Religión Digital

Alejandro Fernández Barrajón

clipping

El cardenal Burke, un príncipe presuntuoso

"'Degradado' con toda justicia, forma parte de esa iglesia que apesta a los Borgia"

Alejandro Fernández Barrajón, 17 de julio de 2017 a las 18:10

A. F. Barrajón

A. F. Barrajón

Es un personaje que forma parte de esa iglesia oscura y elitista que queremos superar y que el Concilio Vaticano II hizo trizas
El cardenal Burke, 'suspendido' como Patrono de la Orden de Malta/>

El cardenal Burke, "suspendido" como Patrono de la Orden de Malta

El armiño de Burke/>

El armiño de Burke

La capa magna del cardenal Burke/>

La capa magna del cardenal Burke

El cardenal Raymond Burke, en una misa/>

El cardenal Raymond Burke, en una misa

La opulencia del cardenal Burke/>

La opulencia del cardenal Burke

  • El cardenal Burke, 'suspendido' como Patrono de la Orden de Malta
  • El armiño de Burke
  • La capa magna del cardenal Burke
  • El cardenal Raymond Burke, en una misa
  • La opulencia del cardenal Burke

(Alejandro Fernández Barrajón).- ¡Que poca falta le hacen al papa Francisco, cerca de él, personas como el cardenal Burke! Éste que ha cuestionado algunas propuestas del papa y ha sido "degradado" con toda justicia porque no es digno de participar en el proyecto de renovación de la iglesia que el papa quiere llevar a cabo. Ni quiere ni debe, porque no está a la altura. Es un personaje que forma parte de esa iglesia oscura y elitista que queremos superar y que el Concilio Vaticano II hizo trizas.

Os invito a entrar en Google, y buscar las imágenes que se ofrecen del cardenal Burke. ¡Son vomitivas! Un cardenal amante de largas capas rojas de terciopelo, sostenidas por pajes y hermosas cátedras principescas. Amante del lujo y de las formas barrocas, de los báculos de museo y los anillos de piedras preciosas.

Todo una ejemplar antítesis de Jesucristo. ¡Qué bien está este señor lejos del papa Francisco¡ ¡Qué garantía que se haya opuesto a las propuestas renovadoras porque es una señal de que van por buen camino¡

Éste es, además, de los que quieren ver una vida consagrada domesticada y postrada a sus pies. No sé dónde han dejado la dignidad esas monjas que aparecen en las fotos arrodilladas ante él como si fuera su rey. ¿Arrodillarse? sólo ante el Santísimo y para atender a los pobres. ¡Nada más!

En fin, que nos queda mucho por ver todavía, cerca y lejos, de esa iglesia que apesta todavía a los Borgia y que el papa quiere ir reformando con toda justicia. ¡Con el papa Francisco siempre!

Para leer otros artículos del autor, pinche aquí.

 



facebook

Religión Digital Edicom, SL CIF B86611894 - C/ Castuera nº 18 1º A - 28047 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@religiondigital.com | Copyleft 2000