Religión Digital

Papa emérito Benedicto XVI

Pide una concepción de Estado que supere estos radicalismos

clipping

Benedicto XVI advierte de que la confrontación entre Estados ateos e islamistas radicales genera una "situación explosiva"

Alaba a las dos grandes figuras polacas: "el cardenal Stefan Wyszynski y san Juan Pablo II"

Redacción, 21 de abril de 2017 a las 17:30
Asegura que tanto el cardenal Wyszynski como el Papa Wojtyla encarnan "el camino hacia el futuro"
Francisco y Benedicto, en el Mater Ecclesiae/>

Francisco y Benedicto, en el Mater Ecclesiae

Benedicto XVI y Fidel/>

Benedicto XVI y Fidel

El pintor Cristóbal Toral junto con su obra 'Secuestro de Benedicto XVI'/>

El pintor Cristóbal Toral junto con su obra "Secuestro de Benedicto XVI"

  • Francisco y Benedicto, en el Mater Ecclesiae
  • Benedicto XVI y Fidel
  • El pintor Cristóbal Toral junto con su obra 'Secuestro de Benedicto XVI'

(José M. Vidal/Agencias).-Por una vez y sin que sirva de precedente, Benedicto XVI ha dejado su vida oculta y escondida, para salir a la palestra y denunciar lo que, a su juicio, resulta una "situación exploxiva": la contraposición entre Estados radicalmente ateos y otros radicalmente islamistas.

El Papa emérito ha hecho estas declaraciones en una carta enviada a los participantes a un simposio en su honor, en Varsovia, con el título, bajo el título 'El concepto del Estado en la perspectiva de la enseñanza del cardenal Joseph Ratzinger', recogidas por el portal católico Zenit.

De este modo en el Simposio en honor de Benedicto XVI, patrocinado por la Fundación Ratzinger y por la agencia católica polaca Kai, que ha sido organizado por los obispos polacos y tiene el patrocinio del presidente de Polonia, Andrzej Duda, Benedicto XVI ha expuesto sus consideraciones acerca del enfrentamiento entre ateísmo y fundamentalismo islámico.

Así, ha pedido a los líderes políticos que desarrollen una concepción de Estado que "pueda superarlos". "Estos radicalismos exigen urgentemente que nosotros desarrollemos una concepción de Estado que convenza, que soporte el enfrentarse con estos desafíos y pueda superarlos", ha subrayado.

Para Benedicto XVI, quienes gobiernan en la actualidad las naciones y las instituciones cristianas tienen la tarea de mirar a dos grandes figuras que "Polonia ha dado a la humanidad: el cardenal Stefan Wyszynski y san Juan Pablo II".

En su mensaje, ha subrayado que estos dos hombres de la Iglesia no solamente han reflexionado sobre tal tema, sino que han cargado sobre sí el sufrimiento y la experiencia viva, y por lo tanto indican el "camino hacia el futuro".

El discurso de apertura del simposio estuvo a cargo del padre Federico Lombardi SJ, presidente de la Fundación Ratzinger, que destacó la profunda convicción de Benedicto XVI de que "el fundamento y la garantía más sólida de un sistema legal, capaz de proteger la dignidad y el valor de la persona humana, está en el reconocimiento del derecho humano a la verdad de un orden moral objetivo, en última instancia, basado en la razón creadora de Dios, y que la negación de Dios o de su olvido, la marginación de la religión de la vida pública y de todo punto de vista de la trascendencia por parte de la cultura, lo que realmente hace es un proceso muy negativo y de grave riesgo para la vida de la sociedad y para la defensa de la dignidad de toda persona humana".

El padre Lombardi señaló que el papa emérito subrayó esta verdad con coraje en varias ocasiones, a costa de no recibir aplausos sino "fuertes oposiciones", pero "con la convicción de que decir eso era su precisa responsabilidad hacia la actual evolución cultural de la sociedad europea y del papel de Europa ante la historia del mundo".

Entonces -recuerda nuevamente el padre Lombardi a propósito del pensamiento de Ratzinger- el Estado y la Iglesia tienen que compartir "el empeño" para llegar a la verdad a través de "la razón humana". Por lo tanto esta última "no tiene que cerrarse en el límite del positivismo sino, justamente para poder encontrar y hacer justicia y lograr la paz en este mundo, tiene que quedarse con confianza y coraje, abierta a los grandes horizontes de lo humano, de su sentido y de sus fundamentos".

Se trata de una positiva colaboración entre la fe y la razón. "En esto -concluye Lombardi- la fe ofrece a la razón su ayuda, y la razón a su vez tutela a la religión del grave riesgo de los integrismos"

 

 



facebook

Religión Digital Edicom, SL CIF B86611894 - C/ Castuera nº 18 1º A - 28047 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@religiondigital.com | Copyleft 2000