• Director: José Manuel Vidal
Solidaridad
Menores refugiados
Es urgente garantizar la protección y tutela de menores migrantes no acompañados, aplicando el principio de interés superior del menor por encima de todas las cosas

(Hospitalidad.es).- Con motivo del Día Internacional de las Personas Migrantes, desde la Campaña Hospitalidad.es de la Compañía de Jesús hacemos un llamamiento a las instituciones para mejorar las condiciones de acogida a las personas migrantes y refugiadas que alcanzan territorio español, ante el notable aumento de llegadas, especialmente por vía marítima, y la limitada capacidad del sistema

También reiteramos nuestro compromiso con la inclusión social de las personas migrantes que han venido a empezar un proyecto de vida en el país, especialmente aquellas que se ven obligadas a venir para salvar su vida o la de sus familias, huyendo del hambre, la pobreza o la violencia.

Según datos de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) y de ACNUR, hasta el 30 de noviembre han llegado por mar 19.668 personas, una cifra muy superior a la de los últimos años, situándose en niveles similares a los de 2006 y 2007.

Con los centros de primera asistencia y de estancia temporal saturados, la última respuesta del gobierno ha sido privar de libertad a 460 personas llegadas a Murcia por mar en un centro penitenciario de Archidona, Málaga, aún por estrenar, además de anunciar la construcción de nuevos centros de internamiento de extranjeros para los próximos meses.

Entre estas personas que continúan llegando se encuentran menores de edad, solicitantes de protección internacional o mujeres víctimas de trata.

En una sociedad que ha sabido gestionar la convivencia entre diversas culturas sin que hayan calado los discursos políticos xenófobos de extrema derecha en la misma medida que en otros países de nuestro entorno, debemos exigir a las autoridades que refuercen esta actitud de hospitalidad de la ciudadanía en lugar de obstaculizar la acogida y la armonía social con discursos que asocian migraciones con falta de seguridad o terrorismo.

Ante esta realidad nos encontramos con retóricas y políticas de criminalización y discriminación de las personas migrantes y refugiadas que vienen en muchas ocasiones desde las propias instituciones de gobierno, con los claros ejemplos como el internamiento de personas migrantes en la penitenciaría de Archidona o la más reciente acusación de tráfico de personas a la activista por los derechos humanos Helena Maleno.

La solidaridad y hospitalidad respecto a los migrantes forzosos es patente en la sociedad española. De hecho, el 97% de españoles se mostraba de acuerdo en acoger a personas refugiadas en el país, según una encuesta realizada en mayo de 2016.

Sin embargo, esta actitud no se refleja en la gestión del ejecutivo. Los plazos de reubicación y reasentamiento de solicitantes de asilo acabaron el pasado mes de septiembre, y España solo cumplió el 14% de las cuotas acordadas. Creemos necesario un mayor compromiso y celeridad por parte de las instituciones a la hora de reasentar a personas que han solicitado protección internacional en nuestro país.

Además, en consonancia con la Agenda Europea de Migraciones, la tendencia en las políticas migratorias es a securitizar y cerrar las fronteras a toda costa, lo que repercute en que no se hayan habilitado vías seguras para refugiados y que miles de personas pongan en riesgo cada vez más su vida tratando de llegar a Europa.

Por este motivo, aún vemos ejemplos como las 'devoluciones en caliente' que se producen en Ceuta y Melilla, algo por lo que España fue condenada hace apenas dos meses por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

De igual forma, estas políticas fronterizas condicionan la ayuda oficial al desarrollo a terceros países africanos a su capacidad de ejercer control y freno a la movilidad de las personas migrantes. Reclamamos recuperar la inversión en la cooperación internacional al desarrollo en países de origen, que cayó un 72% entre 2009 y 2015, como instrumento fundamental para mejorar las condiciones de vida de estas personas.

La inversión en construcción y mantenimiento de CIE y en estas políticas de freno de la "amenaza de la inmigración ilegal" mediante acuerdos con Libia, Marruecos y otros países supera con creces a la inversión en una educación basada en el concepto de ciudadanía global que promueva la integración social y la convivencia en la diversidad cultural. Ponemos sobre la mesa la cuestión sobre la manera en la que dotar al sistema educativo de herramientas y planes para gestionar la diversidad cultural de manera positiva.

Una atención especial merecen aquellas personas con un perfil de mayor vulnerabilidad, sobre todo los menores extranjeros no acompañados.

Según datos del Fiscal General del Estado en 2015, había 3.341 "menas" tutelados por las administraciones. Se calcula que este año el número de llegadas ha aumentado. Multitud de jóvenes menores de edad están viviendo en la calle (como sucede en Melilla arriesgando su vida al intentar colarse en barcos o camiones rumbo a la península), o internos en CIE (SJM identificó hasta 51 menores internados en 2016).

Es urgente garantizar la protección y tutela de menores migrantes no acompañados, aplicando el principio de interés superior del menor por encima de todas las cosas, así como acompañarles en su proceso de crecimiento. Este trabajo, en lugar de ser realizado por las instituciones, acaba siendo responsabilidad de las ONG.

Por todo ello, desde Hospitalidad.es defendemos la acogida integral de las personas migrantes y hacemos un llamamiento para garantizar el respeto a los derechos humanos y la dignidad de estas personas. Nos sentimos llamados por un sentimiento de solidaridad y de inclusión y queremos que ese espíritu de ser tierra de acogida se extienda a toda la sociedad.

