LoginLogin ClippingClipping SeguidoresSeguidores SeguidosSeguidos DesconectarDesconectar
Religión Digital

"La vida se me tornó mañana de pájaros"

clipping

Borrador para despedida de obispo enamorado

"Una norma humana me impone el sacrificio de dejar el sacerdocio para ser marido"

Ramón Baltar, 26 de junio de 2012 a las 08:04

Fernando Bargalló

Fernando Bargalló

Después de una juventud dada al solo Amor Divino, quiso la vida apiadarse de mi soledad y regalarme de maduro el complemento de compañía que me faltaba
MOnseñor Bargallo/>

MOnseñor Bargallo

  • MOnseñor Bargallo

(Ramón Baltar).- Queridos diocesanos: Mi renuncia a la presidencia de la Iglesia que se reúne en Merlo-Moreno parecería huída de mal pastor ante los lobos de la vergüenza pública, si no la acompañara de un mensaje de descargo. Necesito abrir mi intimidad a vuestros ojos compasivos, de par en par y con la franqueza que cumple entre cristianos.

Después de una juventud dada al solo Amor Divino, quiso la vida apiadarse de mi soledad y regalarme de maduro el complemento de compañía que me faltaba. Arrastrado por la pasión, me entregué al amor inédito sin reservas y descubrí la inspiración del Cantar de los Cantares, el más bello de nuestros libros sagrados, que solemos entender en clave mística. Me arrebataron el sentido los besos de la su boca y encontré más dulces que el vino los amores de la amada, cuerpos y almas machihembrados. La vida se me tornó mañana de pájaros.

Pero la felicidad arrebatada que gozaba me impidió comprender la incoherencia moral de mantener unas relaciones que prohíben la ley canónica y la fidelidad a los votos sagrados libremente comprometidos.

Reconozco, tarde pero con gran pesadumbre, que la situación irregular en que me vi atrapado no debe ser calificada de otra manera que como impropia de un profesional de la santidad. Por ello os pido perdón con la esperanza de que se lo concedáis a mi flaqueza, y también por no haber practicado la austeridad que predicaba para otros.

Me voy a mi nueva vida con sentimientos encontrados de consuelo y desazón. Me consuelan los años de servicio eclesial a los hombres tratando de imitar las enseñanzas de Jesús; me desazona que una norma humana me imponga el sacrificio de dejar el sacerdocio para ser marido. Y más aun pensar que alguno de vosotros haya podido recibir daño espiritual por mi causa.

Quisiera dejaros a todos con la bendición del Señor y contar con la vuestra. Sé que no se la negaréis al hermano que no pudo traicionar al corazón enamorado ni a la mujer que le dio el suyo. Quedad en paz.

Fernando Bargalló

 



facebook

Periodista Digital, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@periodistadigital.com | Copyleft 2000