Religión Digital

Empeora el estado de Pedro Casaldáliga

clipping

Se nos va un Profeta

"Mi vida son mis causas y mis causas valen más que mi vida"

Sor Lucía Caram, 30 de junio de 2015 a las 10:47

Las manos de Casaldáliga

Las manos de Casaldáliga

Joan Guerrero

Se está apagando, para iluminar como un sol infinito, fundido en el fuego del amor que quemó sus entrañas y que le hizo iluminar: El fuego del Espíritu más Santo, el Espíritu de Jesús
Casaldáliga con un bebé/>

Casaldáliga con un bebé

Pedro Casaldáliga/>

Pedro Casaldáliga

Casaldáliga pastor/>

Casaldáliga pastor

Tierra sin Males y Casaldáliga/>

Tierra sin Males y Casaldáliga

Casaldáliga/>

Casaldáliga

Casaldáliga bendice a un campesino/>

Casaldáliga bendice a un campesino

Pedro Casaldáliga/>

Pedro Casaldáliga

Casaldáliga y un campesino/>

Casaldáliga y un campesino

  • Casaldáliga con un bebé
  • Pedro Casaldáliga
  • Casaldáliga pastor
  • Tierra sin Males y Casaldáliga
  • Casaldáliga
  • Casaldáliga bendice a un campesino
  • Pedro Casaldáliga
  • Casaldáliga y un campesino

(Sor Lucía Caram).- Ayer ponía en mi escritorio, tallado a fuego con caracteres de pasión y convicción, aquello que se convirtió en el lema de mi vida y que lo heredé de alguien que lo vivió a tope y se identificó hasta el final con Jesús, el Maestro del Reino, el testigo del amor incondicional de Dios por los más pobres: Pedro Casaldáliga.

"Mi vida son mis causas y mis causas valen más que mi vida". Y por que sus causas valían más que su vida fue un hombre que fue ganando cada día terreno a la libertad interior. El descubrió que la sangre de Cristo corría por sus venas y se sintió convocado a ser él mismo "pan comido y repartido para sus hermanos". La Iglesia oficial no le comprendió, y los poderes de este mundo le persiguieron y amenazaron, pero nada ni nadie le pudo hacer claudicar: Su vida ya estaba entregada y era de Dios y de su Pueblo. Y Pedro, que también es piedra, ha sido la piedra de apoyo y fundamento de muchos cristianos y cristianas de bases, de muchos hombres y mujeres de buena voluntad, inquietos por la humanidad, que se acercaron a su pozo para beber del agua del Evangelio que manaba generosa por cada una de sus venas. Un manantial que ahora manará con más fuerza, porque es inagotable porque está unido al mar infinito de Dios que es la VIDA. Ya pronto tu posesión definitiva.

Esta mañana me dicen que Pere, Pedro, Piedra, "mi maestro y referente" este Padre y hermano obispo, que es Evangelio viviente, está apunto de entrar en la Vida, en la Resurrección. Su Pascua es inminente y su paso de liberación es nuestro paso de avanzada en la esperanza de la que se declaró militante: Hoy estandarte.

Se está apagando, para iluminar como un sol infinito, fundido en el fuego del amor que quemó sus entrañas y que le hizo iluminar: El fuego del Espíritu más Santo, el Espíritu de Jesús.

Pere vivirás en tus causas y en el corazón de todos los que bebemos del Evangelio hecho vida en tu vida, como la del Maestro que fue tu vida y tu TODO.

Para leer el artículo completo, pincha aquí:



facebook

Religión Digital Edicom, SL CIF B86611894 - C/ Castuera nº 18 1º A - 28047 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@religiondigital.com | Copyleft 2000