Religión Digital

Misteri

Sobre el final de la Virgen María

clipping

Misteri d'Elx unifica la teología ortodoxa y latina

Se representa en la Basílica de Santa María de Elche los días 14 y 15 de agosto

Baltasar Bueno, 12 de agosto de 2017 a las 09:21
El Misterio de Elche es Monumento Nacional desde el año 1931 y Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad desde 2001
Así acaba el Misteri o Festa d'Elx/>

Así acaba el Misteri o Festa d'Elx

Misteri de elx/>

Misteri de elx

El Misteri d'Elx, Patrimonio de la Humanidad/>

El Misteri d'Elx, Patrimonio de la Humanidad

Representación del Misteri en 2012/>

Representación del Misteri en 2012

  • Así acaba el Misteri o Festa d'Elx
  • Misteri de elx
  • El Misteri d'Elx, Patrimonio de la Humanidad
  • Representación del Misteri en 2012

(Baltasar Bueno).- Sería la Iglesia Católica oriental, la ortodoxa, la primera en celebrar la fiesta de la muerte, resurrección y entrada en los cielos de María, madre de Jesús, que un emperador bizantino, Flavio Mauricio Tiberio, decretó fuera siempre el 15 de agosto. La Iglesia Católica Occidental no desarrolló la teoría de la Asunción de la Virgen, ni la celebraría, hasta el siglo XII, intentando superar el retraso teológico-litúrgico respecto a su hermana al defender que la Virgen no murió, sino que se durmió, y fue llevada al cielo en cuerpo y alma.

La cuestión de si la Virgen María murió y resucitó según la fe primitiva ortodoxa o si se durmió y fue llevada a los cielos en cuerpo y alma ha sido objeto de polémicas teológicas y filosóficas a lo largo de la historia. La Iglesia Occidental zanjó la cuestión doctrinalmente mediante el Dogma de fe proclamado por Pío XII el 1 de noviembre de 1950, en la Constitución Munificentisimus Deu, donde tajantemente se dice que "la Inmaculada Madre de Dios y siempre Virgen María, terminado el curso de su vida terrenal, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria del cielo".

El Misteri d´Elx, cuyo texto en Lengua Valenciana encuentra sus antecedentes en un misteri del Corpus del siglo XIV, conjuga y armoniza las teologías y tradiciones de ambas Iglesias, la oriental y la occidental. La Virgen María muere, tal y como el ángel descendido del cielo, enviado por Dios, le ha anunciado. Se organiza un solemne entierro y estando ella de corpore insepulto otro ángel desciende de lo alto portando el alma de la Virgen, la que al fallecer había subido sola al cielo, para unirla de nuevo al cuerpo sin vida de María y resucitada llevársela hacia arriba, donde le esperan el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, culminando la representación del drama sacro-lírico con la coronación de la Virgen por el Padre.

El Misteri d´ Elx consta en su formato actual de 259 versos, siendo fijado en el siglo XVII en una publicación titulada LLibre de la Festa de Nostra Señora de la Sumptió ditta vulgarment la Festa de la vila de Elig.

Curiosamente aunque la Inquisición pidió el texto manuscrito de 1625 que custodiaba el Consell de la Vila para las representaciones no se percató de este matiz teológico del texto autóctono que armonizaba las diferentes posturas de la Iglesia Ortodoxa y Occidental sobre el final de la vida humana de la Virgen María. En 1625 , Honorat Martí de Montsí, caballero del Santo Oficio en Orihuela, pidió al ilicitano Gaspar Soler Chacón una copia del texto de la Festa,para que la Inquisición controlara la ortodoxia de la obra.

Se conserva en una biblioteca particular copia de una consueta editada en 1751, copia de otra de 1625, que contiene el texto literario, pero no la partitura musical. Es el documento literario más antiguo que, de momento, se conoce. Las melodías son medievales, renacentistas y barrocas, con cantos monódicos y polifónicos, alguno de los cuales conecta con el siglo VI, conjunto de partituras reformadas en el siglo XVI.

El Misterio de Elche es Monumento Nacional desde el año 1931 y Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad desde 2001.Se representa en la Basílica de Santa María de Elche los días 14 y 15 de agosto.

En la primera jornada, la Vespra, la Virgen María y su cortejo, formado por María Salomé y María Iacobe y algunos ángeles entra por la entrada principal de la basílica. Desde la cúpula de la iglesia desciende un ángel en el interior de un aparato denominado Mangrana. Este ángel anuncia a María su cercana muerte y le entrega una palma dorada para que sea portada en su sepelio.

Siguiendo los deseos de la Virgen entran en el templo los dispuestos a asistirla en sus últimos instantes. Tras la muerte de María, un nuevo aparato aéreo, ocupado por tres adultos y dos niños figurando ángeles, desciende lentamente para recoger el alma de la Virgen, que está representada por una pequeña imagen.

La segunda jornada de la obra, es la del sepelio de María. Un grupo de judíos quiere impedir el entierro. Tras una pequeña lucha con los apóstoles, uno de los hebreos intenta tocar el cuerpo de la Virgen y queda paralizado. Ante el prodigio, los judíos se convierten. Unos ángeles descienden de nuevo para unir el alma de María a su cuerpo y llevarla a los cielos resucitada. La Santísima Trinidad entra en escena al abrirse de nuevo el cielo y el Padre Eterno deposita sobre las sienes de la Virgen una corona imperial, la convierte en Reina de la creación.



facebook

Religión Digital Edicom, SL CIF B86611894 - C/ Castuera nº 18 1º A - 28047 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@religiondigital.com | Copyleft 2000