• Director: José Manuel Vidal
Opinión
Pensionistas EP.
Que el Sr. Rajoy y sus ministros hayan hecho este 2018 una revalorización de las pensiones del 0'25%, indica la inmoralidad y la injusticia de este gobierno

(Josep Miquel Bausset).- Ya hace tiempo quedé estupefacto cuando leí las inmorales afirmaciones de la Sra. Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional.

Fue en una reunión en Washington, cuando la francesa Christine Lagarde denunció el gran mal de la nuestra época: "Los ancianos viven demasiado y hemos de hacer alguna cosa ya, porqué son un peligro para la economía". Es decir: la Sra. directora del Fondo Monetario Internacional piensa que la vida (afortunadamente cada vez más larga) de nuestros mayores es perjudicial para la economía.

Es un peligro, dijo. Así, sin ninguna vergüenza. Y ante este "problema", ¿qué habríamos de hacer? ¿Matar a los pensionistas? ¿Aplicarles la eutanasia? De hecho, con las pensiones que otorga el gobierno español a los jubilados, estas personas están casi condenadas a muerte. Que el Sr. Rajoy y sus ministros hayan hecho este 2018 una revalorización de las pensiones del 0'25%, indica la inmoralidad y la injusticia de este gobierno, cuando el aumento del IPC para el 2018 oscilará entre el 1'5% y el 2%. Con este "premio" del Sr. Rajoy a la gente que se ha dejado la vida trabajando, el futuro de nuestros ancianos es "prometedor".

La preocupación de la Sra. Lagarde por el "problema" de los pensionistas no es nueva, ya que el 2013, el viceprimer ministro japonés, el Sr. Taro Aso, preocupado también por los años (demasiados, según él) que viven nuestros ancianos, llegó a pedirles que se murieran rápidamente.

No me ha indignado menos que la Sra. Lagarde y que el Sr. Aso, el diputado británico tory, Ben Bradley, que el 2012 dijo que las personas en paro (los hombres, se entiende), habrían de hacerse vasectomías en lugar de tener hijos.

Y es que con todas estas medidas, dictadas solo por la eficacia y por el rendimiento, es decir, por el dinero, la Sra. Lagarde y los Srs. Aso y Bradley quedan bien retratados, no como personas sino como robots, ya que no tienen corazón ni sentimientos.

El Papa Francisco, en su homilía en Santa Marta el 19 de noviembre de 2013, decía que "los ancianos son los que nos traen la historia" y por eso "un pueblo que no se preocupa de los ancianos, un pueblo que no respeta a los ancianos, no tiene futuro, porqué no tiene memoria, ha perdido la memoria".

Y es que, a pesar que el gobierno del Sr. Rajoy continuamente maltrata económicamente a los ancianos, estas personas, como decía el Papa Francisco el 4 de marzo de 2015, "habrían de ser para la sociedad, la reserva sapiencial del pueblo". Y el Papa, que denunciaba la marginación de los ancianos por parte de la sociedad, añadía aún: "Tenemos la tendencia de ignorar a la ancianidad como si fuese una enfermedad que hemos de tener lejos".

Una sociedad madura y sana es la que vive y cuida, con gratitud y con solicitud, a las personas mayores, sin culparlas de la situación económica. Por eso con muy buen criterio, el pasado 22 de febrero los pensionistas salieron a la calle para denunciar la miseria de pensiones que cobran. Y mientras tanto el Sr. Rajoy y sus ministres no sufren por su futuro como los jubilados. Eso sí, tanto el Sr. M. Rajoy como el Sr. Albert Rivera están más que entusiasmados con la letra para el himno de España que ha escrito la cantante Marta Sánchez, que (por muy patriótica que quiera parecer con la letra del himno) paga sus impuestos fuera de España.

Pero de los pensionistas, nada de nada. Y es que para estos dos "estadistas", es más importante la letra de un himno de España que la atención a los ancianos que cobran una miseria.

Por cierto: el rey de España que hizo aquel discurso tan vibrante el 3 de octubre, ahora no ha dicho nada sobre los jubilados y las pensiones de miseria que cobran. Y eso que la dignidad de estas personas también está "garantizada" por la Constitución.