• Director: José Manuel Vidal
Opinión
Obispos españoles Agencias
Jesús Sanz, Munilla, Camino, Demetrio, Zornoza, Carrasco, Reig, Herráez, Pérez... son minoría, pero una minoría muy cualificada

(Jesús Bastante).- No lo digo yo: quien lo cuenta es un obispo español, que se confiesa en una charla de café. Y que confirma lo que desde esta página llevamos meses denunciando: un sector nada desdeñable de la Iglesia española ha optado por la 'resistencia', por enfrentarse a los cambios que propugna el Papa Francisco no desde la oposición directa, sino desde el silencio, la inactividad y el bloqueo.

"Piensan que esto será un viento que pasará, y que después llegará su momento, el de la restauración", añade este prelado, quien no obstante se muestra convencido de que "la realidad va por otro lado, y más pronto que tarde tendrán que darse cuenta de que no hay marcha atrás". "Tiene que pasar como en la época de Tarancón y la Transición... sólo que ahora no tenemos ningún Tarancón, y sí muchos 'aprendices de don Marcelo'", añade este obispo.

Lo cierto es que, desde que hace cinco años Francisco asumiera la cátedra de Pedro, la reacción de un grupo de prelados -minoritario, pero muy poderoso- ha sido la de esconderse en sus cuarteles de invierno. Y, lo que es peor, utilizar frases del propio Papa para justificar actuaciones que van radicalmente en contra de los postulados de Bergoglio. No son muchos, pero sí hay algunos de ellos relativamente 'jóvenes' y, por tanto, esperan pacientemente a que llegue su turno.

No hay que olvidar que Osoro, Omella o Blázquez (como el propio Papa), ya cuentan con una carrera dilatada, y sus años al frente de las diócesis no deberían superar los 6 o 7 años. Frente a ellos, algún arzobispo que roza los 60, y un grupo de obispos -los más reaccionarios, curiosamente los más cercanos a Rouco Varela y su delfín, Fidel Herráez-, con al menos veinte años de episcopado en el horizonte. Otros, más mayores, todavía tienen algunos años de futuro, necesarios para tomar el mando cuando, según esperan, pase 'la gripe Bergoglio' (así la llaman) y vengan ellos con la medicina: Involucionitis.

Jesús Sanz, Munilla, Camino, Demetrio, Zornoza, Carrasco, Reig, Herráez, Pérez... son minoría, pero una minoría muy cualificada. Muy bien organizada. Que ha optado por la resistencia y el bloqueo, aunque no se atreve a dar la cara y apuntar, directamente, a quien consideran su enemigo: el mismísimo Papa Francisco.

Para leer todos los artículos del autor, pincha aquí: