• Director: José Manuel Vidal
Otras Confesiones
Bechara Rai, en Tierra Santa
Bechara Rai, en Tierra Santa
El purpurado indicó que la dirigencia saudita no le impuso "condiciones" particulares a su visita. "Mi papel no es político -dijo el cardenal Rai-, y todos saben quién es el patriarca maronita"

Respondiendo a la invitación oficial llegada del rey saudita Salman y del príncipe heredero y número dos del país, Mohammad bin Salman. El patriarca maronita, cardenal Bechara Raï, visitará Arabia Saudita en las próximas semanas.

La visita será por el día y se convertirá en la primera realizada por un líder cristiano, desde los tiempos del Profeta, al reino ultraconservador wahabita que, en los últimos tiempos, dio curso a una serie de reformas económicas y sociales. Entre ellas, la apertura de los estadios y el permiso de conducir para las mujeres, inaugurando la emancipación de la visión fundamentalista del islam.

El purpurado indicó que la dirigencia saudita no le impuso "condiciones" particulares a su visita. "Mi papel no es político -dijo el cardenal Rai-, y todos saben quién es el patriarca maronita".

El líder cristiano libanés recuerda que en el pasado, allá por el año 2013, ya se había recibido una invitación para visitar Riad, enviada por el monarca anterior, el rey Abdallah. Sin embargo, este viaje nunca pudo ser efectuado, agrega, "debido a diversas razones".

 

En el último período, el reino saudita emprendió una serie de normas, por un fuerte pedido del príncipe heredero, en el contexto del programa "Vision 2030", que comprende los ámbitos social, económico, cultural y religioso.

Desde el patriarcado aclaran que "la invitación le fue transmitida al cardenal oralmente", a través del encargado de asuntos sauditas en el Líbano, Walid Boukhari.

"Una visita histórica, subrayan desde el patriarcado, y destacan que el patriarca maronita y el Líbano se proponen, una vez más, como "puerta de un mundo árabe que se abre a la modernidad, en un contexto regional signado por guerras -en Irak, en Siria- y por tensiones (Irán y Arabia Saudita, los países del Golfo y Qatar).

Asimismo indican que durante "la visita relámpago a Riad", el cardenal Raï planteará la cuestión de Jerusalén y la paz en Tierra Santa, un problema que se viene arrastrando desde hace décadas sin resolverse, y en el que se originan todas las demás crisis que caracterizan a la región.

(RD/Aica)