• Director: José Manuel Vidal
Turismo
Monasterio de Santo Toribio de Liébana
942.000 peregrinos han traspasado la Puerta del Perdón y 1,2 millones de personas ha llegado a Liébana en este Año Jubilar

Cerca de un millón de peregrinos han pasado por la Puerta del Perdón del monasterio de Santo Toribio con motivo del Año Santo Lebaniego que termina el domingo, con voluntad de dar continuidad a las peregrinaciones a este enclave, que conserva el mayor fragmento de la Cruz de Cristo, el "Lignum Crucis".

El vicario general de la Diócesis de Santander, Sergio Llata, ha destacado que el monasterio de Santo Toribio debe seguir siendo un lugar de peregrinación para adorar el "Lignum Crucis" y ha asegurado que la repercusión que tiene hoy este lugar es tan importante "que negarlo o silenciarlo" no sería natural.

Sergio Llata ha hecho balance junto al vicario pastoral, Ricardo Alvarado, de este Año Santo Lebaniego, que se ha celebrado a la vez que otras cuatro efemérides de estas características en España: el Año Santo de Caravaca de la Cruz, el Año Santo de San Fermín, el Año Santo Vicentino, y el de la Santina.

El vicario general ha destacado que 942.000 peregrinos han traspasado la Puerta del Perdón y 1,2 millones de personas ha llegado a Liébana. Se han editado 15.000 credenciales, de las cuales 12.000 se han repartido a peregrinos que han hecho alguna parte del Camino, y han sido 5.000 los autobuses que se han acercado al monasterio, a lo que hay que sumar las familias y particulares que han ido en sus vehículos.

En este Año Santo Lebaniego destaca la internacionalización que ha adquirido la celebración, ya que ha aumentado el número de peregrinos de fuera de España, y han venido personas de países del Este de Europa, Francia, e Italia, pero también de México, América Latina, Japón, China y Filipinas, entre otros.

El domingo que viene, 22 de abril, se cerrará la Puerta del Perdón con la última misa del peregrino del año que presidirá el obispo de Santander, Manuel Sánchez Monge, y que concelebrarán el obispo de Oviedo, Jesús Sanz, el de León, Julián López, y el de Astorga, Juan Antonio Menéndez. También estarán el obispo de Palencia, Manuel Herrero, anterior vicario general de la Diócesis de Santander, y el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, además del presidente regional, Miguel Ángel Revilla, y otras autoridades.

Para acceder a Santo Toribio ese día se establecerá un sistema de autobuses lanzadera gratuitos a partir de las diez de la mañana, ya que se cerrará la carretera de Potes al monasterio para vehículos particulares. En Potes se habilitarán aparcamientos.

Éste ha sido el 75 Año Jubilar desde que esta efemérides comenzó a celebrarse hace más de 500 años en el monasterio de Santo Toribio de Liébana. El próximo Año Santo Lebaniego se celebra en 2023, cuando el 16 de abril vuelve a caer en domingo.

En este Año Santo Lebaniego ha habido misas de peregrino todos los días en Santo Toribio desde la apertura de la Puerta del Perdón, que tuvo lugar el domingo, 23 de abril de 2017, en una celebración a la que asistieron el arzobispo Osoro, el anterior obispo de Santander y actual arzobispo de Zaragoza, Vicente Jiménez, y el cardenal Blázquez, entre otros.

También estuvo presente la Cofradía de la Vera Cruz, que desde el siglo XII custodia el "Lignum Crucis" y que durante este año ha contribuido a la atención de los peregrinos.

El vicario de la Diócesis ha explicado además que el 5 y 6 de mayo el "Lignum Crucis" de Santo Toribio viajará a la Catedral de Astorga, por la vinculación con esa Diocésis, donde Santo Toribio fue obispo.

Con motivo de este traslado de la reliquia, en Astorga van a preparar una serie de actividades los días 2,3 y 4 de mayo, con conferencias.

Llata ha explicado que la reliquia ha salido del monasterio en ocasiones "muy puntuales", para su restauración y para la Jornada Mundial de la Juventud que tuvo lugar en Madrid en 2011.

Ha destacado que el traslado se produce con medidas extremas de seguridad.

Con motivo del Año Santo Lebaniego se ha grabado un CD de música del sacerdote diocesano y organista Juan Jáuregui, que falleció hace un año, interpretado por la Coral Solvay Ensemble.

También se han celebrado conferencias y se han impulsado exposiciones, y se ha editado y distribuido en las parroquias material relacionado con el Año Santo Lebaniego.

Se inauguró un albergue diocesano de peregrinos en Santillana del Mar y se reabrió el que está situado junto al propio monasterio de Santo Toribio.

(RD/Efe)