• Director: José Manuel Vidal
Solidaridad
Jornada de Salud en la Casa de Paso 'Divina Providencia' Diócesis de Cúcuta

(Diócesis de Cúcuta).- La Diócesis de Cúcuta en Colombia continua con su trabajo en favor de los migrantes venezolanos en la Casa de Paso Divina Providencia. Es un lugar de caridad cristiana en el que sacerdotes, laicos y religiosos -más de 800 voluntarios- dedican su trabajo a ayudar a los necesitados de la frontera.

Allí se ofrecen gratuitamente, cada día, más de 2.500 almuerzos a quienes salen de Venezuela, buscando amparo en la crisis que se vive en ese país. Desde hace algún tiempo se viene ofreciendo también la asistencia médica. Dos médicos establemente hacen consulta a mujeres, niños, ancianos con problemas de salud. Gratuitamente se están entregando medicinas de primera necesidad a estas personas.

A la Casa de Paso asisten médicos voluntarios, jóvenes apenas salidos de la Universidad, que ofrecen consultas primarias o prioritarias, especialmente a mujeres embarazadas, niños y adultos mayores. Los profesionales de la salud también realizan jornadas de atención en salud. El día 29 de junio se ha realizado una jornada médica, con la ayuda de médicos especialistas.

Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, Obispo de esta Iglesia Particular, manifestó que en la Casa de Paso Divina Providencia, "nadie se queda sin recibir alimento y una atención médica prioritaria: servimos con caridad y procuramos que todos los que colocan un pie en la Casa de Paso, reciban nuestra ayuda y solidaridad". Se cumple simbólicamente una invitación del Papa Francisco, para que la Iglesia sea "hospital de campaña" en la atención de esta dura realidad de sufrimiento de hombres y mujeres venezolanos.

El médico Andrés Rozo, egresado de la Universidad de Pamplona, relata que llegó allí a través de una brigada realizada por la ESE Hospital Regional Norte hace cuatro meses y desde entonces ha asistido a la Casa de Paso como voluntario y asimismo ha vinculado a colegas, invitándolos a apoyar esta obra de caridad coordinado por la Diócesis de Cúcuta. Son profesionales de la medicina que se entregan generosamente, con fe en Jesucristo, para dar consuelo y ayuda a muchas necedades.

Una médico atiende a una niña en la Casa de Paso 'Divina Providencia'


La atención que se brinda en la Casa de Paso "Divina Providencia" primordialmente es de prevención, pero igualmente se atienden enfermedades que no sean de urgencia. Diariamente se atienden alrededor de 100 personas con el servicio profesional de 6 médicos disponibles.

Médicos internos, médicos rurales, estudiantes de últimos semestres de medicina se han comprometido con la Casa de Paso. Con la ayuda de organizaciones y personas de buen corazón se brindan algunos medicamentos y vacunas que suministran a los migrantes. Además, cuentan con consultorio y las herramientas básicas para una consulta médica.

Recientemente una delegación del Parlamento Europeo, presidida por el español Agustin Díaz de Mera, visitó por un largo espacio de tiempo la Casa de Paso, reconociendo el abnegado trabajo de cuantos allí atienden a los venezolanos.

La Casa ha completado estos días mas de 450.000 raciones de alimento caliente servidos, procurando que "ningún niño y ninguna mujer en embarazo, deje de recibir alimentos y consuelo espiritual". En un pequeño espacio, en grupos de 400, los venezolanos reciben alimento, en varios turnos, servidos por casi 800 voluntarios provenientes de parroquias y movimientos apostólicos de Cúcuta. A este servicio de la Casa se unen otros comedores en 8 parroquias de Cúcuta.

Comida en la Casa de Paso 'Divina Providencia'