastante).-El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, telefoneó ayer a Francisco para expresarlo su preocupación por la situación en Palestina. Según distintas informaciones, Erdogan explicó al Papa que "la ruptura del statu quo de Jerusalén, importante para tres religiones divinas, es inadmisible" y que supone "una vergüenza" la muerte de los civiles, como resultado de "ataques inhumanos" contra palestinos indefensos.

La de ayer es la tercera conversación telefónica entre ambos líderes en los últimos cinco meses. Todas ellas han tenido a Jerusalén como eje. La llamada se produjo después de que el Papa expresara, durante la Audiencia General, sus condolencias por la masacre en la Franja de Gaza, y pidiera la intervención de la comunidad internacional.

Erdogan también comunicó a Bergoglio que lo ocurrido en Gaza será el tema central de la reunión extraordinaria de la Organización para la Cooperación Islámica (OCI) que se celebrará en Estambul este viernes.

Erdogan quien ha retirado al embajador turco en Israel en protesta por la violenta represión por parte del ejército israelí contra manifestantes palestinos en la Franja de Gaza, también habría hecho contactos con otras personalidades como el presidente ruso Vladimir Putin y la canciller alemana Angela Merkel.

A su vez, Francisco se declaró profundamente consternado por los incidentes y subrayó que la solución con dos estados en la que Jerusalén posea un estatuto especial es requisito para la paz. Según distintas agencias, el Papa señaló que es inaceptable que se ataque a inocentes y que la comunidad internacional debe hacer lo necesario en el seno de la ONU. Finalmente, el pontífice transmitió a Erdogan sus mejores deseos por el inicio del sagrado mes del Ramadán.