• Director: José Manuel Vidal
Mundo
Este es el rostro del depredador Agencias
Sin ruborizarse, el religioso siguió con su relato: "No me sucedió con otras chicas. Ese lunes 23 de julio hubo un cambio de afecto con esta chica, que es mucho más madura que su edad. Y a veces las cosas van de cierta manera..."

El sacerdote italiano Paolo Glaentzer, arrestado tras ser sorprendido cuando trataba de abusar de una niña de 11 años en un coche, alegó que "el diablo me puso una zancadilla".

"Hay simpatía mutua con la niña, cuando me enteré de que tenía 10 años... yo creí que tenía al menos 15", explicó el religioso de 70 años, quien admitió que "fue una estupidez por mi parte" y manifestó: "Siento mucho lo que sucedió".

Sin ruborizarse, el religioso siguió con su relato: "No me sucedió con otras chicas. Ese lunes 23 de julio hubo un cambio de afecto con esta chica, que es mucho más madura que su edad. Y a veces las cosas van de cierta manera...".

El cura admitió que ya había estado otras veces con la niña: "Hay una simpatía recíproca con la chica. Cuando supe que tenía 10 años... Yo le daba 15", dijo. Y agregó: "La chica se levantó la camisa por su voluntad, yo no le dije que lo hiciera, puede ser que en su casa reciba poco amor de sus padres".

El sacerdote fue arrestado por violencia sexual agravada. Sin embargo, por su edad, cumplirá el arresto en su casa, en el pueblo de Bagni di Lucca. Paolo Glaentzer ya recibió una carta del cardenal Giuseppe Betori, arzobispo de Florencia, en la que le prohibió "celebrar misa".


(Rd/Agencias)