"A través de nuestra ceguera para ver la situación de los explotados nos hemos convertido en extraños para Dios"

Ante una situación humana que va más allá de las decisiones de los países, pero que requiere de su compromiso, la Iglesia en general y la Vida Religiosa en particular quieren recordar que la movilidad humana forma parte del ser humano y que los desplazamientos por el mundo, la "casa común" se producen, en muchas ocasiones, por necesidad.

De hecho, cada año miles de personas se ven en la obligación de abandonar su casa y su mundo, como una determinación individual para superar la adversidad y con el fin de buscar una vida mejor que no siempre consiguen.

Por este motivo, la CONFER quiere compartir una oración para el día de hoy, con el fin de ayudar a integrar en la vida diaria los desafíos de las personas migrantes y en especial de quienes viven en mayor dificultad.

Además, en este enlace se pueden encontrar materiales para la reflexión sobre la realidad de las personas que se ven obligadas a migrar, elaborados por la campaña de Cartitas Internationalis "Compartiendo el viaje".

Oración penitencial

Dios, Tú has creado cada persona a tu imagen, cada persona existe con una
dignidad y valor inherentes, sin embargo, a veces hemos estado ciegos a la imagen divina en el otro/la otra, especialmente en quienes son extranjeros, de otra cultura o clase social. Señor ten piedad. Señor ten piedad.

Dios, Tú nos llamas para darle la bienvenida al forastero entre nosotros, para extender la hospitalidad que transformará al extraño en amigo, al forastero en vecino, sin embargo, con frecuencia y a menudo hemos levantado muros de animosidad con aquellos que buscan refugio entre nosotros, especialmente aquellos obligados por la guerra, la opresión y la explotación económica y que buscan una mejor vida en el extranjero. Cristo ten piedad. Cristo ten piedad.

Dios, Tú nos llamas a una comunidad que trabaje por el bien común, tomando decisiones que traigan esperanza, justicia, verdad y libertad a nuestro mundo, pero a veces no hemos podido hablar en contra de la injusticia y levantar a los oprimidos. Señor ten piedad. Señor ten piedad.

A través de nuestra ceguera para ver la situación de los explotados, ser sordos a los gritos de los oprimidos y nuestra insensibilidad ante el extranjero, nos hemos convertido en extraños para Dios.

El Dios de toda la creación no es ciego, sordo o insensible y que a través de la recepción del perdón divino nos vuelva a unir como sus amigos y como hermanas y hermanos en solidaridad con los demás. Amén.

Por otro lado, Caritas Europa insta a los líderes europeos a implementar políticas migratorias que estén en línea con los valores centrales europeos. A la luz de las atrocidades recientemente documentadas que tienen lugar en Libia, está quedando claro que el mundo necesita desesperadamente una Europa que muestre líderes mundiales que actúen contra la indiferencia generalizada al sufrimiento de los migrantes y refugiados en todo el mundo.

Caritas Europa recomienda encarecidamente a los responsables de la toma de decisiones europeas que implementen políticas progresivas que sitúen el bienestar humano en el centro de sus objetivos, como es la apertura de vías seguras y legales para llegar a Europa. Esto podría consistir en aumentar el número de personas reasentadas, fomentar los procedimientos de reunificación familiar, emitir visados humanitarios y establecer mecanismos que faciliten la migración, tal como se acordó en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS 10.7).

"Implementar políticas que faciliten la acogida, protección, promoción e integración de las personas es una forma vital de invertir en una Europa dinámica y floreciente. Se trata de invertir en el futuro de Europa y de nuestros hijos ", ha señalado Jorge Nuño Mayer, secretario general de Cáritas Europa.

"En unos momentos en los que los líderes de la UE están negociando la reforma del sistema de asilo de la UE, es cuando tienen la oportunidad de garantizar que el sistema incluya un mecanismo sólido de intercambio de solidaridad entre los Estados miembros. Esto es esencial para poner los derechos de los migrantes en el centro y construir sobre una visión de Europa cohesionada y visionaria ", afirma Shannon Pfohman, directora de Política e Incidencia de Caritas Europa.

Irregularidad sobrevenida y procedimientos de expulsión en España

Ante esta Jornada, Cáritas Española quiere incidir de forma específica en la urgencia de desarrollar en nuestro país las políticas necesarias para abordar dos de las Propuestas Políticas presentadas a los grupos parlamentarios al inicio de la legislatura: evitar la irregularidad sobrevenida y garantizar los derechos humanos en los procedimientos de expulsión.

En la primera de ellas, Cáritas plantea que la renovación de las autorizaciones de residencia de las personas extranjeras no debe vincularse exclusivamente a estar en posesión de un contrato en vigor o una oferta de empleo. La irregularidad sobrevenida provocada por esta circunstancia constituye uno de los principales escollos para la integración de las personas migrantes en nuestra sociedad, al provocar que familias enteras caigan en procesos de vulnerabilidad y exclusión. Este problema origina unos costes de oportunidad laboral y social que son evitables.

Y sobre el segunda Propuesta, Cáritas pide la derogación de la Disposición Adicional Segunda de la Ley Orgánica de Extranjería, con la que se pretende dar visos de legalidad a unos procedimientos de expulsión sumaria que se realizan sin ningún tipo de garantía. Junto a ello, es necesario proceder al cierre de los CIE (Centros de Internamiento de Extranjeros) -sobre todo tras el lamentable internamiento de migrantes en una institución penitenciaria de Archidona (Málaga)- y el cese de los vuelos colectivos de repatriación.