• Director: José Manuel Vidal
Otras Confesiones
El arzobispo de Canterbury, Justin Welby Agencias
Las víctimas serían "en su gran mayoría, niños, jóvenes y adultos en situación de vulnerabilidad que se encuentran en comunidades de iglesia", se ha explicado. Las indemnizaciones se calculan millonarias

(Protestante Digital).- La Iglesia de Inglaterra se enfrenta a 3.300 denuncias de abuso sexual producidas en tan solo un año, según ha dado a conocer durante el sínodo general que se celebra esta semana.

Del total de casos que se están investigando del año 2016, un 20% implica a personal que trabaja para la Iglesia Anglicana (ministros de culto, empleados, etc), y el resto de acusaciones se han hecho contra voluntarios u otros miembros de iglesia sin un cargo oficial.

Las víctimas serían "en su gran mayoría, niños, jóvenes y adultos en situación de vulnerabilidad que se encuentran en comunidades de iglesia", se ha explicado. No han trascendido los datos de cuántos de estos casos han llegado a los tribunales, pero las pérdidas en materia de indemnizaciones se calculan millonarias.

El obispo Peter Hancock, responsable de la Iglesia de Inglaterra en cuestiones de seguridad, dio a conocer estos datos en respuesta a una pregunta escrita formulada por un miembro laico del sínodo. 

En los últimos meses, el Arzobispo de Canterbury y líder de la Iglesia Anglicana, Justin Welby, ha sido muy contundente al condenar los casos de abuso sexual. Welby ha reconocido en público la pedofilia del ya fallecido obispo George Bell, por el que la iglesia tuvo que pagar más de 16.000 libras (18.000 Euros) en indemnizaciones a la víctima de los años 50.

Esto ha causado las críticas de otros altos cargos de la iglesia, que consideran que el caso no fue suficientemente probado, y que con ello se ha manchado el nombre de uno de los líderes anglicanos más reconocidos del siglo XX. En marzo, Welby responderá a preguntas del grupo de Investigación Independiente sobre Abuso Sexual Infantil, formado por expertos que está trabajando en sacar a la luz los casos de abuso sexual que se han dado en el pasado en algunas de las grandes organizaciones británicas.