• Director: José Manuel Vidal
Otras Confesiones
'No' a la homofobia de la Iglesia
La ICM pide a 'Protestante Digital' "que cesen sus ataques contra nuestros hermanos/as de la IEE y pongan en práctica el respeto, el diálogo y la fraternidad cristiana"

(Protestante Digital).- La Comisión Permanente de la Iglesia Evangélica Española (IEE) ha enviado un comunicado a sus iglesias y presbiterios, al que ha accedido esta redacción, en el que se dirige a sus miembros "ante las publicaciones del diario electrónico Protestante Digital".

El comunicado hace referencia a las noticias publicadas en Protestante Digital en las últimas semanas bajo el epígrafe "La deriva de la IEE", que según considera la Comisión Permanente de la IEE, se publica "bajo la aparente preocupación de que lo que hagamos como IEE vincula al conjunto de las iglesias evangélicas de España, en tanto que miembros de FEREDE".

Los responsables de la IEE no desmienten ningún aspecto de las publicaciones realizadas por este medio, aunque sí se acusa a Protestante Digital de "falsedades y tergiversaciones introducidas en las informaciones publicadas con alevosía", sin más especificaciones.

La principal crítica de los responsables de la IEE es hacia el enfoque de las noticias que en su opinión "deja ver, más que una defensa de la doctrina, una profunda intolerancia y persecución contra el colectivo LGTB".

La información a la que la IEE se refiere, se basa en la difusión pública de videos, fotos, y notas en redes sociales que ha difundido la propia IEE, y que van incluidas en las noticias publicadas en Protestante Digital.

Reafirmación de enfoque eclesial

La Comisión Permanente de la IEE reivindica su total independencia en su enfoque doctrinal y teológico. "Ni el CEM (Consejo Evangélico de Madrid), ni mucho menos un equipo de redacción de una revista son norma para nuestro actuar como Iglesia, sino que es la Palabra del Señor que bajo nuestro entendimiento y reflexión teológica como iglesia marca nuestra labor evangélica y pastoral", expone el comunicado, reafirmando la postura inclusiva pro LGTBI que ha tomado desde que aprobaron la Declaración de Mamré.

La dirección de la IEE defiende su papel histórico en defensa de otros colectivos discriminados. En cuanto al debate interno generado por la aceptación de esta postura en el marcos de sus iglesias, la IEE explica que "se ha respetado que las diferentes comunidades se impliquen a distintas velocidades". "La preocupación de la Comisión Permanente obedeciendo el Sínodo de la IEE ha sido pastoral y por mantener la unidad", expresan.

"Los referidos ataques han erosionado nuestra unidad no por las declaraciones o posicionamientos alcanzados sino por las falsedades y tergiversaciones introducidas en las informaciones publicadas con alevosía. Debemos de mantener lucidez evangélica para conocer en verdad cuáles son los hechos y los documentos y preservar así nuestra pluralidad y diversidad en la unidad", considera la Comisión Permanente. 

 

Próxima asamblea de FEREDE

Además la IEE considera que con esta serie de artículos se intenta "presionar a la FEREDE y especialmente a los miembros su Comisión Permanente a tomar posturas doctrinales de tipo vinculante".

En la próxima asamblea de FEREDE del 7 de marzo, se tratará el asunto de la "Actuación de los cargos y órganos de FEREDE ante la problemática actual LGTBI" como uno de los puntos del día. Los asuntos del orden del día que la Asamblea General trata son propuestos y aprobados por la Comisión Permanente de FEREDE.

En este comunicado, la IEE defiende que el papel de FEREDE es ser "el interlocutor de la iglesias con la Administración del Estado, y no un órgano censor de doctrina y teología".

Ataques a Protestante Digital

La Comisión Permanente de la IEE considera que Protestante Digital ha iniciado una "deriva homófoba", que ha llevado a que "intente desprestigiar a nivel personal a hermanos de nuestra iglesia como el profesor Juan Sánchez a quien nos unimos solidariamente".

Protestante Digital publicó el 21 de enero un reportaje en el que se exponían las ideas que Juan Sánchez había compartido en una conferencia en la sede de COGAM (Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid).

El comunicado considera "lamentable" que "el propio equipo de redacción publique artículos propios o de otros autores que promuevan la persecución e intolerancia contra las iglesias u otros cristianos que no encajan con su visión del evangelio". Según la IEE así "se autodefinen como salvaguardas de la sana doctrina, o los nuevos paladines que la defienden, pretendiendo un integrismo evangélico que comienza a tomar formas inquisitoriales y fundamentalistas".

"Protestante Digital pretende poseer el parecer de todas las iglesias evangélicas, y así se ha auto dotado de una supuesta autoridad para evaluar el decir y actuar de las iglesias, atribuyéndose arrogantemente el lugar que solo al Señor de la Iglesia le corresponde, causando daños a iglesias, personas e instituciones", expone.

ICM amenaza con emprender acciones legales

También la ICM (Iglesia de la Comunidad Metropolitana de España) ha lanzado una nota en la que amenaza con emprender acciones legales contra la Alianza Evangélica Española y Protestante Digital.

La situación de la ICM fue explicada en la noticia publicada el 9 de enero, en la que se presentaba su proceso de acercamiento y acogida en la IEE. En su nota aclaratoria, la ICM cuenta que este proceso ha incluido la posibilidad de que los miembros de ambas iglesias, ICM e IEE, puedan acceder a una doble membresía, perteneciendo así a ambos cuerpos eclesiales.

Tras varias aclaraciones, que no desmienten la información publicada en Protestante Digital, la ICM presenta cuatro exigencias. "(1) Que cesen sus ataques contra nuestros hermanos/as de la Iglesia Evangélica Española y pongan en práctica el respeto, el diálogo y la fraternidad cristiana; (2) que cesen igualmente sus ataques de odio contra el colectivo LGTBI y sus derechos; (3) que bajo el paraguas de la "sana doctrina" dejen de atacar los avances en materia de derechos humanos, libertad de expresión y reconocimiento de la diversidad social y cultural en la que vivimos; pues el nuestro es un país aconfesional en el que la Iglesia y el Estado están separados desde hace ya muchos años; (4) el cese y la rectificación de informaciones falsas y malintencionadas auspiciadas por el grupo religioso que sustenta su medio de comunicación".

La ICM concluye la nota explicando que "de no cesar esta actitud para con nuestra iglesia, nos reservamos el derecho de emprender cuantas acciones legales sean necesarias para la defensa de nuestros derechos".