• Director: José Manuel Vidal
Solidaridad
Reunión de superiores camilos en Taiwán Humanizar
El sida está silenciado en nuestros días, sin embargo, los enfermos existen, los excluídos también, las situaciones socialmente empobrecidas son terribles si no hay solidaridad compasiva para con ellos

(José Carlos Bermejo, Humanizar).- Los Superiores Mayores de los camilos del mundo nos hemos reunido en Lotung (Taiwán) con la Consulta General del 18 al 23 de junio. Como todos los años, intercambiamos experiencias y hablamos de cómo va la vida de la Orden y de las Provincias, con una perspectiva mundial.

Esta vez hemos prestado atención particularmente la presencia y trabajo de los camilos en Taiwán, Vietnam, Indonesia, Filipinas, Thailandia, India. La presencia es creciente y la proyección tiene sabor misionero, joven, creativo, apasionado. Son fundaciones nacidas de los misioneros italianos. Tienen el reto de la formación de los propios religiosos (por ser la mayoría jóvenes), que lo afrotan con buena estrategia de apuesta por formarse no solo en teología, sino también en otras carreras vinculadas con el mundo de la salud.

Una grandísima atención la prestan a los enfermos de sida, niños, adultos, personas al final... El sida está silenciado en nuestros días, sin embargo, los enfermos existen, los excluídos también, las situaciones socialmente empobrecidas son terribles si no hay solidaridad compasiva para con ellos.

Los modelos de presencia de los camilos en el mundo no son uniformes. En algunos lugares existen grandes hospitales y centros de formación; en otros, pequeños centros con atención muy próxima y más dirigida a los más exlcuídos. Una variedad que muestra diferentes sensibilidades en torno a un mismo carisma, que es hermoso verlo expresado por todo el mundo.

Siempre será un desafío promover la cultura sobre el carisma camiliano en términos teológicos y pastorales, cosa que no harán otros, sino nosotros mismos.