Religión Digital

Abrazo entre Kiril y Francisco en La Habana

Agencias

El intérprete de Kiril recuerda su encuentro en Cuba, "el evento del milenio"

clipping

Miguel Palacio: "El patriarca y el Papa se entendían sin palabras"

"Todos esperábamos un evento verdaderamente histórico y especialmente significativo"

Sputnik, 17 de febrero de 2017 a las 17:53
La impresión que produce el Sumo Pontífice es muy grata: él es muy abierto y tiene un buen sentido del humor. Habla con calma y su mirada es suave, pero profunda
Francisco, y Kiril, juntos al fin/>

Francisco, y Kiril, juntos al fin

Kiril, en la misa de Pascua/>

Kiril, en la misa de Pascua

Emotivo abrazo del Papa Francisco y el Patriarca Kiril/>

Emotivo abrazo del Papa Francisco y el Patriarca Kiril

El Papa Francisco, inspiración para la reflexión teológica/>

El Papa Francisco, inspiración para la reflexión teológica

  • Francisco, y Kiril, juntos al fin
  • Kiril, en la misa de Pascua
  • Emotivo abrazo del Papa Francisco y el Patriarca Kiril
  • El Papa Francisco, inspiración para la reflexión teológica

(Sputnik).- Miguel Palacio, intérprete oficial del patriarca de Moscú y de Toda Rusia, Kiril, compartió con Sputnik sus recuerdos del histórico encuentro entre el líder de la iglesia ortodoxa rusa y su homólogo en la iglesia católica, el Papa Francisco, que tuvo lugar el pasado 12 de febrero de 2016 en el aeropuerto de Cuba.

Usted fue el intérprete personal del patriarca Kiril durante su encuentro con el Papa Francisco en la Habana. ¿Se preparó de alguna forma para el encuentro? ¿Qué sintió?

No puedo negar que fue muy emocionante ser el intérprete del santísimo patriarca durante este encuentro, que ya en la etapa de preparación fue definido como 'el evento del milenio'. Fue un gran honor y una gran responsabilidad. Obviamente, me preparé moral y emocionalmente. Sin embargo, durante los últimos siete años he trabajado en repetidas ocasiones con el patriarca Kiril, siendo su intérprete en las reuniones con mandatarios y embajadores de diversos países de América Latina. Eso facilitó mi labor en este encuentro, porque ya conozco su manera de hablar.

¿Quién estuvo presente en el encuentro en el aeropuerto de la Habana? ¿Cómo valoraría el ambiente, los esfuerzos de Cuba, país anfitrión?

En la sala donde tuvo lugar el encuentro se encontraban, además del patriarca Kiril y el Papa Francisco, el metropolita de Volokolamsk y presidente del Departamento de Relaciones Exteriores del Patriarcado de Moscú y toda Rusia, Ilarión; el cardenal y presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, Kurt Koch; el intérprete del Papa, monseñor Visvaldas Kulbokas, y su humilde servidor. La atmósfera del encuentro invitaba a la seriedad. Todos esperábamos un evento verdaderamente histórico y especialmente significativo.

No se puede pasar por alto el hecho de que el Gobierno cubano, desde sus más altas esferas, preparó todo lo necesario para la reunión entre el patriarca de Moscú y de toda Rusia y el Papa de Roma, garantizando un ambiente confortable y seguro, pero manteniéndose en segundo plano. Por ejemplo, durante la firma de la declaración conjunta, el líder cubano, Raúl Castro, pese a que se encontraba en la sala, ocupó un lugar relegado, alejado de los dos jerarcas religiosos, y no tomó la palabra.

¿Qué es lo que más recuerda del encuentro? ¿Cómo se comportaron el patriarca y el pontífice? ¿Surgió alguna dificultad? ¿Ocurrió algún suceso inesperado?

En mi mente quedó grabada la facilidad con la que conversaron el patriarca y el Papa. Se entendían sin palabras, literalmente. Esto, por supuesto, fue una ayuda para los intérpretes. Al principio del encuentro, el santísimo patriarca confesó al Papa que se había puesto una panagia [adorno litúrgico pectoral que llevan los obispos ortodoxos] con la imagen de la Protección de la Madre de Dios muy valorada por este, ya que había pertenecido a San Filareto Drozdov, al patriarca Alexis I y al metropolitano Nikodim (Rotov), de manos del cual la recibió el patriarca Kiril. Tras escuchar la historia, el Papa se levantó y, tras decir 'Si me lo permite...', besó la panagia. No hubo ninguna dificultad o momentos inesperados durante el encuentro.

Poco tiempo después de empezar la reunión, los medios informaron sobre problemas técnicos con el sonido durante la transmisión de televisión. Además, en el lugar, la conversación no era audible por culpa de los chasquidos de las cámaras de fotografía. ¿Usted prestó atención a esto? ¿Esto afectó de alguna manera a su trabajo o a la comunicación con los líderes religiosos?

Efectivamente, los primeros minutos del encuentro transcurrieron bajo la mirada de las cámaras de los periodistas y era imposible no distraerse. Además, durante el saludo oficial, era necesario escuchar las palabras del patriarca y transmitirlas al Papa, pero manteniendo la distancia. Más de una vez he tenido que ser intérprete en reuniones de alto nivel, pero nunca había visto tanto revuelo periodístico alrededor. Pero una vez que los camarógrafos y los fotógrafos abandonaron la sala, trabajar resultó mucho más sencillo.

¿Era la primera vez que veía al Papa de Roma en persona? ¿Cómo lo definiría, teniendo en cuenta su comportamiento, sus palabras y su forma de hablar?

Había tenido la oportunidad de ver con mis ojos al Papa Francisco en tres ocasiones, cuando trabajé como su intérprete en los encuentros con el metropolita de Volokolamsk, Ilarión, en el Vaticano, en los años 2013, 2014 y 2015.

El primer encuentro, en marzo de 2013, tuvo lugar justo después de la entronización del Papa, donde fui intérprete de los dos interlocutores: del ruso al español y del español al ruso. Durante los otros dos encuentros, como exige el protocolo, interpreté exclusivamente para el metropolita Ilarión, mientras que el Papa tenía su propio traductor: el monseñor Visvaldas Kulbokas. La impresión que produce el Sumo Pontífice es muy grata: él es muy abierto y tiene un buen sentido del humor. Habla con calma y su mirada es suave, pero profunda.

​¿Hubo algo que se escapó de la atención de los periodistas en este encuentro histórico y que a usted le gustaría compartir?

Para ser sincero, yo estaba tan concentrado en mi tarea como intérprete que no presté mayor atención a otras cosas. Además, en mi opinión, los medios de comunicación cubrieron a fondo el encuentro y todo lo que ocurrió alrededor.



facebook

Religión Digital Edicom, SL CIF B86611894 - C/ Castuera nº 18 1º A - 28047 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@religiondigital.com | Copyleft 2000