• Director: José Manuel Vidal
Mundo
El obispo visita al sacerdote infectado Agencias
Hasta nueva orden, quedan prohibidos el bautismo, la confirmación, la unción de enfermos o el sacramento del orden. Del mismo modo, la comunión no se hará en la boca, y el saludo de la paz se realizará verbalmente

No habrá sacramentos en Mbandaka-Bikoro. El ébola vuelve a ser una realidad en Congo, y el obispo de la zona, Firdolin Ambongo Besungu (que también es coadjutor de la capital, Kinshasa), ha ordenado la suspensión de aquellos sacramentos que impidan contacto físico.

Así, hasta nueva orden, quedan prohibidos el bautismo, la confirmación, la unción de enfermos o el sacramento del orden. Del mismo modo, la comunión no se hará en la boca, y el saludo de la paz se realizará verbalmente.

La nueva epidemia de ébola ya se ha cobrado la vida de 25 personas, así como miles de enfermos. Uno de ellos ha sido el sacerdote Lucien Ambunga, de los Padres Paules, que contrajo el virus mientras administraba la unción de los enfermos y que ya ha salido del hospital.

Las medidas adoptadas por la Iglesia congoleña, según informa Crux, se deben a que la principal vía de contagio de la enfermedad es el contacto directo con fluidos corporales (saliva, sudor, sangre...) de una persona infectada, lo que hace que sea altamente contagiosa.

(RD/Agencias)

El obispo visita al sacerdote infectado