• Director: José Manuel Vidal
Solidaridad
Para que podamos aportar sinergias, para reforzar valores comunes, atendiendo a esas capas vulnerables de huérfanos de padres que se han dedicado al periodismo

(E. Ortega, Del Fundaciones).- "Ya estábamos tardando en trabajar conjuntamente". Con estas distendidas palabras cerraba el Rector de la Universidad San Pablo-CEU Antonio Calvo Bernardino la firma del convenio marco de colaboración con la Fundación Luca de Tena que establece los principios básicos de cooperación entre ambas entidades para el desarrollo de proyectos, programas y actividades de investigación y formación.

Ni una nevada histórica que no se producía desde hacía décadas pudo impedir que a las 16.00 de la tarde del pasado lunes 5 de febrero se dieran cita en la Sala de Juntas del Rectorado en la c/ Isaac Peral, nº 58 , el Rector de la Universidad San Pablo-CEU y como Presidente de la Fundación Luca de Tena y Delegado Episcopal de Fundaciones, David Lopez-Royo que agradeció la oportunidad brindada por esta institución «para colaborar en un mejor entendimiento de la realidad social. Analizarla y comprenderla. Porque lo que no se comprende no se puede proyectar y lo que no se proyecta no se conoce. Y para ello la comunicación es de vital importancia».

Con estas rúbricas se sellaba el interés que ambas instituciones tienen en establecer espacios de colaboración en los campos científicos, académicos y culturales de interés común, así como en establecer los cauces que posibiliten esta cooperación mutua.

 

 

«Tras mi experiencia como director del grupo de comunicación de El Correo de Andalucía, con una televisión local y el periódico decano de la ciudad a la cabeza, reforcé mi convicción sobre la importancia de la buena comunicación» sostiene el presidente de la Fundación Luca de Tena, y Delegado Episcopal de Fundaciones del Arzobispado de Madrid, David López Royo. Al igual que el Cardenal Ángel Herrera Oria que fue un visionario para la innovación en el mundo de la Iglesia, haciendo que los cristianos estuvieran presentes en la realidad social del momento, entiendo que este convenio nos vuelve a situar en ese compromiso de entender nuestra realidad social.

«Esta institución tiene un espíritu muy comprometido con la sociedad, que nace de los valores cristianos que se complementan con los valores de la Fundación Luca de Tena, siempre pendiente de la atención a las personas más vulnerables. Y este proyecto del Laboratorio de Periodismo nace para comprender un poquito más que acontece en la sociedad que nos toca vivir». Y concluyó dirigiéndose a los presentes dándoles la «enhorabuena por la lucha que tenéis día a día, porque educar es realmente transformar y transformar es poder cambiar la sociedad».

Tras las palabras del presidente de la Fundación, el rector le devolvió ese agradecimiento, apostillando que «para que podamos aportar sinergias, para reforzar valores comunes, atendiendo a esas capas vulnerables de huérfanos de padres que se han dedicado al periodismo... tenemos que dotar de contenido este convenio marco que debemos renovar anualmente y que nos invita a trabajar conjuntamente por unos objetivos compartidos. De hecho creo que ya estábamos tardando en trabajar conjuntamente».

 

 

El Convenio marco que entró en vigor tras su firma y tendrá una vigencia de un año prorrogable por periodos anuales ha nacido gracias al trabajo coordinado entre Jessica Zorogastúa y María Alcalá- Santaella de la Fundación Luca de Tena y Beatriz Fernandez Blanco, Secretaria General del Vicerrectorado de Relaciones Institucionales del CEU y María Alcalá-Santaella, Dtra. Departamento de Periodismo Facultad de Humanidades y CC de la Comunicación.

Este convenio viene a engrosar los acuerdos ya adoptados con la Conferencia de Rectores de las universidades españolas (CRUE) en 2017, así como con otras instituciones prestigiosas de EE.UU. para la traducción y divulgación de contenidos sobre las nuevas tendencias que se están experimentando en el periodismo para dar respuesta a las nuevas necesidades sociales.

Y bajo la mirada esquiva del cardenal Herrera Oria y con un café humeante en mano, viendo la estampa idílica del patio de la Universidad San Pablo-CEU nevado, sentí que algo bueno acababa de suceder. Los rostros de todos así lo presagiaban.