• Director: José Manuel Vidal
Otras Confesiones
Planeta Tierra, Mundo, Humanidad. PD
Parte del problema medioambiental "está relacionado con nuestro egoísmo, con la falta de atención y con una equivocada visión generalizada del mundo como fuente de ganancia"

(Jesús Bastante).- "Los cristianos de todas las tradiciones reconocen la creación como don de Dios. Es por eso que estamos llamados a cuidarla y a manejarla responsablemente". Así arranca el mensaje que, con motivo de la Jornada de Oración por el Cuidado de la Creación, han suscrito el Consejo de Conferencias Episcopales de Europa (católicos) ya Conferencia de las Iglesias europeas (cristianos no católicos).

En el mensaje, titulado "El tiempo para la Creación: un tiempo de oración para el mundo y para el medio ambiente", los líderes religiosos del Viejo Continente recuerdan la "urgencia del constante cambio climático, de la pérdida de la biodiversidad, de la creciente acumulación de residuos y muchos otros desafíos".

Para los cristianos europeos, parte del problema medioambiental "está relacionado con nuestro egoísmo, con la falta de atención y con una equivocada visión generalizada del mundo como fuente de ganancia".

"La fe cristiana y sus respectivas tradiciones consideran el cuidado de la creación como parte de la visión cristiana del mundo, como parte de nuestra fe. Esto se puso en evidencia en las tres asambleas ecuménicas europeas de Basilea, Graz y Sibiú. La Red Ambiental Cristiana Europea (ECEN) continúa su trabajo siguiendo estas recomendaciones", recuerda el mensaje.

"El Tiempo para la Creación" fue una iniciativa generada, en 1989, por el patriarca ecuménico Dimitrios, y que ahora acogen todas las confesones cristianas. Una iniciativa basada "en la sabiduría y experiencia cristiana recogida a lo largo de la historia del cristianismo", desde los padres de la Iglesia a Lutero.

"Quisiéramos hacer hincapié una vez más, en que la ecología ambiental no está separada de la ecología humana. El cuidado cristiano de la creación está siempre relacionado con el cuidado de cada uno de nosotros como seres humanos, creados a imagen y semejanza de Dios", apunta el texto, que recuerda cómo el Papa Francisco, en Laudato Si, al referirse al medio ambiente, "se indicauna relación, la que existe entre la naturaleza y la sociedad que la habita. Esto nos impide entender la naturaleza como algo separado de nosotros o como un mero marco de nuestra vida".

Con este espíritu, como ya se hizo en años anteriores, las iglesias cristianas invitan a "parroquias, comunidades eclesiales y a todas las personas de buena voluntad" a que "celebremos juntos el Tiempo para la Creación, en el contexto de vuestras tradiciones litúrgicas y para sostener la fe cristiana común en Dios Creador".