LoginLogin ClippingClipping SeguidoresSeguidores SeguidosSeguidos DesconectarDesconectar
Religión Digital

Sebastián Mora, secretario general de Cáritas

“Si se restringe el derecho a la salud, se potencia la exclusión social”

clipping

Cáritas se convierte en 'agencia de empleo' para paliar la crisis

Sebastián Mora: “Nos pueden robar muchas cosas, pero nadie nos podrá robar la esperanza”

José Manuel Vidal, 26 de abril de 2012 a las 16:24

Necesitas el plugin de flash para visualizar este contenido

Instala Adobe Flash player

Encontró trabajo a 13.148 personas en 2011 e invirtió 27.132.763 euros en su programa de empleo
Logo Cáritas/>

Logo Cáritas

Sebastián Mora, presidente de Cáritas España/>

Sebastián Mora, presidente de Cáritas España

Sede de Cáritas/>

Sede de Cáritas

Campaña por el empleo/>

Campaña por el empleo

  • Logo Cáritas
  • Sebastián Mora, presidente de Cáritas España
  • Sede de Cáritas
  • Campaña por el empleo

"Me sentía perdido e inseguro. Lo veía todo negro. No creía en las personas ni en la sociedad ni en mí mismo". Así se retrataba Sergio, un joven de Toledo de 19 años, cuando acudió a Cáritas en busca de una oportunidad laboral. La encontró y, ahora, tiene un sueño: "Ayudar a los demás como me ayudaron a mí". Sergio es una de las 80.417 personas que acudieron el año pasado a Cáritas en busca de una oportunidad laboral. Todas fueron acogidas y orientadas. Muchas otras formadas. Y 13.148 encontraron trabajo en el INEM de la Iglesia católica.

Éstos son algunos de los datos que presentaron en rueda de prensa Sebastián Mora, secretario general de Cáritas española, y Félix Miguel Sánchez, director del programa de empleo de la institución samaritana de la Iglesia española. Son cifras preocupantes, pero con intención de abrir caminos y salidas. "Nos pueden robar muchas cosas, pero nadie nos podrá robar la esperanza", advertía, de entrada, Mora.

Y eso que los datos son más bien negros. Cada vez se acercan más personas a Cáritas en busca de empleo. El perfil dominante de los que acuden: mujer, inmigrante, entre 25 y 35 años, y con bajo nivel de formación. Pero está aumentando también, y mucho. El porcentaje de españoles que solicitan ayudas, pasando del 25% en 2009 al 39,2% en 2011.

Para ayudarlos, Cáritas invirtió el año pasado 27.132.763 euros en acogida, orientación, formación, intermediación laboral y creación directa de puestos de trabajo en sus cinco cooperativas, 17 empresas de inserción, un centro especial de empleo y 18 talleres ocupacionales.

Pero la institución está casi saturada: "Con los recursos que tenemos no podemos asumir un mayor número de personas", explica Félix Miguel. Y añade que las expectativas "son cada vez más difíciles, porque la crisis está afectando cada vez a más personas". Con el agravante de que "no hemos tocado fondo ni en pobreza y exclusión ni en desempleo. La EPA de mañana se espera que sea peor que la anterior", afirma Sebastián Mora.

Menos recortes sociales

Cáritas denuncia que, en estos momentos, que aumentan las necesidades, "se reducen las políticas sociales". Aún reconociendo que "hay que hacer un esfuerzo de austeridad", al líder de Cáritas le preocupa, por ejemplo, la reducción en cooperación internacional. "De hecho, este año los convenios con la AECI son cero", advirtió.

También se han reducido en un 43% las ayudas a las familias más vulnerables. Y, si antes se atendía a seis millones de personas en estas circunstancias, ahora sólo se presta ayuda a 3.400.000. Y lo mismo ha pasado con el plan concertado.

A estos recortes en las ayudas sociales directas hay que sumar, según Cáritas, el recorte anunciado en las prestaciones sanitarias para los inmigrantes en situación irregular. Por eso, Mora denuncia que "si se restringe el derecho a la salud, se potencia la exclusión social".

Cáritas pide que "si hubo abusos en el turismo sanitario, que se corrijan, pero que no se recorten los derechos". Además, la medida les parece ineficaz. Porque, como dice Mora, "siempre costará más curar una neumonía por urgencias que un resfriado por la vía normal". Y, por último, le preocupa el impacto que la medida puede tener en las organizaciones sociales, así como la posibilidad de que surja "una red sanitaria paralela" para los más pobres.

La dignidad de la persona, en el centro

Ante el recorte de derechos sociales, Cáritas insiste en los grandes principios de la Doctrina Social de la Iglesia y pide que "la dignidad de las personas se coloque por encima de todo". Según Sebastián Mora, "podemos y debemos hacer más de lo que hacemos". Por ejemplo, "vivir sencillamente para que otros sencillamente puedan vivir", como reza uno de los eslóganes de la institución sociocaritativa.

Y es que "una sociedad que no reconoce la dignidad de los más vulnerables no se reconocerá a sí misma", dice Mora. De ahí que concluyese su intervención con un llamamiento a los ciudadanos, a los empresarios y a los políticos. Porque, "nuestro programa de empleo, siempre modesto, es un testimonio claro de que, si hay voluntad política, es posible construir justicia y oportunidades".

Por eso Mora asegura que "el rostro sufriente del desempleo nos legitima para alzar la voz y denunciar todos aquellos modos de hacer que anteponen los intereses económicos de una minoría a la dignidad y el desarrollo de todas las personas y los pueblos".



facebook

Periodista Digital, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@periodistadigital.com | Copyleft 2000