• Director: José Manuel Vidal
Otras Confesiones
El Papa, con el responsable de la Iglesia greco-católica ucraniana Agencias
Uno de los temas siempre polémicos en las relaciones entre los católicos y los ortodoxos rusos es el del "uniatismo" en Ucrania, que se refiere, precisamente, a estos católicos de rito oriental que han vuelto a la comunión con Roma

El Papa Francisco visitará el próximo 28 de enero por la tarde la Basílica de Santa Sofía en Roma para encontrarse con la comunidad greco-católica ucraniana.

Así lo ha anunciado el director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Greg Burke, al señalar que el Pontífice ha aceptado la invitación de Su Beatitud Sviatoslav Shevchuk, Arzobispo Mayor de Kyiv-Haly de los ucranianos.

Durante muchos años fue considerada casa y punto de referencia para todos los ucranianos en la diáspora bajo el régimen soviético.

La Iglesia greco-católica ucraniana es una de las 24 iglesias 'sui iuris' (de propio derecho) de rito oriental en comunión con la Santa Sede. Su origen se sitúa en la cristianización de la Rus de Kiev en 988. Si bien, tras el cisma de Oriente de 1054 permaneció en comunión con el Patriarcado de Constantinopla y rompió relaciones con el Papa de Roma.

En el siglo XVI se produjo la Unión de Brest por la cual el metropolitanato kievano de rito bizantino entró de nuevo en comunión con el Papa de Roma, rompiendo relaciones con la Iglesia ortodoxa.

La Iglesia greco-católica ucraniana cuenta con aproximadamente un 10 por ciento de fieles y es una de las más importantes en el país por detrás de las Iglesias ortodoxas vinculadas al Patriarcado de Moscú y al de Kiev.

 

 

Tras la II Guerra Mundial, esta Iglesia sufrió una fuerte persecución por el régimen soviético, quedando el clero católico en la clandestinidad y siendo muchos sacerdotes arrestados. A finales de los años 80, acercándose la caída del comunismo, se permitió a los greco-católicos ucranianos volver a funcionar.

Según las estadísticas, actualmente, en las 33 jurisdicciones de la Iglesia greco-católica ucraniana hay unos 40 obispos, cerca de 4.000 parroquias y más de 3.000 sacerdotes.

Uno de los temas siempre polémicos en las relaciones entre los católicos y los ortodoxos rusos es el del "uniatismo" en Ucrania, que se refiere, precisamente, a estos católicos de rito oriental que han vuelto a la comunión con Roma, frente a la Iglesia ortodoxa que depende de Moscú.

(RD/Ep)