• Director: José Manuel Vidal
Otras Confesiones
IEE, iglesia inclusiva, seguirá en FEREDE Agencias
La Permanente de Ferede queda compuesta sólo por varones, ya que Dámaris Ruiz (IEE) era la única mujer de la misma y todos los cargos actuales tras la asamblea de hoy son hombres

(Protestante Digital).- Hoy 7 de marzo se ha celebrado en Madrid la asamblea general anual ordinaria de la Federación Evangélica española (Comisión Plenaria de Ferede, representante legal ante el Estado español).

Uno de los puntos candentes del orden del día de la Plenaria de Ferede era la situación de la Iglesia Evangélica Española (IEE) después de haber aprobado y aplicado una teología inclusiva proLGTBI que motivó su baja como miembro activo en el Consejo Evangélico de Madrid (CEM).

La inclusión en la asamblea de este punto se derivaba de la petición hecha en la plenaria del pasado año por la Federación pentecostal (FEP) de debatir esta cuestión concreta. Pero la Permanente de Ferede transformó esta solicitud en un debate global de aprobar o no la actuación de Ferede sobre la cuestión LGTBI, que incluía mantener a la IEE como miembro de pleno derecho, aunque comprometiéndose a no aceptar en el futuro la membresía de iglesias de teología claramente inclusiva.

Las razones eran lo complejo de dar de baja a una denominación histórica como la IEE (iglesia metodista-presbiteriana), tanto legales como de conflicto social, político y mediático. También el argumento de que la Ferede considera que no puede entrar en cuestiones internas de las iglesias miembros, y que dar de baja a la IEE supondría romper la unidad que afirma representar Ferede y una división interna en su seno.

No obstante, y según informan a Protestante Digital algunos de los asistentes, esa fractura de posturas se hizo evidente por defender la FEP una rectificación del acta, al entender que no reflejaba su demanda explícita de debatir la situación concreta de la IEE (que fue rechazada); y por el intenso debate que se produjo al abordar este punto. No obstante, a pesar de todo ello, la votación final aprobó la actuación de Ferede de manera genérica con una amplia mayoría: unos 1100 votos a favor y pocos más de 300 en contra.

Sin embargo, otro hecho destacado que indica de forma clara el conflicto interno generado es que por primera vez en los cincuenta años de historia de la FEREDE la IEE no tendrá un representante en su Comisión Permanente (Junta Directiva). Dámaris Ruiz, su representante, que se presentaba para ser reelegida, no logró el mínimo número de votos necesarios. En otro aspecto, la Permanente de Ferede queda compuesta sólo por varones, ya que Dámaris Ruiz era la única mujer de la misma y todos los cargos actuales tras la asamblea de hoy son hombres.