• Director: José Manuel Vidal
Mundo

El Papa nombró a monseñor Henryk Hoser SAC, arzobispo-obispo emérito de Varsavia-Praga (Polonia), visitador apostólico de carácter especial para la parroquia de Medjugorje con la finalidad de acompañar de manera estable y continua a los fieles peregrinos.

Según el comunicado el cargo de monseñor Hoser será por tiempo indeterminado "ad nutum Sanctae Sedis" (a voluntad de la Santa Sede).

Se trata de un encargo exclusivamente pastoral en continuidad con la misión de enviado especial de la Santa Sede para la parroquia de Medjugorje, confiada a monseñor Hoser el 11 de febrero 2017 y por él concluida en los meses pasados.

Según el mismo comunicado, la misión del visitador apostólico es asegurar un acompañamiento estable y continuo de la comunidad parroquial de Medjugorje y de los fieles que van allí en peregrinación, cuyas necesidades requieren una atención particular.

"El culto de Medjugorje no está prohibido y no debe llevarse a cabo a escondidas. Mi misión consiste, precisamente, en analizar la situación pastoral y en proponer mejoras", había afirmado monseñor Henrik Hoser, en diciembre del año pasado en una entrevista al portal Aleteia.

 

 

"Las diócesis y otras instituciones pueden organizar peregrinaciones oficiales. Ya no hay problemas -dijo monseñor Hoser en la entrevista. Pero esta decisión deberá ser tomada por el Papa. El informe ahora se encuentra en las oficinas de la Secretaría de Estado. Creo que, dentro de poco, se tomará la decisión final", indicó el prelado en aquella oportunidad.

Sobre la intensa actividad pastoral que se lleva a cabo en ese pequeño poblado de Bosnia-Herzegovina, el prelado explicó: "Estoy completamente admirado por el trabajo que están haciendo allí los padres franciscanos. Cuentan con un equipo relativamente pequeño -son una docena- y hacen un enorme trabajo de acogida a los peregrinos. Todos los veranos organizan un festival juvenil. Este año hubo 50.000 jóvenes de todo el mundo, con más de 700 sacerdotes ".

"Las confesiones son masivas. Tienen alrededor de cincuenta confesionarios, y no son suficientes. Estas son confesiones muy profundas".

"Este es un fenómeno. Y lo que confirma la autenticidad del lugar es la gran cantidad de instituciones de caridad que existen alrededor del santuario. Y, otra dimensión a tener en cuenta: el gran esfuerzo que se está haciendo en la formación cristiana. Organizan cada año congresos de distinto nivel para diferentes públicos (sacerdotes, doctores, padres, jóvenes, parejas)"

Hoy, el culto de Medjugorje se extiende a 80 países, su red es enorme.

(RD/Aica)